China está abierta al mundo, dice el vice primer ministro Liu sobre las inversiones

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
El vice primer ministro Liu cree imposible que China vuelva a la economía planificada
El vice primer ministro Liu cree imposible que China vuelva a la economía planificada   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2023

Por Brenda Goh y Mark John

DAVOS, Suiza, 17 ene -China da la bienvenida a la inversión extranjera y seguirá abriéndose al mundo, dijo el martes su vice primer ministro, Liu He, en un llamamiento explícito a los líderes mundiales en Davos, mientras Pekín trabaja para reactivar su ralentizada economía.

La visita del zar de la economía china a la reunión anual del Foro Económico Mundial en la estación de esquí suiza supone el primer viaje al extranjero de una delegación china de alto nivel desde que Pekín comenzó el mes pasado a abandonar abruptamente las restricciones de su política de “cero contagios”, que protegían a sus 1.400 millones de habitantes del coronavirus.

Sin embargo, esta política también ha aislado a China del resto del mundo durante los últimos tres años, ahogando la inversión extranjera.

Los comentarios de Liu son una de las señales más claras de que China está dispuesta a retomar su compromiso en cuestiones clave y atraer dinero extranjero en su intento de reactivar una economía que el año pasado sólo creció un 3%, uno de sus peores resultados en 50 años, y no alcanzó el objetivo del 5,5%.

“China siempre promoverá la apertura total y mejorará el nivel y la calidad de la apertura”, dijo Liu en un discurso en el que mencionó 11 veces el fortalecimiento de la cooperación internacional y el mantenimiento de la paz mundial.

“Las inversiones extranjeras son bienvenidas en China y la puerta de China no hará sino abrirse aún más”, afirmó.

La visita de la delegación china de alto nivel a Davos también contrastó con la llamativa ausencia en el evento de Rusia, un aliado clave y cuya invasión de Ucrania Pekín se ha negado a condenar. También reflejó el mayor compromiso de Pekín con otros países en las últimas semanas.

Por ejemplo, las relaciones entre Pekín y Canberra han comenzado a descongelarse tras el cambio de Gobierno en Australia, allanando el camino para que China reanude las importaciones de carbón australiano tras tres años de interrupción.

Y en noviembre, el presidente chino, Xi Jinping, y el presidente estadounidense, Joe Biden, se reunieron en la isla indonesia de Bali, donde acordaron medidas de seguimiento, incluida una visita prevista a China del secretario de Estado, Antony Blinken, a principios de 2023.

En Davos, Liu se reunirá con líderes de otros países y miembros de la comunidad empresarial, incluidos directores ejecutivos de empresas financieras, tecnológicas, de consumo e industriales, dijo a Reuters un responsable chino familiarizado con el asunto.

También dijo durante su discurso que se había encontrado con muchos viejos amigos, tras haber asistido por última vez a Davos en 2018. El exsecretario del Tesoro estadounidense Lawrence Summers dijo a Reuters que habló con Liu el lunes durante más de una hora, sin dar más detalles.

El miércoles se reunirá con la secretaria del Tesoro de Estados Unidos, Janet Yellen, en Zúrich, su primer encuentro en persona, aunque se han visto virtualmente en tres ocasiones desde que ella asumió el cargo.

PROPIEDAD Y ESPÍRITUEMPRESARIAL

Las relaciones de China con muchos países importantes, incluido Estados Unidos, se han vuelto más tensas a lo largo de los años de la pandemia del COVID-19, con Pekín y Washington enfrentados en particular en cuestiones que van desde la tecnología hasta Taiwán.

Además de la crisis del COVID-19, la economía china se ha visto afectada por la crisis del sector inmobiliario y por una amplia regulación de sectores que van desde la tecnología a la educación, lo que a su vez ha afectado a la confianza de los inversores extranjeros en China.

En su discurso, Liu se refirió a los esfuerzos de las autoridades chinas por resolver la crisis de liquidez que azota al sector inmobiliario desde mediados de 2020 y afirmó que el país seguiría fomentando el espíritu empresarial y apoyando al sector privado, coincidiendo con las recientes señales de altos responsables chinos de que suavizarían las medidas represivas.

Pekín confía en que la economía china recupere su tendencia normal de crecimiento en 2023 y espera que aumenten las importaciones, la inversión empresarial y el consumo, añadió.

También abogó por una mayor cooperación internacional y dijo, en particular, que debería prestarse más atención al efecto de contagio negativo de las subidas de tipos de los grandes países sobre los mercados emergentes y los países en desarrollo, sin citar nombres.

Preguntado por el fundador del Foro Económico Mundial, Klaus Schwab, sobre la situación actual del COVID-19 en China, Liu dijo que ahora era estable y calificó de sorpresa la velocidad a la que se estaba recuperando.

Tras el levantamiento de las restricciones, China se ha visto afectada por una oleada masiva de casos de COVID-19 que ha vaciado las farmacias, desbordado los hospitales en muchas partes del país y llevado a algunos países a imponer restricciones de entrada a los viajeros procedentes de China.

Para recibir actualizaciones diarias sobre Davos en su correo electrónico, suscríbase al boletín diario de Reuters aquí: