EventsEventosPodcasts
Loader
Encuéntranos
PUBLICIDAD

El ataque de un grupo ligado al Dáesh causa al menos 41 muertos en una escuela en Uganda

Imagen de la escuela en la que se produjo el ataque
Imagen de la escuela en la que se produjo el ataque Derechos de autor AP
Derechos de autor AP
Por euronews con EFE/AFP
Publicado Ultima actualización
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

El atentado se produjo cerca de la frontera con la República Democrática del Congo donde suele actuar el grupo yihadista ADF; los terroristas preguntaron si había musulmanes y ante la respuesta negativa atacaron a los presentes con machetes y hachas

PUBLICIDAD

Al menos 41 personas, entre ellas 38 estudiantes, murieron la pasada noche en un ataque contra una escuela en el oeste de Uganda cometido por las Fuerzas Democráticas Aliadas (ADF), grupo rebelde de lazos difusos con el autodenominado Estado Islámico, informó este sábado la Policía ugandesa.

El "ataque terrorista" se produjo en la escuela de Lhubirira, en la localidad de Mpondwe, a unos dos kilómetros de la frontera con la República Democrática del Congo (RDC), indicó la Policía en un comunicado publicado en su cuenta de la red social Twitter.

"Se quemó un dormitorio y se saqueó una tienda de alimentos", señalaron las fuerzas del orden que añaden que hay también varios heridos que fueron hospitalizados.

La Policía afirmó asimismo que, junto con el Ejército ugandés, iniciaron una "intensa persecución" de los atacantes hacia el congoleño parque nacional de Virunga.

El portavoz del Ejército, brigadier general Felix Kulayigye, señaló en su cuenta de Twitter que los atacantes secuestraron a un número indeterminado de personas.

"Nuestras fuerzas persiguen al enemigo para rescatar a los secuestrados y destruir a este grupo" rebelde, dijo Kulayigye.

"Los rebeldes preguntaron por musulmanes entre los estudiantes, pero no había ninguno", declaró al periódico el alumno Mumbere Bright, que sobrevivió al ataque en el dormitorio ocultándose entre los cadáveres de otros estudiantes asesinados. 

"Los rebeldes dijeron que no matan a compañeros creyentes. Mataron a todos los estudiantes a la vista usando machetes, hachas y objetos afilados", añadió Bright.

En un mensaje en Twitter, el Gobierno de Uganda trasladó su "más sentido pésame a las familias y seres queridos de los difuntos que fueron brutalmente atacados y asesinados por los rebeldes de las ADF", en un "acto de violencia sin sentido".

El líder de la oposición ugandesa, el excantante Robert Kyagulanyi, más conocido como Bobi Wine, también envió su "más sentido pésame" a las familias de las víctimas y manifestó su esperanza de que "las investigaciones puedan comenzar en serio para que los autores de este crimen enfrenten la justicia".

Las Fuerzas Democráticas Aliadas son un grupo rebelde de origen ugandés, pero en la actualidad tienen sus bases en las provincias congoleñas de Kivu del Norte y la vecina Ituri, cerca de la frontera que la RDC comparte con Uganda.

Sus objetivos son difusos, más allá de su vinculación con el Dáesh, al que juraron lealtad en 2019 y que los presenta como su rama en África Central.

Aunque expertos del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas no hallaron pruebas de un apoyo directo del  Dáesh a las ADF, Estados Unidos las identifica desde marzo de 2021 como "una organización terrorista" afiliada al grupo yihadista.

A principios de marzo, Washington anunció que ofrecía una recompensa de hasta 5 millones de dólares por cualquier información que pudiera conducir hasta su líder, un ugandés de unos cuarenta años llamado Musa Baluku.

Según el Barómetro de la Seguridad de Kivu, las ADF, sus siglas en inglés, son responsables de al menos 3 850 muertes en 730 ataques perpetrados en la República Democrática del Congo desde 2017.

Además, las autoridades ugandesas han acusado al grupo de organizar ataques dentro de su territorio, incluidos dos atentados suicidas en Kampala en noviembre de 2021 y asesinatos por parte de motoristas armados contra altos funcionarios.

Para terminar con las ADF, los ejércitos de la RDC y Uganda empezaron en noviembre de 2021 una operación militar conjunta en suelo congoleño que sigue en curso, si bien los ataques rebeldes no han cesado.

Desde 1998, el este de la RDC está sumido en un conflicto alimentado por las milicias rebeldes y el Ejército, pese a la presencia de la misión de la ONU en la RDC (Monusco), con unos 16 000 uniformados sobre el terreno.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

En riesgo la acogida universal de refugiados de Uganda por falta de financiación

Dáesh asume la autoría del atentado contra una iglesia cristiana en RDC

Italia exige respuestas a la ONU sobre el asesinato de su embajador y el carabinero en la RDC