Prohibida la venta de alcohol en Toulouse y Lyon el día de los partidos de la Eurocopa

Prohibida la venta de alcohol en Toulouse y Lyon el día de los partidos de la Eurocopa
Por Euronews
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

Se prohibe la venta de alcohol para llevar el día de los partidos de la Eurocopa de fútbol en Toulouse y Lyon, después de la orden dada por el ministerio del Interior francés a todos los prefectos del

PUBLICIDAD

Se prohibe la venta de alcohol para llevar el día de los partidos de la Eurocopa de fútbol en Toulouse y Lyon, después de la orden dada por el ministerio del Interior francés a todos los prefectos del país. La decisión se produce después de la guerra campal entre aficionados rusos e ingleses el viernes pasado en Marsella que acabó con 35 heridos, uno de ellos de gravedad.

La medida podría extenderse al resto de ciudades anfitrionas del torneo, como París. Pero los primeros prefectos en aplicar la prohibición han sido en donde se disputaban encuentros este lunes. En Lyon, afecta a toda la ciudad. En Toulouse, se establece una zona de protección y seguridad para la venta, el consumo y el transporte no profesional de bebidas alcohólicas incluso el día antes. Tampoco se podrá vender alcohol en las terrazas de los bares, donde no se autorizan vasos de vidrio ni botellas. Aunque antes del partido España-República Checa, aun se podían ver seguidores de esta segunda selección bebiendo cerveza sin remarcarse incidentes.

La marca cervecera Carlsberg es patrocinador oficial de la Eurocopa, por lo que ha desembolsado ochenta millones de euros. Pero, en su caso, se sigue permitiendo su venta en las zonas oficiales habilitadas para el seguimiento de los encuentros al aire libre.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

¿Dónde paga la clase media los impuestos más altos y más bajos de Europa?

Los millennials se convertirán en la generación más rica de la historia

La caída de la inflación da un respiro a Europa en febrero, pero menos de lo esperado