EventsEventosPodcasts
Loader
Encuéntranos
PUBLICIDAD

La estrategia de asistencia de la UE busca mejorar el acceso a los cuidados de larga duración

En colaboración con The European Commission
La estrategia de asistencia de la UE busca mejorar el acceso a los cuidados de larga duración
Derechos de autor euronews
Derechos de autor euronews
Por Fanny Gauret
Publicado
Compartir esta noticia
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

En este episodio de Real Economy hablamos de la Estrategia Europea de Cuidados, cuyo objetivo es facilitar el acceso a los cuidados de larga duración y mejorar las condiciones laborales de los cuidadores.

El envejecimiento de la población hace que aumente la necesidad de cuidadores de larga duración. En Banska Stiavnica, en el este de Eslovaquia, se ha puesto en marcha un proyecto piloto de base comunitaria con el objetivo de mantener a las personas mayores en sus hogares el mayor tiempo posible.

En esta región de Eslovaquia, el acceso a cuidados y servicios de calidad para las personas mayores no siempre es posible debido a la falta de financiación y de personal. Lucia es cuidadora y tiene la suerte de poder cuidar de su abuela, Eva, como parte de su trabajo: la ayuda a limpiar, hacer la compra, y hasta a ducharse. 

Desde la pérdida de su marido, Eva vive sola, y su pequeña pensión no le permite cubrir todas sus necesidades. Así que su familia también la ayuda económicamente.

"Me alegro cuando viene a comer. Cuando está aquí, me siento más animada", dice Eva. 

El gasto público en cuidados profesionales de larga duración es bajo en Europa, representando solo el 1,7% del PIB en 2019. Debido a los costes que conllevan, a menudo es la familia la que se hace cargo de los cuidados.

Las proyecciones indican que en Eslovaquia el número de personas que necesitarán cuidados de larga duración aumentará más del 50% de aquí a 2070. Esto supone el doble del aumento medio en la Unión Europea.

Un proyecto de servicios sociales comunitarios

Mária Petrová vive sola y tiene una salud frágil. A menudo necesita ir al médico, y con la ayuda del Sr. Zorván, puede ir al hospital y regresar a casa.

Hace un año Mária se incorporó a un centro de servicios sociales comunitarios, uno de los proyectos subvencionados por el Fondo Social Europeo Plus (ESF+). El objetivo es reunir a los proveedores de asistencia social y sanitaria y a los ayuntamientos para ofrecer más servicios a las personas mayores.

Así, recibe ayuda con el transporte esencial y también un servicio de vigilancia a domicilio. Cuenta también con un reloj que muestra su temperatura, su tensión arterial y otros datos. 

"Todo esto ayuda mucho, mental y físicamente", dice Mária. 

Disfruto de este trabajo y me gusta el contacto con la gente. Me reconforta poder ayudarles y darles un poco de mí, porque tengo una relación específica con cada cliente.
Alžbeta Zaušková
Cuidadora social

Pavel Červienka dirige el proyecto sobre el terreno. Hoy dirige una consulta con la municipalidad y los adultos mayores de la región, para estimar sus necesidades.

"Tuvimos la idea de conectar los municipios en microrregiones, así podemos acumular más fondos y poder pagar a suficientes cuidadores. Posiblemente motivar a la gente para que empiece a hacer trabajo social", explica el director del proyecto. 

Cuidadoras sociales del proyecto, como Alžbeta Zaušková, piensan que su trabajo es una vocación que debe valorarse mejor.

"Es un trabajo muy importante hoy en día, por lo que podría ser mejor en términos de tiempo de trabajo, y podría estar mejor compensado", dice Alžbeta. 

Los retos del sector de los cuidados en Europa

Para saber cuáles son los principales retos a los que se enfrenta el sector de los cuidados de larga duración en Europa, hablamos con Ivailo Kalfin, director de la Fundación Europea para la Mejora de las Condiciones de Vida y de Trabajo (Eurofound). Para él, el gran reto es el acceso, ya que mucha gente no tiene acceso a estos servicios de cuidados de larga duración. 

"Pero el elefante en la habitación es el personal y los cuidadores. Cada vez hay más necesidad de cuidadores en Europa con una población que envejece, y cada vez hay menos cuidadores. No hay suficientes jóvenes en el sector de la asistencia y eso ofrece una perspectiva muy sombría para el futuro, si no se hace nada". 

Uno de los problemas es la falta de trabajadores de larga duración. Las condiciones de trabajo de los cuidadores son díficiles, y están mal pagados. Según Kalfin, la Comisión va a presentar una Estrategia de Cuidados de Larga Duración.

Todos estos cuidadores informales, en la mayoría de los casos, son mujeres. Porque las mujeres tienden a trabajar en empleos menos remunerados, más precarios. Y este es un estigma que continúa desde hace muchos años.
Ivailo Kalfin
Director de la Fundación Europea para la Mejora de las Condiciones de Vida y de Trabajo

"La formación también es muy importante, porque la tecnología cambia. Puede ayudar, pero también puede ser un obstáculo. Así que es muy necesario que estas personas se mantengan al día. Muchos de ellos están de guardia a corto plazo, así que tienen que estar disponibles todo el tiempo, pero también necesitan tener tiempo para descansar, relajarse, recomponerse, antes de volver", dice el director de la fundación. 

Por otra parte, el apoyo para los cuidadores informales - por ejemplo los familiares que cuidan de sus parientes - es una cuestión todavía más complicada que para los cuidadores profesionales. 

"Todos estos cuidadores informales, en la mayoría de los casos, son mujeres. Porque las mujeres tienden a trabajar en empleos menos remunerados, más precarios. Y este es un estigma que continúa desde hace muchos años", explica Kalfin. 

"Muchas de estas personas que cuidan ancianos o personas con discapacidad en casa, no pueden ir a trabajar. Tienen ingresos muy bajos y éste es prácticamente su trabajo. Si queremos ofrecerles una calidad de vida mínima, necesitan el apoyo del sistema social".

Compartir esta noticia