EventsEventosPodcasts
Loader
Encuéntranos
PUBLICIDAD

Berlín, bebés y fronteras: Los temas que marcarán las próximas elecciones polacas

ARCHIVO - Un simpatizante del partido de extrema derecha polaco Confederación sostiene el cartel de campaña de un candidato en Katowice, Polonia, el sábado 23 de septiembre de 2023.
ARCHIVO - Un simpatizante del partido de extrema derecha polaco Confederación sostiene el cartel de campaña de un candidato en Katowice, Polonia, el sábado 23 de septiembre de 2023. Derechos de autor Czarek Sokolowski/Copyright 2023 The AP. All rights reserved
Derechos de autor Czarek Sokolowski/Copyright 2023 The AP. All rights reserved
Por Joshua Askew
Publicado
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Este artículo se publicó originalmente en inglés

En un ambiente cada vez más tenso, Euronews analiza las principales cuestiones -y los puntos de tensión- antes de la votación decisiva.

PUBLICIDAD

Los políticos polacos hacen grandes promesas y los partidarios de la oposición inundan las calles, lo que sólo puede significar una cosa: las elecciones están a la vuelta de la esquina.

Los comicios del 15 de octubre enfrentará al derechista Partido Ley y Justicia (PiS) con la liberal Coalición Cívica de Donald Tusk, junto a partidos de izquierda y extrema derecha.

Los políticos están luchando con uñas y dientes, pero ¿cuáles han sido exactamente los principales temas -y puntos de tensión- que han marcado las agendas de las formaciones hasta ahora?

1. Seguridad

Incluso antes de que comenzara la campaña, la seguridad era uno de los temas más importantes de la política polaca, ya que el país se encuentra en la frontera con Bielorrusia y Ucrania.

Los líderes del PiS han prometido aumentar el gasto militar y construir uno de los ejércitos más fuertes de Europa, haciendo hincapié en el riesgo de que la guerra de Rusia en Ucrania se extienda a su territorio.

El partido populista es "naturalmente más sensible" a esta cuestión porque su base de apoyo se encuentra en el este y el sur de Polonia, en la frontera con Bielorrusia y Ucrania, afirma Wojciech Przybylski, analista político de Visegrad Insight.

Pero la oposición concede la misma importancia a los problemas de seguridad, añade.

Otros observadores van más allá y afirman que el PiS exagera deliberadamente la inseguridad para influir en el voto.

"Filip Pazderski, responsable del programa de democracia y sociedad civil del Instituto Polaco de Asuntos Públicos, explica: "La guerra está ayudando al partido en el poder por el efecto bandera".

Parte de esta percepción de amenaza es la idea de que Polonia está siendo "invadida" por extranjeros, continúa, refiriéndose a la larga crisis migratoria del país con Bielorrusia.

Agnieszka Sadowska/Copyright 2023 The AP. All rights reserved
Miembros de un grupo de unos 30 migrantes que buscan asilo en Bialowieza, Polonia, el 28 de mayo de 2023.Agnieszka Sadowska/Copyright 2023 The AP. All rights reserved

"Utilizan imágenes de refugiados cruzando el Mediterráneo o toman fragmentos de los disturbios en Francia para afirmar que si los polacos votan a la oposición esto es lo que ocurrirá", comenta.

La retórica contra los inmigrantes y los refugiados se ha aireado en todo el espectro político, con Tusk prometiendo en un vídeo publicado en las redes sociales: "Los polacos deben recuperar el control sobre este país y sus fronteras".

2. La UE (o las relaciones con Berlín)

Los lazos de Polonia con la Unión Europea (UE), y en especial con su principal potencia, Berlín, han ocupado un lugar central en los debates previos a las elecciones.

Desde su llegada al poder en 2015, el PiS ha virado hacia el autoritarismo y ha socavado el Estado de Derecho, lo que le ha enfrentado a Bruselas.

La Coalición Cívica liderada por Tusk, antiguo presidente del Consejo Europeo, es firmemente proeuropea y considera que la UE es la mejor forma de garantizar la seguridad y prosperidad futuras del país.

PUBLICIDAD

Ha propuesto revertir la erosión del Estado de Derecho para liberar miles de millones en fondos congelados de la UE, un bienvenido impulso para las arcas de Varsovia.

En cambio, el PiS está azuzando el sentimiento antialemán y adoptando una postura aislacionista, afirma el analista Przybylski.

"Aprovechan la desconfianza del electorado de más edad hacia Alemania... PiS está enmarcando a la oposición como agentes de Berlín en su supuesto gran plan para recrear la Segunda Guerra Mundial en la que Alemania y Rusia atacan Polonia", sostiene.

"Son afirmaciones ridículas", añade.

PUBLICIDAD

El líder de facto de Polonia, el viceprimer ministro Jarosław Kaczyński, ha acusado repetidamente a Tusk de planear la venta de empresas estatales a inversores alemanes, tachándole de títere de Berlín.

3. Ucrania

Las cuestiones relacionadas con Ucrania han desempeñado un papel destacado en la campaña electoral.

Como antiguo Estado satélite de la Unión Soviética, Polonia se apresuró a apoyar a Kiev cuando los tanques rusos cruzaron la frontera en febrero de 2022.

El país acogió a cientos de miles de refugiados ucranianos y prestó un gran apoyo militar y financiero.

PUBLICIDAD

Pero las relaciones se han deteriorado desde entonces. Varsovia declaró en septiembre que dejaría de enviar armas a Kiev.

La extrema derecha polaca, cada vez más popular, ha intentado exacerbar la hostilidad hacia los refugiados ucranianos, mientras que los agricultores polacos han protestado contra las importaciones de grano ucraniano barato que inundan el país, lo que ha contribuido a provocar el cambio de política.

Efrem Lukatsky/Copyright 2022 The AP. All rights reserved
Una zona de descarga descarga de grano en un granero en el pueblo de Zghurivka, Ucrania, el 9 de agosto de 2022.Efrem Lukatsky/Copyright 2022 The AP. All rights reserved

"El PiS está tratando de ganar votos adicionales porque no tienen la certeza de lograr una mayoría como en elecciones anteriores", Przybylski. "Están intentando jugar esta carta [de los refugiados] que es coherente con su aislacionismo y nacionalismo", asegura.

Sin embargo, los partidarios de los dos principales partidos están mayoritariamente a favor de ayudar a Ucrania, prosigue.

PUBLICIDAD

En una encuesta realizada en septiembre por IBRiS entre los votantes polacos, los refugiados figuraban como la cuestión menos importante de entre 12 problemas sociales.

"Creo que la oposición mantiene una buena línea. Ven a los refugiados como un reto y dicen que saben cómo gestionarlo. Que es un tema que se puede solucionar, en lugar de jugar con él", argumenta Przybylski.

4. Inflación

Como en muchos países europeos, la preocupación por los elevadísimos precios de productos de primera necesidad, como los alimentos y la energía, ha sido objeto de acalorados debates.

"La inflación es muy, muy importante", dice Pazderski. "Antes lo era aún más, pero últimamente ha bajado un poco".

PUBLICIDAD

"La oposición la utilizaría para atacar a la actual mayoría gobernante, alegando que es culpa suya", agrega.

El PiS ha achacado la subida de precios a acontecimientos externos como la guerra de Ucrania y las políticas ecológicas de la UE, intentando dar a entender que el problema está fuera de su control, según el experto.

En la encuesta de septiembre del IBRiS, el aumento de los precios fue el segundo problema más importante para los polacos.

El mes pasado, la tasa de inflación general de Polonia se ralentizó hasta el 8,2% interanual, por debajo de las expectativas de los analistas del 8,5%, según una estimación preliminar de la agencia estatal de estadística polaca GUS.

PUBLICIDAD

Es la primera vez que la cifra cae por debajo del 10% desde que estallaron los combates en Ucrania y es el nivel más bajo desde finales de 2021.

5. Políticas sociales

Aunque quizás menos destacados que otros, los temas sociales han aparecido en la agenda.

Con una población que envejece, las pensiones han sido objeto de acalorados debates, además de las políticas para fomentar la natalidad, como el apoyo estatal a las familias con hijos, señala Przybylski.

Polonia se enfrenta a un enorme reto democrático, ya que el crecimiento demográfico se ha estancado desde principios de la década de 2000, mientras que muchas políticas del PiS que limitan el derecho al aborto han suscitado duras críticas.

PUBLICIDAD

El partido conservador también ha prometido ampliar su popularísimo programa de ayudas a la infancia "500+", introducido en 2016, con el que las familias polacas recibirán un aumento del 60% en los pagos a partir del próximo enero.

Przybylski afirma que la Coalición Cívica, una alianza política global, ha hecho hincapié en las políticas destinadas a mejorar la salud. Otra idea que han planteado es ofrecer subsidios directos a los abuelos que quieran quedarse en casa cuidando a los niños.

"Pero el principal mensaje de la oposición es que también reducirán las emociones negativas y la energía que impulsan tanta polarización y odio", concluye Pazderski.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Fortalecimiento del comercio: Polonia y China lanzan su primera conexión ferroviaria regular

Lituania y Polonia piden "internacionalizar" la protección de las fronteras orientales de la UE

Polonia sufre estragos tras las inundaciones y uno de sus municipios es declarado zona catastrófica