EventsEventosPodcasts
Loader
Encuéntranos
PUBLICIDAD

La UE y España anuncian 500 millones para el desarrollo de Mauritania y el control migratorio

Sánchez y Von der Leyen en Nuakchot
Sánchez y Von der Leyen en Nuakchot Derechos de autor Unión Europea vía AP
Derechos de autor Unión Europea vía AP
Por Euronews con AP
Publicado Ultima actualización
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

La UE y España anuncian ayudas superiores a 500 millones de euros para Mauritania, con una batería de medidas en materia de migración, desarrollo, seguridad y energía verde.

PUBLICIDAD

La Unión Europea (UE) anunció el jueves 210 millones de eurosy España prometióotros 300 para contribuir al desarrollo de Mauritania y frenar la migración irregular que parte de sus costas hacia Europa a través de la peligrosa ruta del Atlántico.

Durante una reunión con líderes europeos en Nuakchot , las autoridades mauritanas señalaron que enfrentan un repunte en el número de migrantes y refugiados que ingresan en sus fronteras, a medida que empeora la seguridad en la región del Sahel.

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, y el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, anunciaron su apoyo financiero para frenar la migración, fomentar el desarrollo local y relanzar la cooperación en materia de seguridad, durante su reunión con el presidente mauritano, Mohamed Ould Ghazouani, a quien ven como un socio estratégico en la región. En total, el paquete de ayudas anunciadas superará los 500 millones de euros.

Los dos líderes europeos anunciaron además una serie de proyectos de financiación y desarrollo para la producción de hidrógeno verde en Mauritania, como parte de una iniciativa de transición energética de la UE.

La inseguridad regional y la falta de oportunidades fomentan la migración

“La inseguridad y la falta de oportunidades económicas en la región están empujando a muchas personas a emigrar”, dijo Von der Leyen a los periodistas junto a Ghazouani y Sánchez en una declaración transmitida en vivo. “Esto hace que muchos caigan en las trampas de contrabandistas cínicos y pone sus vidas en peligro”.

El líder de Mauritania renovó su compromiso de trabajar con España y la UE para frenar las salidas de migrantes hacia Europa desde sus costas, a un tiempo que destacó el coste que soporta su país. "Mauritania está pagando un alto precio en la gestión de los flujos migratorios", dijo Ghazouani, añadiendo que su país ya acoge a 150.000 refugiados del vecino Malí y, cada vez más, no supone solo un país de tránsito sino también un destino para los migrantes.

Mauritania, uno de los países más estables del Sahel, ha sido aclamado como un socio clave en la lucha contra el terrorismo, y Von der Leyen anunció 22 millones de euros adicionales para un nuevo batallón antiterrorista en Mauritania que patrullará la frontera con Malí.

“Estamos siendo testigos de la caída de los Gobiernos democráticos, el aumento de los ataques terroristas, un aumento en el número de refugiados y desplazados internos y el empeoramiento de una crisis de seguridad alimentaria que ya es aguda”, dijo Sánchez. "Soy muy consciente de que Mauritania está en primera línea de todas las consecuencias", añadió.

Las islas Canarias, puerta hacia Europa a través de la peligrosa ruta del Atlántico

Las islas Canarias, en España, se han convertido cada vez más en un punto de tránsito para los migrantes y refugiados que intentan llegar a la Europa continental desde África occidental. Solo en enero desembarcaron unos 7.270 inmigrantes.

La ruta del Atlántico hacia Europa es una de las más mortíferas del mundo, afirmó Von der Leyen. De hecho, no es raro que embarcaciones enteras desaparezcan en el Atlántico y, a veces, algunos reaparezcan meses después al otro lado del océano sin supervivientes.

Las islas Canarias ya registraron un número récord de llegadas el año pasado: casi 40.000 personas llegaron a sus costas en precarias embarcaciones conocidas como cayucos, principalmente desde Senegal. Este año, las salidas desde Mauritania, que parecieron estar bajo control durante la mayor parte de 2023, han vuelto a aumentar.

A pesar de la presencia de patrullas españolas y mauritanas en la costa, la mayoría de los migrantes que han llegado este año a Canarias partieron de la empobrecida nación africana. Si bien muchos de los que llegan son ciudadanos de Malí y Senegal, un número cada vez mayor de jóvenes mauritanos también abordan los cayucos en los que se juegan la vida.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Las Islas Canarias viven su peor crisis migratoria desde 2006: 36.000 inmigrantes en 2023

España y Mauritania estrechan lazos contra la inmigracion irregular

NO COMMENT: Así hemos vivido la ola de calor en España