El jefe de Wagner arremete contra el Kremlin por no bloquear YouTube

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
El jefe de Wagner arremete contra el Kremlin por no bloquear YouTube
El jefe de Wagner arremete contra el Kremlin por no bloquear YouTube   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2023

18 ene – El cada vez más prominente jefe del grupo militar privado ruso Wagner apuntó el miércoles contra la administración del Kremlin por no bloquear la plataforma de intercambio de vídeos YouTube, propiedad de Estados Unidos.

“YouTube es la plaga de la información de nuestro tiempo”, dijo Yevgeny Prigozhin en un comunicado publicado en su canal de Telegram, alegando, sin pruebas, que el 40% de los vídeos de la plataforma estaban “politizados y dirigidos contra Rusia”.

En su opinión, hay dos razones por las que no se ha prohibido en Rusia, que ha tomado medidas drásticas contra los medios de comunicación extranjeros desde que invadió Ucrania en febrero: que supuestamente es indispensable para los ciudadanos de a pie y, principalmente, para la oposición a la administración del presidente Vladimir Putin.

“Tenemos un gran número de personas en la plaza Staraya, en la Administración Presidencial, que solo piensan en una cosa: ojalá Rusia perdiera la guerra cuanto antes, ojalá los estadounidenses vinieran a regularnos cuanto antes”, dijo Prigozhin.

“Quienes se oponen al bloqueo de YouTube son, en mi opinión, traidores a su pueblo y a su país, traidores a las generaciones anteriores y futuras de rusos. Viven en el extranjero, se van de vacaciones al extranjero, crían a sus hijos en el extranjero, proclaman valores elevados pero, sin embargo, apoyan a Occidente de todas las formas posibles y se alimentan de él.”

La tensión entre Prigozhin y el Gobierno estalló el pasado viernes, cuando el Ministerio de Defensa reivindicó la toma de la ciudad ucraniana de Soledar, pero no mencionó el papel de Wagner, una milicia a sueldo que opera al margen de la cadena de mando del ejército y que ya había publicado una foto de Prigozhin y sus combatientes en la mina de sal de Soledar.

Prigozhin criticó públicamente los intentos de minimizar el papel de Wagner y menospreciar sus logros, y el ministerio publicó posteriormente una actualización en la que elogiaba las “acciones valientes y desinteresadas” de los combatientes de Wagner. El Kremlin negó que hubiera desavenencias.

Prigozhin, a veces llamado “el chef de Putin” por los contratos de su empresa de catering con el Kremlin, había negado hasta el otoño pasado cualquier relación con Wagner, que según autoridades rusas tiene contratos militares y mineros en África y está activa en Siria.

Sin embargo, la invasión de Ucrania y los fracasos repetidos del ejército ruso en una campaña que dura ya casi 11 meses, le animaron a entrar en una arena pública donde la mayoría de las voces disidentes son rápidamente acalladas por las autoridades, presentándose como un patriota despiadado y eficaz.

Con unos 90 millones de usuarios mensuales en Rusia, YouTube, que pertenece al igual que Google a Alphabet, es extremadamente popular y desempeña un papel importante en la economía digital. Aunque Rusia cuenta con versiones nacionales de otras redes sociales, aún no ha surgido una alternativa viable a YouTube a esa escala.

Rusia ha bloqueado otras redes sociales extranjeras, como Instagram y Facebook, pero a pesar de los meses de multas y amenazas contra YouTube por no eliminar contenidos que Moscú considera ilegales y por restringir el acceso a algunos medios de comunicación rusos, no ha llegado a asestar un golpe mortal al servicio de alojamiento de vídeos.