Biden, Sunak y Albanese acuden a San Diego en busca de un acuerdo sobre submarinos nucleares

El Primer Ministro británico Rishi Sunak, a la izquierda, estrecha la mano del Primer Ministro australiano Anthony Albanese, en la marisquería Lionfish, en San Diego.
El Primer Ministro británico Rishi Sunak, a la izquierda, estrecha la mano del Primer Ministro australiano Anthony Albanese, en la marisquería Lionfish, en San Diego. Derechos de autor Leon Neal/AP
Derechos de autor Leon Neal/AP
Por Santiago Martin Martinez con AP y AFP
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

El objetivo de esta reunión es el anuncio de un acuerdo para proporcionar a Australia submarinos de propulsión nuclear.

PUBLICIDAD

El presidente de Estados Unidos (EE. UU.), Joe Biden, viaja a San Diego, California, junto con el primer ministro de Australia, Anthony Albanese, y el primer ministro de Reino Unido, Rishi Sunak; con motivo de la asociación nuclear conocida como Aukus (acrónimo en inglés de los tres países).

El objetivo de esta reunión es el anuncio de un acuerdo para proporcionar a Australia submarinos de propulsión nuclear. Estos son difíciles de detectar, pueden recorrer largas distancias durante largos periodos y pueden transportar sofisticados misiles de crucero.

Según los medios de comunicación australianos, la construcción de estos submarinos nucleares generará unos 20 000 puestos de trabajo en los próximos 30 años. Así lo explica el análisis gubernamental que ha citado el medio Australian Financial Review.

Camberra ha descartado la adquisición de armas nucleares, pero la adquisición de este tipo de submarinos transformaría su papel en la alianza con EE. UU.

Según informan los medios de comunicación estadounidenses, Biden anunciará un plan a largo plazo y en varias fases para convertir a Australia en socio de pleno derecho de una tecnología nuclear secreta que antes sólo compartía con el Reino Unido, su aliado histórico.

Según el Washington Post, en la próxima década se venderán a Australia hasta cinco submarinos nucleares de la clase Virginia. A continuación, se espera que Camberra y Londres desarrollen un nuevo modelo de submarino con tecnología estadounidense, denominado SSN-AUKUS, con entrega en la década de 2040.

Aukus, una respuesta a la influencia de China en el Pacífico

La reunión de los tres países surge 18 meses tras la creación de Aukus y el esperado acuerdo representaría una cooperación sin precedentes en respuesta a la creciente influencia de China en el Indo-Pacífico.

El plan tardará años en materializarse, pero marca un cambio de ambición por parte de Australia y Estados Unidos al ver cómo se expande el poder militar de China.

Mientras tanto, China ha alegado que el acuerdo Aukus viola el Tratado de No Proliferación Nuclear, argumentando que la transferencia de materiales para armas nucleares de un Estado poseedor de armas nucleares a otro que no las posee es una violación "flagrante" del espíritu del pacto.

"Pedimos a Estados Unidos, Gran Bretaña y Australia que abandonen la mentalidad de la Guerra Fría y los juegos de suma cero" y "hagan más para promover la paz y la estabilidad regionales", dijo Mao Ning, portavoz del Ministerio de Exteriores chino.

La semana pasada, el presidente chino, Xi Jinping, en una rara crítica directa, también culpó a Estados Unidos de arrastrar a los países occidentales a "una política de contención, cerco y represión contra China".

Como respuesta, Washington afirma que Pekín preocupa a los países de Asia-Pacífico amenazando a Taiwán, al tiempo que subraya el riesgo que suponen los crecientes lanzamientos de misiles por parte de Corea del Norte.

Además, las autoridades australianas han rebatido las críticas, argumentando que están trabajando para adquirir submarinos de propulsión nuclear y no nucleares.

Crisis diplomática con Francia

La creación de la alianza Aukus, con la anulación por Camberra del contrato de adquisición de 12 submarinos franceses como corolario, dio lugar a una crisis diplomática con Francia en 2021.

El asunto se ha calmado desde entonces, no sin intensas secuencias diplomáticas entre París, Washington, Londres y Camberra, incluida una visita de Estado del presidente francés Emmanuel Macron a Estados Unidos a principios de diciembre.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

La moneda iraní se desploma por las protestas antigubernamentales y la falta de acuerdo nuclear

Ucrania | Un año de guerra, ¿qué pasará ahora? Del rearme a la amenaza nuclear

Estudiantes propalestinos provocan el caos en las universidades de EE.UU. tras detenciones masivas