EventsEventosPodcasts
Loader
Encuéntranos
PUBLICIDAD

Monique Olivier, la exmujer del asesino en serie Michel Fourniret, se arrepiente de "todo"

Monique Fourniret, en el Tribunal Judicial de Nanterre, el 28 de noviembre2023
Monique Fourniret, en el Tribunal Judicial de Nanterre, el 28 de noviembre2023 Derechos de autor FRFT via EBU
Derechos de autor FRFT via EBU
Por Euronews con AFP
Publicado
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

Este martes ha comenzado el juicio contra Monique Olivier, la exmujer del asesino en serie más conocido de Francia, Michel Fourniret.

PUBLICIDAD

"Lamento todo lo ocurrido", afirmó con una voz insegura Monique Olivier, la exmujer del asesino en serie más conocido de Francia, Michel Fourniret, durante el primer día de su juicio en el Tribunal de lo Penal de Hauts-de-Seine en París.

Este martes, Olivier se sentó en el banquillo para enfrentarse a la acusación de complicidad en el secuestro y asesinato de las jóvenes Estelle Mouzin, Joanna Parrish y Marie-Angèle Domèce.

Mientras la acusada estaba de pie durante el juicio, dijo: "Escuchar todo eso me hace...", antes de ser interrumpida por el presidente del tribunal, Didier Safar. Se trata del mismo magistrado que presidió el juicio final de Michel Fourniret y Olivier en 2018.

Esta es la primera vez que la exmujer del asesino en serie, que falleció en 2021, se sienta sola en el banquillo.

Las familias de las víctimas quieren respuestas

A su llegada al banquillo y antes de la apertura del proceso, Olivier, que ahora tiene 75 años, fue asaltada por las cámaras, que normalmente están prohibidas en la sala del tribunal. 

"Cuando uno asume la responsabilidad de sus acciones, debe asumir la responsabilidad de la imagen que proyecta y ella no se esconde", explicó su abogado, Richard Delgenes, al final de la primera audiencia de la mañana. "Michel Fourniret estaba escondido. No estamos jugando", añadió.

La acusada se enfrenta nuevamente a cadena perpetua. En 2008, en Charleville-Mézières, Monique Olivier fue condenada a cadena perpetua por complicidad en otros cuatro asesinatos y una violación, cometidos por su exmarido.

"Esperamos que tenga tiempo para hablar (...), mis clientes esperan mucho" de este proceso, subrayó Didier Seban, que defiende en particular a las familias Mouzin y Parrish. 

Este proceso es "angustioso" pero también representa "una liberación para las familias", afirmó Corinne Herrman, defensora de la familia Domèce, antes del inicio del proceso.

Monique Olivier contradijo la coartada de su exmarido

En 2003, Estelle Mouzin, de 9 años, desapareció cuando regresaba a su casa. No fue hasta 2019, después de años de investigación, que Monique Olivier contradijo la coartada proporcionada por Michel Fourniret, también conocido como el "Ogro de las Ardenas".

Fourniret confesó el crimen unos meses más tarde a la jueza de instrucción Sabine Kheris, actualmente coordinadora de la unidad de "casos sin resolver" de Nanterre.

Según declaraciones de Monique Olivier en 2020, Fourniret secuestró, violó y mató a Estelle Mouzin en Ville-sur-Lumes (Ardenas), en la casa que había heredado de su hermana. Se encontró parte del ADN de la niña en un colchón incautado de la casa en 2003.

En 2021, la exmujer de Fourniret admitió por primera vez haber participado en el secuestro de Estelle, afirmando que había acompañado a su exmarido al bosque de Issancourt-et-Rumel (Ardenas) para enterrar el cuerpo de la niña.

Algunos de los cuerpos todavía no se han encontrado

En 2018, el asesino en serie también confesó su implicación en otros dos casos que llevaban años sin resolverse: los asesinatos de Marie-Angèle Domèce, de 18 años, y Joanna Parrish, de 20 años.

Marie-Angèle Domèce desapareció treinta años antes en Auxerre. El caso se cerró rápidamente por falta de pruebas, pero en 2012 se reabrió la investigación judicial.

En cuanto a Joanna Parrish, una mujer británica de 20 años, su cuerpo fue encontrado desnudo en el río Yonne, cerca de Auxerre, en 1990. Había sido drogada, violada y golpeada antes de morir.

A pesar de numerosas búsquedas, los cuerpos de Marie-Angèle Domèce y Estelle Mouzin nunca han sido encontrados.

Más de 350 periodistas han sido acreditados para seguir el proceso, que tendrá lugar durante tres semanas.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Monique Olivier condenada a cadena perpetua por complicidad en tres asesinatos de Fourniret

Uno de los asesinos de Anna Politkóvskaya fue liberado para combatir en Ucrania

La Justicia francesa ordena prisión preventiva para el asesino de los tres kurdos en París