¿Qué ocurriría realmente si Ucrania ingresara en la UE?

La adhesión de Ucrania a la Unión Europea es una cuestión espinosa.
La adhesión de Ucrania a la Unión Europea es una cuestión espinosa. Derechos de autor AFP
Por Joshua Askew
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button

La adhesión de Ucrania tendría graves y profundas consecuencias para el bloque.

PUBLICIDAD

En cualquier caso, lo más probable es que Ucrania no se adhiera a la UE a corto plazo.

Aquejada de profundos problemas estructurales, por no hablar de la invasión rusa, el país podría tardar muchos años en estar preparada, con independencia de dónde se halle su corazón.

Sin embargo, la adhesión de Ucrania es un tema candente, con debates acalorados entre analistas y responsables políticos sobre lo que significaría en la práctica la entrada de la asediada nación en el redil.

'El centro de gravedad se trasladará al este'

Con unos 40 millones de habitantes, Ucrania se convertiría en el quinto mayor miembro de la Unión y el más extenso en superficie si se adhiriera a ella.

Según el profesor Michael Keating, de la Universidad de Aberdeen (Escocia), esto tendría importantes implicaciones geopolíticas y allanaría el camino para un nuevo eje Varsovia-Kiev que podría rivalizar con el tradicional París-Berlín.

Dado que el "viejo motor franco-alemán ya no es lo que era... podríamos asistir sin duda a un gran cambio en el equilibrio de poder dentro de la UE", declaró a Euronews, aunque Ucrania en sí no sería "muy poderosa".

La ampliación podría poner aún más en peligro la unidad y cohesión del club de los 27 Estados miembros.

"Cuanto más crece la Unión Europea, más difícil resulta tomar decisiones y emprender acciones colectivas", afirmó Keating.

Dentro de la UE ya existen importantes disputas entre los Estados occidentales y meridionales, orientales y septentrionales, sobre la naturaleza del bloque y sus objetivos.

Los miembros relativamente nuevos Hungría y Polonia, que ingresaron en 2004, han sido una piedra en el zapato de Bruselas, que los ha sancionado por socavar el Estado de Derecho y la democracia.

VOLODYMYR SHUVAYEV/AFP
El movimiento de protesta ucraniano Euromaidán se desencadenó después de que el ex Presidente Víktor Yanukóvich abandonara el acuerdo con la UE.VOLODYMYR SHUVAYEV/AFP

El dinero también importa.

Incluso antes de que la guerra hiciera polvo su economía, Ucrania era uno de los países más pobres de Europa.

En 2021 tenía un PIB per cápita de 4.800 dólares (4451 euros), más de diez veces menos que economías europeas avanzadas como Reino Unido, Francia y Alemania.

Según Jolyon Howorth, catedrático de Política Europea, integrar a un país tan maltrecho y magullado costaría una "cantidad horrenda".

Además, podría poner a prueba las finanzas de la UE y desviar fondos de los Estados miembros más pobres, como Polonia, Grecia, Hungría y Rumanía, todos ellos receptores netos de fondos en 2022.

Pero esto ya ha ocurrido antes.

A pesar de las "pequeñas quejas" de los perdedores, Keating afirma que la financiación de la UE ha cambiado históricamente, desplazándose hacia el este y el sur cuando la UE se amplió en 2004 y 2007.

"Es parte del proceso normal de ajuste", dijo a Euronews. "Están perdiendo financiación porque están desarrollándose. No es un gran problema".

PUBLICIDAD

"Es un poco difícil quejarse de que uno se hace más rico".

La retórica del 'fontanero polaco'

A largo plazo, Ucrania podría cosechar beneficios económicos, sobre todo atrayendo inversión extranjera, si es admitida en la UE, el bloque comercial más rico del planeta.

Además, la necesidad de cumplir los criterios de elegibilidad de la UE podría incentivar al país a abordar problemas estructurales profundamente arraigados, como la corrupción, un mal endémico en Ucrania.

Pero Keating lanza una advertencia.

En muchos Estados, la adhesión a la UE ha aumentado las desigualdades regionales.

PUBLICIDAD

Los habitantes de los alrededores de Vilna, la capital lituana, por ejemplo, tienen un PIB per cápita casi tres veces superior al de la región más pobre del país.

Esto es posible en Ucrania, según Keating. Con la inversión concentrada en torno a Kiev, las regiones del este -donde "las tensiones políticas son mayores"- podrían quedar aún más "marginadas económicamente".

"Eso podría ser un problema", afirmó. "Sería necesario establecer políticas para garantizar que no haya demasiada división en el país en lo que respecta a la economía y la riqueza".

VOLODYMYR SHUVAYEV/AFP
Ucrania destruida o dañada por los ataques rusosVOLODYMYR SHUVAYEV/AFP

En un plazo más inmediato, Howorth afirma que es "casi inevitable" que se produzcan flujos migratorios fuera de Ucrania.

Cualquier afluencia masiva de trabajadores ucranianos corre el riesgo de crear una posible reacción política en los actuales Estados miembros, independientemente de su contribución económica.

PUBLICIDAD

El Reino Unido, que experimentaba un auge en aquel momento, fue una de las únicas economías importantes que no limitó el número de trabajadores de Europa del Este, y la inmigración se convirtió más tarde en un tema enormemente polémico dentro de la votación del Brexit.

Y ello a pesar del impacto económico positivo de los inmigrantes europeos en el país.

Pero Keating afirmó: "Eso ya ha ocurrido. Polonia estaba llena de ucranianos, incluso antes de la guerra".

"Los mercados laborales de los países occidentales necesitan a estos trabajadores", continuó, aunque reconoció que "la economía y la política no siempre están alineadas".

¿Cuáles son los límites de Europa?

En la revista política británica New Statesman, el ensayista Jeremy Cliffe afirmó que dejar a Ucrania a la intemperie sería algo peligroso, que posiblemente invitaría a nuevos conflictos.

PUBLICIDAD

"Imagine una Ucrania desgastada estructural e industrialmente por años de guerra; su economía estancada y la inversión escasa; un Estado fallido a cámara lenta; sus votantes y líderes resentidos con una UE que no cumplió sus promesas".

" En comparación con este escenario, los retos de la rápida ampliación de la UE no resultan tan irrealizables", añadió.

La invasión rusa ha disparado el apoyo de los ucranianos a la adhesión a la UE.

Según una encuesta del Instituto Internacional de Sociología de Kiev, el 92% quiere entrar en el club en 2030. Antes del conflicto, sólo el 67% decía que votaría sí en un referéndum de adhesión.

VOLODYMYR SHUVAYEV/AFP
El movimiento de protesta ucraniano Euromaidán se desencadenó después de que el ex Presidente Víktor Yanukóvich abandonara el acuerdo con la UE.VOLODYMYR SHUVAYEV/AFP

Los debates en torno a la adhesión de Ucrania a la UE plantean en última instancia profundas cuestiones existenciales sobre el propio bloque.

PUBLICIDAD

"Las ampliaciones ponen constantemente en tela de juicio la razón por la que lo hacemos", dijo Howorth. "¿Cuál es el propósito de una mayor expansión? ¿Lo hacemos porque sí? ¿Se puede seguir ampliando más o menos indefinidamente?".

"Si se adopta esa lógica de que la Unión Europea puede seguir ampliándose, cada vez más, entonces la cosa se nos va rápidamente de las manos".

De nuevo apuntó a las "divisiones no resueltas" entre los Estados miembros sobre lo que es realmente la Unión, diciendo que está viajando hacia lo desconocido, sin un propósito claro.

"Nunca hemos definido nuestro destino. Simplemente hemos dicho que hacia allí nos dirigimos. Y creo que con la posible adhesión de Ucrania, necesitamos tener una respuesta mucho más clara a esa pregunta: ¿Qué sentido tiene todo esto?".

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Ucrania | Varios muertos en un ataque ruso con drones en la región de Kiev

Bulgaria se retira del envío conjunto de armas para Ucrania

La UE y Estados Unidos anuncian nuevos paquetes de munición para Ucrania