EventsEventosPodcasts
Loader
Encuéntranos
PUBLICIDAD

Un oligarca ruso demanda a Sotheby's tras pagar "precios inflados" por obras de arte

Foto de archivo de 2013 del multimillonario ruso Dmitry Rybolovlev, que ha demandado a Sotheby's por supuestamente ayudarle a estafar decenas de millones en obras de arte que compró.
Foto de archivo de 2013 del multimillonario ruso Dmitry Rybolovlev, que ha demandado a Sotheby's por supuestamente ayudarle a estafar decenas de millones en obras de arte que compró. Derechos de autor Lionel Cironneau/AP Photo
Derechos de autor Lionel Cironneau/AP Photo
Por Anca Ulea con AP
Publicado
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Este artículo se publicó originalmente en inglés

El multimillonario ruso Dmitry Rybolovlev, propietario del club de fútbol AS Mónaco, ha demandado a la casa de subastas Sotheby's por haber ayudado presuntamente a un marchante de arte a estafarle decenas de millones de euros.

PUBLICIDAD

Un multimillonario ruso ha demandado a Sotheby's, alegando que la casa de subastas ayudó a un marchante de arte a engañarle para que pagara decenas de millones de euros más por obras de arte de lo que valían.

El oligarca ruso Dmitry Rybolovlev -que, según Forbes, tiene un patrimonio neto de 6.400 millones de dólares (5.800 millones de euros)- presentó una demanda ante un tribunal de Nueva York contra la casa de subastas británica, de 280 años de antigüedad, la última de una larga batalla legal que ha sacudido el mundo del arte.

En un alegato inicial en el tribunal federal de Manhattan el lunes, la abogada de Sotheby's Sara Shudofsky dijo a un jurado que Rybolovlev estaba "tratando de hacer pagar a una parte inocente por lo que otra persona le hizo".

Shudofsky dijo que el magnate de los fertilizantes de potasa, un hábil hombre de negocios que ha dirigido empresas de gran éxito, tenía "buenas razones para estar enfadado consigo mismo" después de gastar cientos de millones de dólares en comprar obras maestras de arte sin tomar "las medidas más básicas" para protegerse de un intermediario que le engañó.

"Sotheby's no sabía nada de esas mentiras", dijo el abogado. "Sotheby's no tenía conocimiento ni participó en ninguna mala conducta".

El abogado de Rybolovlev, Daniel Kornstein, insistió en que un ejecutivo de Sotheby's con sede en Londres formaba parte de un grupo de ejecutivos implicados en un elaborado fraude.

"Como resultado de participar en el fraude, Sotheby's ganó mucho dinero", dijo Kornstein. "Sotheby's tenía opciones, pero eligió la codicia".

Una colección de arte de categoría mundial

Según los documentos judiciales, Rybolovlev gastó aproximadamente 2.000 millones de dólares (1.800 millones de euros) en 12 años para adquirir una colección de arte de categoría mundial, que incluía obras maestras de Leonardo da Vinci, Gustave Klimt, Auguste Rodin y Amedeo Modigliani.

La demanda afirma que el equipo de Rybolovlev descubrió más tarde que el marchante de arte suizo que le asesoró en la compra de las obras, Yves Bouvier, les había "engañado al comprar él mismo las obras por un precio y cobrarles otro, millones o decenas de millones de dólares más alto".

Bouvier afirmaba que podía ahorrar dinero a Rybolovlev encargándose de las negociaciones de las obras de arte a cambio de una comisión del 2%, según declaró Kornstein ante el tribunal.

Rybolovlev ya ha demandado al propio Bouvier por este asunto en Hong Kong, Nueva York, Singapur y Suiza, alegando que pagó más de 1.000 millones de dólares (913 millones de euros) de más por 38 obras debido a la trama. El marchante negó las acusaciones y ambos llegaron a un acuerdo extrajudicial a finales del año pasado.

Bouvier no está acusado en el juicio de Manhattan.

Esta nueva demanda alega que Sotheby's ayudó e instigó al marchante de arte suizo, inflando las valoraciones de 16 de las obras compradas por Rybolovlev, entre ellas el "Salvator Mundi" de Leonardo Da Vinci, que se convirtió en la obra de arte más cara jamás vendida.

One of the artworks Rybolovlev says he overpaid for is Leonardo Da Vinci's "Salvator Mundi," which later went on to become the most expensive painting ever sold.
One of the artworks Rybolovlev says he overpaid for is Leonardo Da Vinci's "Salvator Mundi," which later went on to become the most expensive painting ever sold.Kirsty Wigglesworth/AP Photo

Un juez de distrito estadounidense dictaminó el año pasado que la casa de subastas debía hacer frente a reclamaciones relacionadas con el fraude en cuatro de las obras que ayudó a vender a Rybolovlev: "Salvator Mundi", la escultura "Tête" de Modigliani, la obra maestra de Klimt "Wasserschlangen II" y "Le Domaine d'Arnheim" de René Magritte de 1962.

Rybolovlev compró el "Salvator Mundi" de Da Vinci en 2013 por 127,5 millones de dólares, un precio que, según Bouvier, se acordó tras duras negociaciones con un vendedor anónimo, según los documentos judiciales.

PUBLICIDAD

Sin embargo, la demanda afirma que "estas negociaciones nunca se produjeron" y que el cuadro valía en realidad unos 90 millones de dólares (82 millones de euros) cuando Rybolovlev lo compró. La demanda también afirma que Sotheby's infló la valoración del cuadro en comunicados oficiales para justificar el abultado sobreprecio de Bouvier.

Cuatro años después, Rybolovlev vendió "Salvator Mundi" por 450 millones de dólares (411 millones de euros) al príncipe heredero saudí Mohammed bin Salman, en una subasta de Christie's en Nueva York. El paradero del cuadro es ahora un misterio, y su autenticidad ha sido cuestionada por muchos expertos en arte en los últimos años.

Rybolovlev, de 57 años, propietario del club de fútbol AS Mónaco y de la isla griega de Skorpios, tiene previsto declarar ante el tribunal durante el proceso.

Su abogado, Daniel Kornstein, afirma que, en total, Bouvier se embolsó 164 millones de dólares (150 millones de euros) gracias a sus "sobreprecios secretos" y otros 6,4 millones (5,8 millones de euros) al cobrar su comisión del 2%.

PUBLICIDAD

El abogado dijo a los miembros del jurado que examinaran los documentos, incluidos los correos electrónicos, que "no mienten" y demostrarían que los ejecutivos de la casa de subastas sabían lo que estaba ocurriendo. Les instó a ignorar lo que predijo que serían "cuentos de hadas" de los testigos de Sotheby's.

"El cliente está deseando que llegue el juicio. Por primera vez se presentarán todas las pruebas. Por primera vez en nueve años, Rybolovlev hablará públicamente y ofrecerá un relato detallado de la verdad sobre este caso. El juicio puede aportar otro beneficio importante: puede mostrar al mundo cómo funciona a veces el mercado del arte; puede advertir a otros coleccionistas y entusiastas del arte para que se protejan".

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

La Justicia europea elimina a Fridman, exdueño de Dia, y Petr Aven de la lista de sanciones de la UE

Millonaria cifra de venta para una obra maestra de Picasso

Una subasta bestial: vendido un Tinanosaurio rex por 4,8 millones de euros