EventsEventosPodcasts
Loader
Encuéntranos
PUBLICIDAD

Scholz recibe a Erdogan, un invitado "difícil"

Un comp de Scholz y Erdogan.
Un comp de Scholz y Erdogan. Derechos de autor AFP
Derechos de autor AFP
Por Euronews con AFP
Publicado Ultima actualización
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Este artículo se publicó originalmente en inglés

Se trata de la primera visita a Alemania del presidente turco desde 2020.

PUBLICIDAD

El canciller alemán recibe este viernes a Recep Tayyip Erdogan, presidente de Turquía, en un momento difícil de sus relaciones.

Berlín y Ankara se han enfrentado a menudo a lo largo de los años. Pero el estallido de la guerra entre Israel y Hamás en octubre ha colocado a ambos firmemente en bandos opuestos.

Olaf Scholz ha respaldado a Israel, ofreciéndole apoyo militar.

Erdogan, cuyo país respalda ampliamente a los palestinos, ha acusado a Israel de actuar como un Estado "terrorista" en su guerra contra Hamás.

Para Alemania, donde los recuerdos del Holocausto pesan mucho en la memoria, recibir a un líder que anteriormente parece haber cuestionado la "legitimidad" del Estado israelí es un delicado acto de equilibrismo.

La visita será discreta. Erdogan llegará a Berlín el mediodía de este viernes y se reunirá con su homólogo Frank-Walter Steinmeier antes de mantener una conversación con Scholz seguida de una cena. También está previsto un "encuentro con la prensa".

Se trata de la primera visita a Alemania del jefe de Estado turco desde 2020.

Cuando Hamás atacó Israel el 7 de octubre, matando a 1.400 personas, Erdogan se presentó inicialmente como posible mediador.

Pero pronto asumió la causa del grupo militante palestino después de que Israel tomara represalias con una campaña de bombardeos masivos sobre la Franja de Gaza, que ha matado a más de 11 000 palestinos.

Dos días antes de su visita a Alemania, Erdogan calificó a Israel de "Estado terrorista" y acusó a Occidente de "apoyar abiertamente las masacres" en Gaza, durante un discurso ante los legisladores turcos.

Hace una semana, afirmó que la propia legitimidad de Israel estaba "en entredicho por su propio fascismo", en unos comentarios que escandalizaron a Alemania.

Scholz calificó el martes de "absurdos" estos comentarios y defendió el "Estado democrático" de Israel frente a la "organización terrorista" Hamás.

Algunos -especialmente asociaciones judías- han exigido la cancelación de la visita, prevista dede hace varios meses. La canciller le invitó tras su reelección en mayo.

La oposición conservadora, junto con el partido liberal FDP, miembro de la coalición gubernamental con el SPD de Scholz y los Verdes, consideraron inoportuno el momento.

A pesar de las presiones, el gobierno nunca se planteó cancelarlo.

PUBLICIDAD

La diplomacia exige a veces tener que discutir con "socios difíciles" con los que "debemos explicarnos", dijo el portavoz de la Cancillería, Steffen Hebestreit, reconociendo que las discusiones serían "complicadas".

Alemania "no tiene ningún interés en discutir con [Erdogan] al tiempo que Berlín y Ankara se han acercado recientemente" tras un periodo de alta tensión a raíz de la represión en Turquía tras el golpe de Estado de 2016, subraya Der Spiegel.

Una de las razones es que la mayor economía de Europa alberga una gran diáspora turca de unos 2,9 millones de personas, incluidos 1,5 millones de votantes que en su mayoría apoyan a Erdogan.

Luego, el país, como toda la UE, necesita que el presidente turco renueve un pacto de 2016 sobre la limitación del número de llegadas de inmigrantes, ya que Europa vive una nueva oleada de personas procedentes de Oriente Próximo que está alimentando a la extrema derecha, especialmente en Alemania.

PUBLICIDAD

Según este acuerdo, Turquía mantiene a los migrantes, principalmente sirios, en su suelo, a cambio de una importante contribución financiera.

A pesar del autoritarismo del presidente turco en casa, su creciente influencia a nivel geopolítico le convierte en general en un interlocutor esencial para Berlín.

En plena guerra de Ucrania, fue especialmente artífice del acuerdo que garantizaba la exportación de cereales ucranianos a través del Mar Negro, antes de que Moscú lo abandonara este verano, al no permitirsele exportar sus propios productos agrícolas.

En la actualidad, las potencias occidentales también ven un papel para Turquía a la hora de evitar una escalada del conflicto en Oriente Próximo, lo que, según la jefa de la diplomacia alemana, Annalena Baerbock, hace que el diálogo sea aún "más importante y más urgente".

PUBLICIDAD
Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Scholz recibe a Erdogan en Berlín para abordar la situación en Gaza

EURONEWS HOY | Las noticias del jueves 18 de julio

Los activistas temen el exterminio masivo de perros callejeros en Turquía