This content is not available in your region

La Bienal de Venecia supera la pandemia para preguntarse por el futuro de la humanidad

euronews_icons_loading
Un detalle del pabellón del Reino Unido en la Bienal de Arquitectura de Venecia
Un detalle del pabellón del Reino Unido en la Bienal de Arquitectura de Venecia   -   Derechos de autor  Alessandra Tarantino/AP
Por Francisco Fuentes  con AP

Venecia recupera uno de sus grandes símbolos, la Bienal de Arquitectura.

Una cita que pasa la página de la pandemia tras el aplazamiento del año pasado, con una pregunta a corazón abierto: "¿Cómo viviremos juntos?"

No lo sabemos, aunque sí que sabemos que viviremos juntos o no viviremos, porque tras el coronavirus han reaparecido problemas como el racismo, el populismo o el futuro del capitalismo.

"La cuestión de cómo viviremos juntos nos interroga sobre el cambio climático, sobre la profunda polarización política, sobre el aumento de las desigualdades en el mundo. Estas son las causas de la pandemia y son las razones por las que hemos planteado esta pregunta", explica el comisario de la Bienal de Arquitectura de Venecia, Hashim Sarkis.

Entre las iniciativas de los 46 pabellones nacionales, la propuesta irlandesa se ocupa de los retos de las sociedades digitales.

"La industria del sector de los centros de datos irlandesa consumirá en 2027 un tercio de la electricidad de todo el país. En consecuencia, este proyecto trata de explicar que la nube es un proceso extractivo que requiere cantidades ingentes de electricidad, que generalmente proviene o se produce a partir de los combustibles fósiles", señala el cocomisario del pabellón de Irlanda, Donal Lally.

El pabellón español es un soplo de aire fresco que esconde una dura realidad, que comenta la cocomisaria de la instalación, Sofía Piñero: "El proyecto dignifica la situación de la gente que se encuentra en una situación ilegal, incluso que se les llama ilegales. No son delincuentes y se les trata como tal. Son gente que huye de situaciones terribles. Yo creo que, en la misma línea de los que estábamos hablando, vivir juntos pasa por todos, tiene que ser todo el mundo o ninguno", dice Piñero.

La propuesta francesa pone en valor el trabajo comunitario para reforzar el sentimiento de pertenencia a la sociedad.

"Es un mirada al mundo optimista y llena de alegría. La arquitectura puede ofrecer placer, confort y bienestar a las personas. Y por encima de todo me gustaría decir, en este año difícil, para celebrar la vida y hablar de las vidas de la gente", añade el comisario del pabellón de Francia, Christophe Hutin.

Un simple código QR, un código de respuesta rápida nos recibe en el pabellón alemán para descubrir la sociedad del futuro.

"¿Cómo viviremos juntos?", algunas respuestas en la Bienal de Arquitectura de Venecia hasta el próximo mes de noviembre.

Fuentes adicionales • EFE