EventsEventosPodcasts
Loader
Encuéntranos
PUBLICIDAD

Egipto | Condenan a tres años de cárcel a un activista cristiano por divulgación de noticias falsas

Patrick Zaki, con su hermana, cuando fue excarcelado en 2021, a la espera de ser juzgado
Patrick Zaki, con su hermana, cuando fue excarcelado en 2021, a la espera de ser juzgado Derechos de autor Czarek Sokolowski/Copyright 2023 The AP. All rights reserved
Derechos de autor Czarek Sokolowski/Copyright 2023 The AP. All rights reserved
Por euronews con EFE/AFP
Publicado Ultima actualización
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button

Patrick Zaki ya pasó año y medio en prisión preventiva, donde fue torturado, y tras ser excarcelado en 2021 estaba a la espera del juicio; había denunciado la marginación de la minoría cristiana a la que pertenece que representa alrededor del 10 % de la población egipcia

PUBLICIDAD

Un tribunal de emergencia egipcio condenó este martes a tres años de prisión a Patrick Zaki, estudiante egipcio de la Universidad de Bolonia (norte de Italia) y arrestado en Egipto en febrero del 2020 bajo la acusación de divulgar noticias falsas y cometer actos de "terrorismo", informó una ONG.

"El Tribunal de Emergencia de Seguridad del Estado sentenció a tres años de prisión al investigador de la Iniciativa Egipcia de Derechos Personales, (EIPR, por sus siglas en inglés) por escribir un artículo de opinión publicado en 2020", dijo el director de la ONG, Hossam Bahgat, en su cuenta oficial de Twitter.

La fuente indicó que Zaki fue arrestado en el mismo tribunal y trasladado inmediatamente a prisión, y añadió que la sentencia no puede ser apelada ya que fue fallada por un tribunal de emergencia.

Estos tribunales fueron instaurados mientras Egipto se encontraba en estado de emergencia y aunque fue levantado en 2021, los casos que comenzaron anteriormente siguen juzgándose bajo estas instancias judiciales.

Zaki cursaba en Bolonia un máster internacional sobre Estudios de Género en el marco del programa de intercambio "Erasmus Mundus" cuando fue detenido.

Manifestación en Bolonia, Italia, donde Zeki cursaba sus estudios para pedir su liberación
Manifestación en Bolonia, Italia, donde Zeki cursaba sus estudios para pedir su liberaciónMassimo Paolone/LaPresse

El 7 de febrero de 2020, cuando regresaba a su país para pasar unos días de vacaciones, fue arrestado en el aeropuerto de El Cairo y acusado de presunta divulgación de noticias falsas en las redes sociales, de incitar a protestas no autorizadas y de cometer actos de terrorismo, entre otros cargos.

En 2021, fue excarcelado tras pasar un año y medio en prisión preventiva donde fue "golpeado y torturado con electricidad", según activistas de derechos humanos. Desde entonces, lleva esperando el juicio, que se ha ido retrasando en numerosas ocasiones. Durante su encarcelación, el Senado de Roma, le otorgó la nacionalidad italiana.

Hace unos días, Zaki anunció haber aprobado el máster tras hacer la defensa de su tesis por vía telemática desde El Cairo.

Zaki se dedicaba a defender los derechos LGTBI y otros colectivos perseguidos en Egipto a través de la ONG Iniciativa Egipcia para los Derechos Personales (EIPR, por sus siglas en inglés) y sus partidarios creen que detrás de su detención se encuentra un artículo que escribió sobre la situación de los coptos en Egipto, minoría cristiana a la que pertenece, que representa alrededor del 10 % de la población y que históricamente ha sufrido marginación y persecución y ha sido blanco de numerosos atentados.

Los activistas coptos afirman periódicamente ser víctimas de discriminación, alegando dificultades para construir o renovar iglesias y, sobre todo, para acceder a la función pública.

La condena de Patrick Zaki en pleno diálogo nacional, iniciado a principios de mayo para debatir todas las cuestiones controvertidas a menos de un año de las elecciones presidenciales, ha conmocionado a los activistas de derechos humanos.

Peor bajo Al Sisi que con Mubarak

Durante 'el reinado' de tres décadas del autócrata Hosni Mubarak (1981-2011), las libertades se restringieron para los intelectuales, pero han disminuido aún más desde que el presidente Abdel Fatah Al Sisi llegó al poder en 2014.

Egipto ocupa el último lugar en el índice de libertad académica, junto con Arabia Saudí, Turquía y China.

Desde 2014, las autoridades han llevado a cabo una implacable represión de académicos, así como de periodistas, artistas, abogados, sindicalistas y otros activistas políticos.

Cientos de estudiantes y académicos fueron detenidos ya en 2013 por sus ideas islamistas, y una docena de investigadores están en prisión por su trabajo, según la Asociación para la Libertad de Pensamiento y Expresión.

En 2016, el caso del joven investigador italiano Giulio Regeni, cuyo cadáver mutilado apareció muerto en El Cairo, creó malestar en la comunidad investigadora egipcia.Regeni, que estaba destinado en la Universidad de Cambridge, había estado trabajando sobre los sindicatos, un tema muy delicado en Egipto.

Mural en Roma con la imagen de Patrick Zeki y del italiano Giulio Regeni, hallado muerto en El Cairo
Mural en Roma con la imagen de Patrick Zeki y del italiano Giulio Regeni, hallado muerto en El CairoGregorio Borgia/Copyright 2020 The AP. All rights reserved.

En 2022, la muerte bajo custodia del economista egipcio Ayman Hadhoud también despertó malestar en Estados Unidos, príncipal aliado del general Al Sisi que llegó al poder mediante un golpe de estado en 2013 tras derrocar al único presidente democráticamente elegido en Egipto, el islamista Mohamed Morsi, fallecido en 2019 cuando estaba encarcelado.

Al Sisi ganó las elecciones presidenciales de 2014 y 2018, en ambos casos con el 97 % de los votos.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Llega a Italia el activista egipcio George Zaki tras ser puesto en libertad

Detenido el último candidato opositor a Al Sisi en Egipto

La policía egipcia reprime una gran manifestación contra Al Sisi en El Cairo