Los países del G7 y la ONU reclaman un alto al fuego en Sudán tras días de combates mortales

Aviones destruidos en el aeropuerto internacional de Jartum, Sudán, el lunes 17 de abril de 2023.
Aviones destruidos en el aeropuerto internacional de Jartum, Sudán, el lunes 17 de abril de 2023. Derechos de autor AP/MAXAR TECHNOLOGIES
Por Amaranta Zermeno Jimenez con AP, AFP, EFE
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

Los ministros de Exteriores del G7 condenaron enérgicamente los enfrentamientos y reclamaron un alto al fuego y el regreso al diálogo.

PUBLICIDAD

Alrededor de 185 personas han muerto y más de 1 800 han resultado heridas en tres días de enfrentamientos en Sudán, según la informes de la ONU. Tanto el ejército como el grupo paramilitar llamado Fuerzas de Apoyo Rápido (RSF) afirman controlar lugares clave de Jartum.

El embajador de la UE en Sudán, Aidan O'Hara, ha sido agredido en su domicilio de Jartum. El diplomático irlandés no resultó "gravemente herido"

El jefe de la política exterior de la UE, Josep Borrell, tuiteó que la seguridad de los locales diplomáticos y del personal era una "responsabilidad primordial" de las autoridades sudanesas.

Soldados y civiles sudaneses celebran la toma de una base de las fuerzas leales a Mohamed Hamdan Daglo, al mando de las paramilitares Fuerzas de Apoyo Rápido (RSF).

"Condeno enérgicamente el estallido de enfrentamientos que está teniendo lugar en Sudán, y hago un llamamiento a los líderes de las Fuerzas Armadas Sudanesas y de las Fuerzas de Apoyo Rápido para que cesen inmediatamente las hostilidades, restablezcan la calma e inicien un diálogo para resolver la crisis. La situación ya ha provocado horrendas pérdidas de vidas, entre ellas las de muchos civiles", declaró António Guterres, secretario general de las Naciones Unidas.

La explosión de violencia ha sumido en el caos a una veintena de hospitales de la capital y de la vecina ciudad de Omdurman. La Organización Mundial de la Salud informó de que en muchos hospitales había escasez de sangre, equipos de transfusión, líquidos intravenosos, suministros médicos y otros productos básicos para salvar vidas.

Un alto al fuego general

Los ministros de Exteriores del G7 condenaron enérgicamente los enfrentamientos en Sudán y reclamaron un alto al fuego y el regreso al diálogo para "restaurar la transición democrática".

Los cancilleres de Japón, Alemania, Canadá, Francia, Italia, Reino Unido y Estados Unidos hicieron énfasis en la protección de los civiles en la zona, incluyendo el personal diplomático y humanitario.

El Gobierno de México expresó también su "profunda preocupación" por los violentos acontecimientos y se unió al llamado de la ONU para pedir un cese al fuego.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Sudán | Los sangrientos combates amenazan con extenderse a zonas de civiles muy pobladas

El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas aprueba un alto el fuego en Sudán por el Ramadán

La guerra en Sudán está provocando la mayor crisis de hambre del mundo