EventsEventosPodcasts
Loader
Encuéntranos
PUBLICIDAD

Israel amplía su ofensiva en el sur de Gaza mientras las enfermedades infecciosas se propagan

Ofensiva en Gaza.
Ofensiva en Gaza. Derechos de autor Victor R. Caivano/Copyright 2023 The AP. All rights reserved.
Derechos de autor Victor R. Caivano/Copyright 2023 The AP. All rights reserved.
Por Euronews con EFE
Publicado Ultima actualización
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button

Los fallecidos en Gaza desde que comenzase la guerra superan los 21.000, se cree que hay otros 7.000 gazatíes muertos bajo los escombros. Sudáfrica acusa a Israel ante la Corte Internacional de Justicia por crímenes de genocidio.

PUBLICIDAD

El Ejército israelí sigue profundizando su ofensiva en la zona sur de Gaza en el día 84 de su guerra con Hamás, mientras aumenta la preocupación por la extensa propagación de las enfermedades infecciosas entre la población de la Franja.

Las tropas israelíes han intensificado operaciones en la ciudad de Jan Yunis y zonas del entorno como Khirbat Ikhza, donde combaten con milicianos palestinos y aseguran que mataron a docenas de ellos, mientras localizan a su vez túneles, incautan armamento o explosivos de Hamás en la zona. Los ataques se suceden a su vez por el resto de la Franja, en un paraje cada vez más destruido y con la cifra de palestinos muertos al alza, ya que este viernes aumentaron a más de 21.500 desde el estallido de la guerra el 7 de octubre, cuando Hamás lanzó un ataque sorpresa contra Israel que se saldó con más de 1.200 fallecidos. Desde entonces, y pese a la presión internacional y denuncias como la de Sudáfrica -que denunció a Israel por genocidio en Gaza ante la Corte Internacional de Justicia-, el Gobierno israelí sigue firme en su voluntad de seguir la guerra para "desmantelar a Hamás".

Ya hace días que la prensa señala que Catar estaría buscando un nuevo acuerdo de tregua para la liberación de parte de los más de cien rehenes israelíes que permanecen cautivos en la Franja, y Doha ha formulado una propuesta que transmitió a Israel y su Gabinete de Seguridad discutió ayer, informó hoy el diario Jerusalem Post.La proposición incluiría una primera fase de intercambio de unos cuarenta o cincuenta cautivos a cambio de un alto el fuego que se debería prolongar por semanas, pero ni Hamás ni Israel han dado por ahora una respuesta clara al respecto, por lo que un posible pacto no parece por ahora inminente. Por otro lado, el Ejército israelí anunció que en estos días halló y destruyó una red de túneles en el norte de Gaza que servía como cuartel general de Hamás, así como un "apartamento escondite" como parte de este complejo, cerca de la ciudad de Gaza, que usaba el líder del grupo islamista en la Franja, Yahia Sinwar.

Ataques aéreos contra campamentos en Gaza mientras el gobierno de Biden aprueba nuevas ventas de armas a Israel

Al menos 165 palestinos han muerto y 250 han resultado heridos en las últimas 24 horas, según el Ministerio de Sanidad de Gaza. El número de muertos asciende a 21.672 y el de heridos a 56.165 desde el 7 de octubre. Según 'Times of Israel', las IDF han lanzado ataques en Líbano tras el lanzamiento de cohetes de Hezbolá, supuestamente contra el aeropuerto de Alepo.

Aviones de guerra israelíes atacaron el sábado dos campos de refugiados en el centro de Gaza, mientras la administración Biden ha aprobado nuevas compras de armas para Israel a pesar de los persistentes llamamientos internacionales al alto el fuego por las crecientes muertes de civiles, el hambre y los desplazamientos masivos en el enclave.

Incluso un breve alto el fuego parece inalcanzable. Un alto cargo de Hamás declaró a The Associated Press en Beirut que el grupo no se ha apartado de su postura de que el alto el fuego permanente debe ser el punto de partida para cualquier nueva liberación de rehenes israelíes y extranjeros en su poder, lo que va en contra de la reciente propuesta de Egipto de poner fin a la guerra por etapas.

Es una exigencia que Israel está obligado a rechazar. Israel ha afirmado que proseguirá su ofensiva hasta que haya desmantelado Hamás, un objetivo que algunos consideran inalcanzable debido al profundo arraigo del grupo militante en la sociedad palestina. Estados Unidos ha protegido a Israel diplomáticamente y ha seguido suministrando armas. Israel argumenta que poner fin a la guerra ahora significaría la victoria de Hamás, una postura compartida por la administración Biden, que al mismo tiempo instó a Israel a hacer más para evitar daños a los civiles palestinos.

El Departamento de Estado dijo el viernes que el Secretario de Estado Antony Blinken dijo al Congreso que había aprobado una venta de 147,5 millones de dólares para equipos, incluyendo espoletas, cargas y cebos, que son necesarios para los proyectiles de 155 mm que Israel compró anteriormente. Es la segunda vez este mes que la administración Biden se salta al Congreso para aprobar una venta de armas de emergencia a Israel. El departamento citó la "urgencia de las necesidades defensivas de Israel" como motivo de la aprobación. Blinken tomó una decisión similar el 9 de diciembre para aprobar la venta a Israel de casi 14.000 cartuchos de munición para tanques por valor de más de 106 millones de dólares.

Se cree que hay unos 7.000 gazatíes muertos bajo los escombros

Mientras por otros 7.000 gazatíes que se cree que están muertos bajo escombros de edificios destruidos, el jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell, denunció este viernes en la red social X (antes Twitter) que la ofensiva israelí en el centro de Gaza -donde los últimos días hubo varios ataques- ha causado "una gran cifra de víctimas a pesar de la obligación del Ejército de Israel de proteger a los civiles". "El bombardeo del campo de refugiado de Al Maghazi fue uno de los más mortíferos y ahora se informó del desplazamiento de otras 150.000 personas", dijo Borrell, que insistió en que "es urgente una nueva pausa en las hostilidades".

De otro lado, los desplazados internos en Gaza -muchos concentrados en el sur- son más de 1,9 millones, lo que supone en torno al 85% de población de Gaza, de un total de 2,3 millones, y en una situación humanitaria catastrófica por falta de comida, agua potable, recursos básicos o combustible para generar electricidad, lo que hace que solo el 36% de hospitales funcionen parcialmente y al límite.

La OMS alerta de la amenaza de enfermedades infecciosas en Gaza

El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, dijo hoy a través de su cuenta en X que "sigue muy preocupado por la creciente amenaza de enfermedades infecciosas en Gaza", mientras muchos "siguen enfermando" ante el rígido cerco israelí que limita la entrada de suministros básicos. "Unas 180.000 personas padecen infecciones en vías respiratorias superiores", hay 136.400 casos de diarrea -la mitad en niños menores de cinco años-, unos 55.400 casos de piojos y sarna, 5.330 casos de varicela, así como más de 42.000 casos de erupción cutánea y 126 casos de meningitis, declaró Ghebreyesus, que remarcó que la OMS trabaja "incansablemente" para evitar más enfermedades infecciosas.

Por otro lado, el COGAT -oficina israelí para la coordinación de asuntos civiles en territorio palestino ocupado- anunció hoy que ha permitido en coordinación con Unicef la entrada de 49.000 dosis de vacunas a Gaza para prevenir enfermedades como la polio, la tuberculosis, la hepatitis, la difteria, el tétanos o la meningitis. "A principios de semana, otras 80.000 dosis de vacuna donadas por Unicef con facilitación del Estado de Israel entraron a Gaza", dijo una portavoz del COGAT, en un comunicado.

Sudáfrica acusa a Israel ante la Corte Internacional de Justicia por crímenes de genocidio

Sudáfrica acusó este viernes a Israel ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ), el órgano judicial principal de las Naciones Unidas, de presuntos crímenes de genocidio cometidos durante su guerra contra el grupo islamista Hamás en la Franja de Gaza.

"Se ha presentado ante la CIJ una solicitud (...) en la que se solicita a la corte que declare con urgencia que Israel incumple sus obligaciones con la Convención para la prevención y sanción del delito de genocidio y debe cesar inmediatamente todos los actos y medidas que infrinjan esas obligaciones", señaló el Ministerio de Relaciones Exteriores y Cooperación sudafricano en un comunicado.

Sudáfrica, como Estado firmante de dicha convención contra el genocidio, "tiene la obligación" de "impedir" que ocurran ese tipo de matanzas, añadió. Antes de tomar esta medida, recordó el comunicado, Sudáfrica declaró "repetidamente" que "condena toda violencia y los ataques contra todos los civiles, incluidos los israelíes", y pidió "continuamente un alto el fuego inmediato y permanente y la reanudación de las conversaciones".

Ya en noviembre pasado, el presidente de Sudáfrica, Cyril Ramaphosa, anunció que su país pidió a la Corte Penal Internacional (CPI) que investigue los abusos de Israel en su guerra en la Franja de Gaza, después de lamentar un "castigo colectivo" sin "precedentes en la historia". El Ejecutivo de Sudáfrica ha sido históricamente un firme defensor de la causa palestina y el partido gobernante, el Congreso Nacional Africano (CNA), a menudo ha vinculado esa causa con su propia lucha contra el régimen segregacionista del apartheid (1948-1994).

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Israel asegura que la guerra en Gaza durará "meses", mientras se agudiza la crisis humanitaria

Mueren al menos 14 palestinos en un ataque israelí contra una escuela de la UNRWA en Gaza

Al menos 71 muertos y casi 300 heridos en ataque israelí al campamento de Al Mawasi