EventsEventos
Loader

Find Us

InstagramFlipboardLinkedin
Apple storeGoogle Play store
PUBLICIDAD

Comienza la cuarta ola de calor: Estas son las zonas afectadas

Los meteorólogos prevén temperaturas de hasta 42ºC en Italia, 40ºC en Francia y 37ºC en Suiza.
Los meteorólogos prevén temperaturas de hasta 42ºC en Italia, 40ºC en Francia y 37ºC en Suiza. Derechos de autor Ian from Pixabay
Derechos de autor Ian from Pixabay
Por Rebecca Ann Hughes
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Este artículo se publicó originalmente en inglés

Comienza la cuarta ola de calor: 36 provincias españolas estarán en alerta amarilla por las altas temperaturas, mientras que en zonas del nordeste y el oeste probablemente se rocen los 40 grados.

PUBLICIDAD

La cuarta ola de calor ya ha comenzado. Los servicios meteorológicos europeos ya advierten de que se van a alcanzar temperaturas récord, en especial en España, Italia y Portugal. 

La llegada del domingo llevará consigo el inicio de una nueva ola de calor, que es la cuarta del verano, y que dejará hasta a 36 provincias de España en alerta por las altas temperaturas que prevé la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

El sábado, las temperaturas comenzaron a aumentar en sus valores medios en la zona suroccidental de la península, y ya en domingo se extendió al resto del país.

Durante las próximas horas se alcanzarán temperaturas que muy probablemente lleguen a los 38 o 40 grados en el medio Ebro, las depresiones del nordeste, el sur de los Pirineos, el extremo nororiental de Cataluña, el valle del Guadalquivir y el oeste de Andalucía.

En Francia, las temperaturas podrían alcanzar un máximo de alrededor de 40ºC en el sur del país, dijo la autoridad meteorológica Météo France. En concreto, 19 departamentos se habrán declarado alertas naranjas.

Los meteorólogos han dicho que podría ser la ola de calor más intensa del país. El gobierno celebró una reunión de crisis el jueves (18 de agosto) para abordar medidas contra el clima extremo.

La cúpula de calor o un domo de calor, que ha llegado desde el Sahara, a través de Argelia y Marruecos, recorre Europa e intensificará las ya altas temperaturas. Los bajos niveles de lluvia también aumentan el riesgo de incendios forestales. 

¿Qué es una cúpula de calor?

Una cúpula de calor es un fenómeno meteorológico donde un ciclón de alta presión se atasca en la atmósfera.

Toma el aire caliente del océano como una tapa en una olla hirviendo. El aire caliente se expande verticalmente a la atmósfera y la alta presión lo empuja hacia el suelo. No tiene donde escapar y comprime atrapando aún más calor por debajo. 

Los vientos son generalmente capaces de mover la alta presión alrededor, pero con la cúpula que se extiende lejos en la atmósfera, estos sistemas meteorológicos se vuelven casi estacionarios.

Una cúpula de calor puede llevar a que las temperaturas se eleven muy por encima de lo normal.

Además de esto, el suelo comienza a calentarse, perdiendo humedad y aumentando la posibilidad de incendios forestales. Con la baja precipitación que se espera en muchas de las regiones, se espera que la cúpula de calor cubra. Los expertos han advertido de un mayor riesgo de incendios. 

¿Las olas de calor se están volviendo más comunes?

Desde 1950 las olas de calor han aumentado en longitud y frecuencia en todo el mundo, como se muestra en un estudio publicado en 2020.

Esta investigación, realizada por científicos de UNSW Sídney y UNSW Canberra, señaló que el Mediterráneo ha experimentado un aumento de dos días y medio de olas de calor por década desde 1950. La selva amazónica tuvo un extra de cinco y medio en el mismo período.

Los peores incrementos a nivel mundial se han producido desde 1999.

Las olas de calor aumentan la posibilidad de sequías prolongadas y el riesgo de incendios forestales. El sur de Europa ya ha visto el impacto de graves incendios y la falta de precipitaciones en lo que va del verano.

También genera problemas en la salud. Se estima que el verano excepcionalmente caluroso y seco del año pasado causó decenas de miles de muertes relacionadas con el calor en Europa.

Las consecuencias serán aún más graves en las ciudades, donde la combinación de edificios, pavimento y hormigón crea una 'isla de calor urbano'.

PUBLICIDAD

En Europa, el 75% de la población vive en zonas urbanas, lo que hace que la mitigación de las olas de calor sea una preocupación apremiante. Se pueden encontrar soluciones creativas. En Portland, Estados Unidos, las bibliotecas se utilizan como centros de refrigeración. ¿Pero cuáles son las mejores maneras de proteger las ciudades contra el calor?

Hemos enumerado las tres principales estrategias para reducir los efectos de las olas de calor y hemos añadido tres formas de manejar el calor. Todos nuestros métodos personales tienen un enfoque ambiental.

¿Qué puede hacer su gobierno para ayudar con el calor?

Plantar árboles

Un estudio publicado en 2019 reveló que el aumento de la cubierta forestal en las ciudades podría reducir drásticamente las temperaturas. Mientras que las superficies como los caminos absorben el calor, los árboles enfrían su entorno a través de la transpiración: absorben agua a través de sus raíces y la liberan a la atmósfera. 

Barcelona -ya famosa por su cubierta arbórea del 25,2"- tiene un plan maestro de 20 años para crecer hasta el 30 por ciento en 2037. Se espera que esta medida sea acertada, ya que el sur de Europa sufrirá crecientes olas de calor a medida que el cambio climático se arraigue cada vez más.

PUBLICIDAD

Añadir vegetación a los edificios

Los árboles no son la única solución. Plantas en los bloques de los edificios también ayudaría a enfriar la atmósfera. Al igual que los árboles, las plantas reflejan los rayos del sol -un beneficio si se colocan sobre hormigón absorbente de calor- y enfrían la atmósfera a través de la transpiración.

Los planes de plantación urbana están en marcha en París y los diseños han sido pioneros en Italia por el arquitecto Stefano Boeri.

Características del agua

Si bien las fuentes pueden parecer un lujo, pueden tener increíbles efectos de enfriamiento en entornos urbanos.

El agua absorbe y puede transportar calor (haciendo que las fuentes en movimiento sean mejores que los estanques para ara reducir las temperaturas), proporciona agua potable para los ciudadanos resecos y disminuye la temperatura del aire a través de la evaporación.

PUBLICIDAD

El plan de adaptación de la ciudad de Londres incluye la construcción de más fuentes y en Tesalónica, Grecia, Chrimatistiriou Square tiene un diseño bioclimático con características de agua para proporcionar alivio del calor sofocante del Mediterráneo.

¿Qué puedes hacer para mantenerte fresco durante una ola de calor?

Usar fibras naturales

La ropa hecha de tela que contiene microplásticos libera químicos dañinos en el océano cuando se lava y puede dañar la vida marina.

La buena noticia es que la ropa transpirable hecha de fibras naturales como algodón y lino puede mantenerte fresco y es mejor para los peces. Aunque lejos de ser perfectas en términos de producción, las fibras naturales se biodegradan y sus tejidos absorben el sudor y permiten la circulación de aire alrededor del cuerpo, lo que ayuda a mantenerlo fresco.

Té de menta fría

PUBLICIDAD

Lo primero es lo primero: deshacerse del agua de coco. Si bien esto puede parecer una bebida natural que contiene muchos electrolitos hidratantes, el cultivo de coco es profundamente perjudicial para la biodiversidad tropical.

Cambia al té de menta mucho más éticamente cultivado. La menta se puede cultivar en muchos climas diferentes e incluso se puede cultivar localmente o en su jardín trasero. Una bolsita de té de menta en un vaso de agua fría te enfriará ya que el mentol natural estimulará los receptores de frío en el cuerpo.

Crear una brisa cruzada

Una opción más ecológica que el aire acondicionado es crear una brisa cruzada con un ventilador y una ventana abierta.

Coloque el ventilador a través de la habitación desde la ventana y el flujo de aire de enfriamiento creado se asegurará de obtener una buena noche de sueño. Para las noches realmente calientes coloque una botella de agua congelada delante del ventilador, y luego puede disfrutar de una botella de agua fría cuando se despierta por la mañana.

PUBLICIDAD
Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Las temperaturas a mitad del verano traen una nueva ola de calor a Europa

El asfalto con olor a mango de Madrid reaviva el enfado de los vecinos por los árboles talados

La menor producción de espermatozoides podría deberse a los microplásticos