EventsEventosPodcasts
Loader

Encuéntranos

PUBLICIDAD

Francia pide a sus conductores enfriar sus automóviles en medio de la nueva ola de calor

Muchas regiones del sur de Europa ya están acostumbradas al calor de más de 40 grados.
Muchas regiones del sur de Europa ya están acostumbradas al calor de más de 40 grados. Derechos de autor OLIVIER CHASSIGNOLE/AFP or licensors
Derechos de autor OLIVIER CHASSIGNOLE/AFP or licensors
Por Euronews con AFP
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

Muchos científicos y agencias europeas dicen que este julio fue el más caluroso de todos los tiempos.

PUBLICIDAD

En muchos países europeos, oleadas de turistas que se van al sur o regresan a casa se encuentran con una nueva ola de calor. 

En Francia, en particular, los tableros de visualización en las carreteras constantemente piden a los conductores que se detengan con más frecuencia, para enfriar, rehidratar y enfriar sus automóviles. Ya que el riesgo de sobrecalentamiento del motor se incrementa significativamente en estos días. Muchas áreas de descanso ofrecen botellas de agua gratis para las personas y sus mascotas.

"Nuestro objetivo es animar a nuestros conductores a parar y tomar descansos más frecuentes. Un poco más para hidratar, para hacer un balance de la situación, y para protegerse contra el riesgo de sobrecalentamiento del motor", dice Idris Guirous, director de distrito (Val de Saône), y del servicio de seguridad vial (APRR).

Muchas regiones del sur de Europa ya están acostumbradas al calor de más de 40 grados (muchos científicos y agencias europeas dicen que este julio fue el más caluroso de todos los tiempos). 

Ante estas altas temperaturas, muchos viajeros admiten que prefieren quedarse en sus habitaciones de hotel al menos hasta la noche.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Ola de calor en Europa | Polonia espera temperaturas de 35 grados esta semana

Vuelve a Francia Louis Arnaud, liberado por Irán tras más de 20 meses en prisión

Un Macron debilitado en la lucha de reyes en Europa