Mapa de la guerra | Las tropas rusas siguen su avance hacia una Bajmut casi en ruinas

Access to the comments Comentarios
Por Oleksandra Vakulina  & Euronews en español
Sasha Vakulina / Euronews
Sasha Vakulina / Euronews   -  Derechos de autor  Euronews

Las fuerzas ucranianas se aferran a sus posiciones en la casi totalmente destruida ciudad oriental de Bajmut, bajo constante ataque de las tropas rusas, que buscan declarar su primera gran victoria en más de medio año.

Las fuerzas rusas avanzan hacia Bajmut

Las fuerzas rusas atacaron por tierra los alrededores de Bajmut el uno de marzo. El estado mayor ucraniano ha informado de que siguen avanzando en dirección de Bajmut y atacaron la propia ciudad.

Imágenes geolocalizadas confirman que las fuerzas rusas hicieron avances sobre los suburbios del sur.

Blogueros de guerra rusos o "milblogguers" aseguran que combatientes del Grupo Wagner han consolidado el control de las afueras de Yahidne, a un kilómetro al noroeste de Bajmut, y que se están moviendo al sudoeste hacia Jromove. Aunque las fuerzas ucranianas retienen el acceso a la ruta Jromove-Bajmut.

Las tropas ucranianas tienen la opción de retirarse

Mientras algunas fuentes rusas mantienen que la situación en Bajmut está empeorando para las tropas ucranianas, el líder del grupo Wagner Yevgueni Prigozhin afirma que Ucrania está transfiriendo un gran número de reservas a la zona.

Las autoridades ucranianas siguen insistiendo en que sus tropas tienen la opción de llevar a cabo una retirada controlada de Bajmut si lo consideran oportuno.

El deshielo jugará a favor de las tropas ucranianas

El ministerio de Defensa británico apunta que la meteorología podría estar del lado ucraniano. Dice que mientras las fuerzas ucranianas prosiguen su defensa de Bajmut, en el oblast de Donetsk, el aumento de las temperaturas está creando barro, limitando los movimientos a campo través. Esto suele dar cierta ventaja militar a las fuerzas defensoras.

Es casi seguro de que a finales de marzo, los movimientos a campo través tendrán las mayores dificultades con el final del deshielo. Esto aumentará los problemas para las operaciones terrestres y complicará el movimiento de los vehículos blindados más pesados.