EventsEventosPodcasts
Loader

Encuéntranos

PUBLICIDAD

El trabajo de toda una vida, hecho cenizas: las trágicas consecuencias de los incendios en Grecia

Los incendios forestales en Alejandrópolis, Grecia, reducen a cenizas el trabajo de toda una vida de cientos de trabajadores
Los incendios forestales en Alejandrópolis, Grecia, reducen a cenizas el trabajo de toda una vida de cientos de trabajadores Derechos de autor euronews
Derechos de autor euronews
Por Euronews en español
Publicado
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

Los jóvenes productores de aceitunas Dimitris y Vassilis Adamidis son el más triste ejemplo: han perdido el 98 % de sus olivos, cultivados hace casi un siglo por su abuelo.

PUBLICIDAD

Los recientes incendios forestales en Grecia han tenido terribles consecuencias para el medio ambiente, además, por supuesto, de para comunidades enteras. Entre los más afectados se encuentran las personas que viven de la agricultura y la ganadería.

En Avanda, el primer pueblo que fue evacuado en Evros, la situación para sus habitantes es dramática.

"En la zona hay tres cooperativas de madereros, y si hablamos de la zona más amplia, hay seis", explica Giorgos Hatzigeorgiou, presidente de la comunidad de Avanta. "Estas cooperativas, aparte de gestionar la madera, ahora quemada, para uso industrial, en los próximos años no podrán hacer lo que han estado haciendo durante tanto tiempo con el comercio de madera para combustible. De las cuatro unidades ganaderas que teníamos en la zona, tres quedaron completamente destruidas."

Dimitris y Vassilis Adamidis son dos jóvenes hermanos que desde hace siete años se hacían cargo de unos olivares situados en Makri, Alejandrópolis, que su abuelo trabajó desde 1935.

El fuego quemó el 98 % de sus miles de olivos, así como maquinaria muy valiosa y equipos agrícolas, necesarios para la producción anual de decenas de toneladas de aceitunas.

"Todo empezó con el abuelo, los árboles crecieron con él y luego llegamos nosotros como sucesores y nos encontramos con esto", se lamenta Vassilis. "Es dramático. Tantos años de trabajo y esfuerzo desaparecieron en unas horas".

Vassilis explica que se necesitan "entre un año y medio y dos" para tener una idea de la salud del árbol. "Pero en lo que respecta a la parte de fructificación, estamos hablando de al menos de cinco a siete años, o incluso 10 años en el peor de los casos".

La peor pesadilla de los productores de Evros se ha hecho desgraciadamente realidad. El trabajo de toda una vida, el trabajo de generaciones convertido en cenizas en pocas horas. Toca, con esfuerzo y dedicación, renacer de ellas.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Grecia | La superficie quemada por los incendios este verano "superará las 150 000 hectáreas"

Nuevo juicio por el incendio que mató a 104 personas en Grecia en 2018

Los bomberos logran controlar un incendio en la isla griega de Creta