Israel y Hamás acuerdan una tregua de 4 días, intercambiar rehenes por presos y la entrada de ayuda

Palestinos junto a un edificio atacado por Israel en el campo de refugiados de Nusseirat, en el centro de la Franja de Gaza, el martes 21 de noviembre
Palestinos junto a un edificio atacado por Israel en el campo de refugiados de Nusseirat, en el centro de la Franja de Gaza, el martes 21 de noviembre Derechos de autor Adel Hana/AP
Por Euronews con EFE
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

El acuerdo, confirmado por el Gobierno catarí, incluye la liberación de 50 rehenes en Gaza a cambio de 150 detenidos palestinos, además de una pausa humanitaria de 4 días prorrogables, y "permitirá la entrada de un mayor número de convoyes".

PUBLICIDAD

Israel y Hamás han cerrado un acuerdo que incluye la liberación de 50 rehenes en Gaza a cambio de 150 presos palestinos y una tregua de cuatro días que podrían prorrogarse y cuyo inicio se anunciará "en las próximas 24 horas".

El Gobierno de Israel aceptó el pacto con Hamás, después de que el grupo islamista asegurara horas antes que "la pelota" estaba "en el campo de Israel" tras haber trasladado su postura a los mediadores de Catar y Egipto. Este miércoles el Gobierno catarí confirmó el acuerdo, que prevé la liberación de "50 mujeres y niños civiles" rehenes en la Franja de Gaza a cambio de 150 "mujeres y niños palestinos detenidos en cárceles israelíes".

El Ministerio de Exteriores catarí añadió en un comunicado que "la cifra de liberados aumentará en fases posteriores de la aplicación del acuerdo", aunque no ofreció más detalles al respecto. La pausa humanitaria es otro de los aspectos claves del acuerdo, que, sin especificar cifras, facilitará "la entrada de un mayor número de convoyes humanitarios y de ayuda, incluido el combustible destinado a las necesidades humanitarias", que entrarían en Gaza desde Egipto a través del paso terrestre de Rafah.

Sin embargo, Netanyahu advirtió de que esta tregua no significa el fin de la ofensiva israelí, cuyos bombardeos indiscriminados han causado más de 14.000 muertos palestinos, de los que más de 5.000 son niños.

"Se están diciendo muchas cosas sin sentido por ahí como que después de la pausa para devolver a nuestros rehenes, pararemos la guerra. Pues que quede claro: estamos en guerra y continuaremos la guerra. Continuaremos la guerra hasta que logremos todos nuestros objetivos de guerra: Eliminar a Hamás, devolver a todos nuestros rehenes y desaparecidos y garantizar que no haya ningún elemento en Gaza que amenace a Israel", dijo Netanyahu. 

Aunque los mediadores cataríes no han precisado más detalles, medios israelíes informan de que Hamás llevará los rehenes a Egipto a través del paso de Rafah en grupos diarios de unos diez y, desde allí, serán trasladados a Israel.

Por su parte, Israel deberá excarcelar a unos 150 prisioneros palestinos, también en su mayoría mujeres y menores que no estén condenados por delitos de sangre.

De acuerdo a la prensa hebrea, el Ejército se compromete a no sobrevolar la Franja de Gaza durante seis horas diarias mientras la tregua esté en vigor para permitir a Hamás localizar a rehenes que se encuentran en poder de otros grupos armados, como la Yihad Islámica.

Según algunas estimaciones, Hamás retiene a entre 210 y 240 rehenes, mientras que la Yihad Islámica Palestina mantiene bajo poder a unos 30.

El acuerdo también incluiría, según la prensa hebrea, la entrada a la Franja incluida la parte norte, de 100 a 300 camiones con alimentos y ayuda médica, además de combustible.  

Asimismo, según la televisión pública israelí, el cese temporal de las hostilidades comenzará el jueves para dar 24 horas para la presentación de eventuales apelaciones a la decisión gubernamental ante la Corte Suprema.

Esta pausa se produce después de semanas de presiones cada vez mayores de la comunidad internacional y de los principales organismos internacionales, como Naciones Unidas, para detener los incesantes ataques, que han causado también más de 1,5 millones de desplazados.

Israel le declaró la guerra a Hamás tras el ataque que lanzó el grupo islamista el 7 de octubre, en el que murieron más de 1.200 personas.

Desde entonces, en la Franja de Gaza han muerto más de 14.000 personas, la gran mayoría mujeres y niños, por los bombardeos de Israel.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Israel - Hamás | "Un acuerdo para liberar a los rehenes está cerca"

Alarma ante la falta de ayuda humanitaria y las agresiones sexuales en la Guerra de Gaza

El PMA suspende el envío de ayuda al norte de Gaza por motivos de seguridad