La farmacéutica Pfizer se ofrece un 'lifting fiscal' comprando Allergan por 150.000 millones de euros

La farmacéutica Pfizer se ofrece un 'lifting fiscal' comprando Allergan por 150.000 millones de euros
Por Euronews
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button

Los grupos farmacéuticos Pfizer y Allergan se fusionan por 150.000 millones de euros en la que ya es la mayor operación económica del año. De hecho

PUBLICIDAD

Los grupos farmacéuticos Pfizer y Allergan se fusionan por 150.000 millones de euros en la que ya es la mayor operación económica del año. De hecho, el estadounidense Pfizer busca con esta compra esquivar la mayor fiscalidad puesta en marcha en su país ya que situará su sede administrativa en Irlanda de donde es Allergan.

“Si se mira el sistema fiscal de Estados Unidos respecto a los otros países desarrollados de la OCDE, hay una desproporción”, recuerda desde le Nasdaq neoyorquino el analista bursátil Stephen Wood, de Russell Investments. “Los inversores hacen estas operaciones para aprovecharse de estas políticas fiscales ventajosas más que por cualquier otra razón”.

Si el regulador de la competencia estadounidense aprueba esta fusión, el grupo resultante será la mayor compañía farmacéutica mundial con una capitalización por encima de los trescientos mil millones de euros. Le seguirán el también estadounidense Johnson & Johnson y los suizos Novartis y Roche.

Los accionistas de Pfizer dispondrán del 56 por ciento y los de Allergan del 44. Pero el montaje financiero de Pfize, fabricante del Viagra, hará que Allergan, productor del Botox, sea inicialmente el nombre de la casa madre para ahorrarse miles de millones de dólares en impuestos. Su tipo de imposición en Irlanda no excederá el dieciocho por ciento, la mitad que en Estados Unidos.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

¿La viagra de las mujeres? Crean un parche de testosterona contra la pérdida de deseo sexual

Alemania registra un menor crecimiento económico en el último trimestre de 2023

La guerra entre Israel y Hamás pasa factura a la economía israelí