EventsEventosPodcasts
Loader
Encuéntranos
PUBLICIDAD

Guerra entre Israel y Hamás: Cómo ven los mercados financieros el conflicto

Foto de archivo de la ciudad de Gaza con concepto de inversión añadido.
Foto de archivo de la ciudad de Gaza con concepto de inversión añadido. Derechos de autor AP
Derechos de autor AP
Por Doloresz Katanich
Publicado
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Este artículo se publicó originalmente en inglés

Según los analistas, las inversiones relacionadas con la energía y la defensa se rentabilizarán en los próximos 12-18 meses.

PUBLICIDAD

Semanas después del devastador ataque de Hamás contra Israel -que provocó feroces represalias por parte de Israel que han hecho temer un desastre humanitario en Gaza- la conmoción inmediata que el asalto tuvo en los mercados parece estar desapareciendo.

Sin embargo, dado el enorme impacto que la inestabilidad en Oriente Medio puede tener en la economía mundial, surge una preocupación acuciante para los inversores: ¿qué inversiones serían una opción segura en medio de la posible escalada de conflictos en la región?

BCA Research, una empresa de estrategia de inversión global, apuesta por que la respuesta está en las inversiones relacionadas con el petróleo y la defensa.

La razón, según su estudio, se debe a que la guerra entre Israel y Hamás puede superar las fronteras de Gaza en los próximos 12 meses, provocando una importante crisis del petróleo, una previsión que parece cada vez más posible después de que el ejército estadounidense atacara las milicias apoyadas por Irán en Siria, en un acto autoproclamado de autodefensa.

BCA Research ha cifrado en un 45% la probabilidad de que el conflicto atraiga a Hezbolá y otros grupos militantes del Líbano y Siria.

Matt Gertken, estratega geopolítico jefe de la empresa, afirma que existe un riesgo significativo de que los combates se extiendan hasta implicar abiertamente a Irán en la contienda, aunque sea poco probable.

"Estados Unidos no quiere una confrontación a gran escala con Irán. No quiere interrumpir el flujo de petróleo", dijo. "Los iraníes también comparten un interés con Estados Unidos. Pero la probabilidad es de un 30%. Sigue siendo un riesgo muy alto para la economía mundial.

Inversiones en petróleo y defensa

Según BCA Research, ante la posibilidad de una escalada bélica, existe un alto riesgo de que los precios del petróleo experimenten una fuerte subida en los próximos 12 y 18 meses.

Según la empresa, la guerra de Gaza no será la única causa: También es probable que Rusia, aún atrapada en las sanciones occidentales derivadas de su invasión de Ucrania, reduzca la producción de petróleo.

"Las restricciones en la cadena de suministro podrían hacer subir los precios del petróleo", afirma Gertken.

Pero el esre no es el único mercado llamado a revalorizarse: BCA Research también ha apostado por el sector de defensa.

El estratega jefe señaló que EE.UU. está aumentando el gasto en defensa para proteger a sus aliados, y Europa también está destinando más fondos a defensa, lo que son señales prometedoras de mayores beneficios para los inversores.

Gertken advirtió, no obstante, de que los valores de defensa y energía "deben considerarse en relación con otros valores cíclicos (valores cuyo precio se ve afectado por la marcha de la economía)".

Dado que las actuales perspectivas económicas mundiales, incluidas las del propio FMI, sugieren una ralentización del crecimiento del PIB para el próximo año, los denominados valores cíclicos se enfrentan a un rendimiento más débil en comparación con 2023.

PUBLICIDAD

"Sin embargo, dentro de esta categoría, es probable que los valores del mercado energético y de defensa obtengan mejores resultados", afirma Gertken.

¿Qué espera el mercado?

A medida que se suceden las noticias sobre Israel y Gaza, los inversores se han ido decantando por inversiones refugio, como el oro y los bonos del Tesoro estadounidense.

Sin embargo, el impacto de la guerra en los mercados financieros mundiales y en los precios del petróleo ha sido moderado hasta ahora.

La ausencia de cambios volátiles en el mercado del petróleo es el resultado de dos efectos opuestos.

PUBLICIDAD

Osama Rizvi, analista sobre energía dePrimary Vision Network, afirmó que los precios del petróleo estaban a punto de bajar (debido a una ralentización de la economía mundial que reducía la demanda de petróleo) justo antes de que comenzara la guerra entre Israel y Hamás.

Muchos grandes inversores siguen teniendo en cuenta esta perspectiva: Los principales fondos de cobertura y gestores de dinero están desviando gran parte de sus inversiones del petróleo.

La semana pasada, redujeron a la mitad sus inversiones a largo plazo en petróleo, recortando sus contratos de compra de crudo, de unos 398 millones de barriles a unos 197 millones.

"Ha sido el ritmo más rápido de la década anterior", afirmó Rizvi.

PUBLICIDAD

Al mismo tiempo, los precios del petróleo también se vieron impulsados al alza por los inversores, que apostaron por una escalada bélica en Oriente Medio, lo que limitaría la oferta e impulsaría aún más los precios.

he International Monetary Fund is warning that energy-rich Gulf Arab states could burn through all their savings in the next 15 years.
he International Monetary Fund is warning that energy-rich Gulf Arab states could burn through all their savings in the next 15 years.Hasan Jamali/Copyright 2016 The AP. All rights reserved.

En cuanto al próximo periodo, Rizvi sospecha que no habrá grandes sorpresas. Suponiendo que la guerra se circunscriba a sus fronteras actuales, no espera más de una subida de entre 3 y 4 dólares en los precios del petróleo Brent.

Sin embargo, si Irán entra y sella el acceso a sus 700.000 barriles de petróleo anuales, es probable que se produzca un salto de 10 dólares, según el analista.

El tercer escenario es el más preocupante: Una guerra total en la que participen grandes potencias como EE UU y en la que Israel entre en conflicto directo con Irán.

PUBLICIDAD

"Si eso ocurre, según Bloomberg Economics, podría suponer la pérdida de casi un billón de dólares del PIB mundial, lo que llevaría a la economía mundial a la recesión, y también la posibilidad de que los precios del petróleo alcancen los 150 dólares o más", explicó Rizvi.

En qué se diferencia esta crisis de Oriente Medio de las demás

Si nos fijamos en las crisis anteriores de Oriente Próximo, no todos están convencidos de que la situación vaya a recrudecerse de verdad y provoque una crisis del petróleo.

Sin embargo, hay una "gran diferencia" ahora en la geopolítica que hace que la guerra actual sea diferente de las anteriores, según Gertken.

Teherán, 2014
Teherán, 2014Vahid Salemi/AP

"Creo que probablemente el elemento más infravalorado de este conflicto es que Irán ha conseguido capacidad de irrupción nuclear. Así que esta vez se trata de una crisis de Oriente Medio diferente a las anteriores", afirmó.

PUBLICIDAD

Explicó que la cuestión subyacente desde un punto de vista estratégico es si Estados Unidos e Israel están dispuestos a permitir que Irán posea armas nucleares que puedan afectar a la región.

"En pocas palabras, ¿Irán puede tener armas nucleares y Hezbolá?", se pregunta Gertken. "Y ésa es la razón por la que creo que ésta es una coyuntura importante y peligrosa".

Perspectivas mundiales

Aunque se contenga un posible conflicto con Irán, sigue existiendo la inminente posibilidad de que la economía estadounidense se enfrente a una recesión en los próximos 12-18 meses, según BCA Research.

La firma espera que la inflación general o energética sea demasiado alta para que la Reserva Federal de EE.UU. (o Fed, el banco central estadounidense) pueda empezar a recortar los tipos de interés.

PUBLICIDAD

Esto, unido a los altos precios de la energía, está comprimiendo la demanda y arrastrando a la economía, explicó Gertken.

Uno de los principales indicadores de si EE.UU. se enfrenta a una recesión -que Gertken prevé que abarque desde 2024 hasta principios de 2025- es su tasa de desempleo.

"Si la tasa de desempleo de EE.UU. empieza a subir en los próximos seis meses, lo primero que hace es indicar a los inversores que EE.UU. va a entrar en recesión", dijo. "Y tenemos una probabilidad muy alta de que Europa entre en recesión y tengamos una economía china débil".

Gertken también señaló que el momento en que se produzca una posible recesión en EE.UU. puede tener un enorme impacto en los resultados electorales del país y, a su vez, en la estabilidad mundial. Explicó que una recesión que se produjera antes de las elecciones reduciría las probabilidades de que el Partido Demócrata ganara la reelección.

PUBLICIDAD

"Lo que más repercute en la estabilidad mundial es si cambia el partido político estadounidense", afirmó Gertken.

¿Cuáles son las inversiones seguras frente a la crisis?

El aumento de los riesgos geopolíticos suele hacer subir el precio del oro y del dólar: los inversores tienden a mover su dinero casi automáticamente hacia estos activos porque son propensos a resistir las crisis mundiales.

El oro ha resistido durante mucho tiempo las conmociones geopolíticas y recientemente, a pesar del aumento de los tipos de interés reales, ha mantenido un precio relativamente alto.

Gertken afirma que uno de los motivos es que países como Rusia y China, que se están posicionando para un enfrentamiento comercial con EE.UU., se están abasteciendo de oro.

PUBLICIDAD
Unos trabajadores preparan oro en Múnich en 2018.
Unos trabajadores preparan oro en Múnich en 2018.Matthias Schrader/Copyright 2018 The AP. All rights reserved.

Las inversiones en dólares podrían sufrir caídas temporales, ya que la divisa cotiza de forma inversa al petróleo, pero fundamentalmente se consideran un refugio seguro.

Divisas como el yen japonés y el franco suizo también son opciones sólidas en una crisis, al igual que los rendimientos del Tesoro estadounidense.

El mercado de renta fija ha sufrido recientemente una fuerte liquidación, pero Gertken cree que estas inversiones empezarán a atraer más flujos de dinero.

"Creo que los bonos pueden funcionar bastante bien porque la inflación está cayendo", explica. "Creo que los bonos siguen siendo un refugio y, en particular, los bonos de los mercados desarrollados, y Estados Unidos entraría en esa categoría".

PUBLICIDAD

Para los inversores que miran más allá del próximo año, las materias primas también podrían aportar buenos rendimientos. La plata y el cobre, sugiere Rizvi, son potencialmente buenas inversiones, y añade que estas dos materias primas suelen registrar un aumento de la demanda y de los precios cuando las economías van bien.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Israel amplia las operaciones terrestres en el norte de Gaza

Google pierde el valor de Disney de la noche a la mañana

¿Qué país tiene el mejor sistema de pensiones del mundo y qué tiene que ver la IA?