Francia y Alemania escenifican su "amistad" y evitan comprometerse con el envío de tanques a Ucrania

Access to the comments Comentarios
Por Juan Carlos De Santos Pascual  con EFE y AFP
El canciller alemán, Olaf Scholz, y el presidente francés, Emmanuel Macron
El canciller alemán, Olaf Scholz, y el presidente francés, Emmanuel Macron   -   Derechos de autor  Benoit Tessier/Copyright 2023 The AP. All rights reserved.

Aplausos y sonrisas en el palacio del Elíseo donde Francia y Alemania han celebrado una cumbre bilateral con motivo del 60 aniversario del Tratado de amistad que lleva el mismo nombre del edificio. 

Es la imagen con la que parecen dar carpetazo a un año de roces y a una semana de tensiones entorno al envío de tanques a Ucrania y que ha terminado con ambos dando evasivas respecto al envío de los Leopard o los Leclerc. 

Al menos ha acabado según la ministra de exteriores alemana con la concesión del permiso a Polonia para que envíe los Leopard alemanes. El canciller y el presidente frances hablaron repetidamente de su "amistad". 

Presentaron la extensión a Alemania del proyecto franco-portugués-español del hidroducto H2MED.

Definieron una "línea comun" en favor de una respuesta ambiciosa y rápida a las subvenciones estadounidenses en el ámbito de la transición energética y acordaron fomentar la gratuidad del transporte en tren para los jóvenes de ambos países con billetes binacionales gratuitos.

Sin embargo, a pesar de reiterar repetidamente las convergencias entre ambos, no ocultaron sus diferencias entorno al origen de la tecnología que tendría que formar parte escudo antimisiles europeo. 

Berlín quiere implantar el escudo antimisiles con las tecnologías israelíes y estadounidenses existentes, mientras que París aboga por una solución europea, basada en un sistema franco-italiano.

El Presidente francés dijo que esperaba trabajar "en las próximas semanas" con Alemania y Polonia en particular para intentar desarrollar una "estrategia común" y "avanzar hacia la máxima soberanía tecnológica e industrial" en esta materia.

Alemania se suma a la interconexión H2Med

"Hemos decidido alargar 'H2Med', que gracias a fondos europeos une Portugal, España y Francia, a Alemania, que será un socio en la infraestructura de este proyecto", manifestó Macron en el acto que culmina la Cumbre franco-alemana que buscó dar carpetazo a las tensiones entre París y Berlín de 2022.

Macron señaló, en una comparecencia conjunta con el canciller alemán, Olaf Scholz, al término de la cumbre, que hay "una voluntad" para promover el hidrógeno verde a nivel europeo.

En sentido, el mandatario francés recordó que este proyecto es más viable que el MidCat, el plan que defendían originalmente España y Portugal para el transporte de gas.

"El MidCat no era la buena estrategia, que era para transportar gas y que cruzaba los Pirineos, ahora es la buena estrategia, que pasa por el Mediterráneo", consideró.

Scholz, quien en su momento respaldó el MidCat y durante unos trató de "convencer" a Macron de culminarlo, consideró ahora que el hidroducto "es un buen proyecto de futuro" y valoró además su "buen anclaje europeo", por aunar a sus socios españoles y portugueses, además de franceses.

Francia, España y Portugal habían acordado en la cumbre euromediterránea de Alicante, el pasado 9 de diciembre, la construcción de ese hidroducto submarino entre Barcelona y Marsella.

Ese acuerdo permitirá el transporte de hidrógeno verde por Europa en un contexto de búsqueda de alternativas a las fuentes de energía contaminantes, en momentos de crisis por la guerra de Ucrania.

El proyecto incluye dos infraestructuras transfronterizas, una entre Celorico da Beira (Portugal) y Zamora, y otra submarina, entre Barcelona y Marsella, así como dos ejes troncales.

El macroproyecto, que será financiado hasta en el 50% por fondos europeos, permitirá llevar hidrógeno obtenido con energías renovables a la UE.

En un comunicado, el Gobierno español anunció también que Alemania se unirá al proyecto y dijo que "H2Med estará en funcionamiento en 2030 y se espera que sea capaz de transportar desde España 2 millones de toneladas de hidrógeno verde al año, lo que representará el 10% del total consumido por la UE".

"En 2050 se estima que el 20% de toda la energía en Europa será hidrógeno renovable", indicó el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico de España.