EventsEventosPodcast
Loader

Encuéntranos

PUBLICIDAD

El hermano pequeño de El Niño: ¿Qué es y por qué podría provocar huracanes más fuertes?

Casas dañadas y desaparecidas tras el paso del huracán Ian, 29 de septiembre de 2022, en Fort Myers Beach, Florida.
Casas dañadas y desaparecidas tras el paso del huracán Ian, 29 de septiembre de 2022, en Fort Myers Beach, Florida. Derechos de autor AP Photo
Derechos de autor AP Photo
Por Charlotte Elton
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Este artículo se publicó originalmente en inglés

El "hermano pequeño" de El Niño podría provocar huracanes "más intensos y destructivos", según advierte un nuevo estudio.

PUBLICIDAD

El Niño atlántico -un sistema meteorológico que implica altas temperaturas oceánicas y una compleja dinámica de vientos- está poco estudiado, eclipsado por el patrón climático mucho más amplio de El Niño.

Pero nuevos análisis han mostrado la relación entre este fenómeno meteorológico y los ciclones tropicales "más intensos y destructivos".

"El Niño/Niña del Atlántico es potencialmente un predictor adicional de la actividad estacional de los huracanes atlánticos que puede utilizarse para mejorar las perspectivas estacionales de los huracanes atlánticos", escriben los autores de una nueva investigación publicada en Nature este verano.

¿Qué es el "hermano pequeño" de El Niño y cómo influye en los huracanes?

¿Qué es El Niño atlántico?

El Niño atlántico produce fluctuaciones de temperatura por una vasta extensión de agua del Atlántico.

Se caracteriza por temperaturas en la superficie del mar más cálidas que la media en la cuenca ecuatorial oriental y vientos más débiles que la media en todo el Atlántico oriental y central.

"Como el típico hermano pequeño, el Niño del Atlántico tiende a seguir a su hermano mayor, activándose a menudo en el verano, después de que El Niño, lo hiciese en invierno", escribió el oceanógrafo Sang-Ki Lee para el Laboratorio Oceanográfico y Meteorológico del Atlántico.

El fenómeno tiene complejas repercusiones locales, como la reducción de las precipitaciones en la región del Sahel y el aumento del número de inundaciones en Sudamérica.

Nuevas investigaciones sugieren que también podría contribuir a la formación de huracanes.

Las tormentas potentes suelen formarse en perturbaciones atmosféricas sobre África Occidental, cerca de Cabo Verde. Estas tormentas recorren miles de kilómetros antes de tocar tierra en América.

Las tormentas nacidas en Cabo Verde representan entre el 80% y el 85% de todos los huracanes importantes que azotan Estados Unidos y el Caribe.

Cuanto más tiempo pasan los huracanes sobre mares cálidos, más tiempo tienen para absorber la energía de estas aguas. El Niño atlántico eleva la temperatura del mar y, por tanto, agrava la gravedad de estas tormentas.

"Tales condiciones aumentan la probabilidad de que se desarrollen poderosos huracanes en los trópicos profundos cerca de las islas de Cabo Verde, elevando el riesgo de que grandes huracanes impacten las islas del Caribe y EE.UU.", escriben los autores del estudio.

¿Qué relación tiene El Niño con los huracanes?

Es probable que El Niño atlántico se desarrolle el próximo año, dado que actualmente estamos en un año marcado por El Niño, el primero desde 2018-2019.

El mundo oscila entre los años de 'El Niño' y 'La Nina', un patrón climático que dirige el clima en todo el mundo.

El Niño hace que las aguas del océano Pacífico se calienten mucho más de lo habitual por causa de los vientos del Pacífico que empujan el agua caliente hacia el este cuando la corriente en chorro del Pacífico se desplaza hacia el sur.

AP Photo
This NOAA satellite image taken Friday, Sept. 9, 2011 at 01:45 AM EDT shows Hurricane Katia now about 360 miles northwest of Bermuda.AP Photo

Este fenómeno meteorológico provoca un aumento global de las temperaturas de unos 0,2 grados centígrados en todo el mundo, pero tiene complejas repercusiones locales en el clima.

En Europa, suele traducirse en inviernos más secos y fríos en el norte y más húmedos en el sur. En Estados Unidos, genera un tiempo más seco y cálido en los estados del norte e intensas lluvias e inundaciones en la costa del Golfo y el sureste.

PUBLICIDAD

Los monzones en la India y las lluvias en Sudáfrica podrían reducirse, pero el este de África podría recibir más lluvias e inundaciones.

El Niño puede hacer que los huracanes sean más potentes, porque las tormentas absorben la energía de mares más cálidos que la media.

Sin embargo, este fenómeno climático también provoca una "cizalladura vertical del viento", es decir, el cambio de velocidad y dirección de los vientos a mayor altura, que desgarra **los huracanes.**Esto significa que los años de El Niño suelen estar asociados a temporadas de huracanes menos intensas.

En marzo, los científicos de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA) predijeron una temporada por debajo de la media. Pero las altas temperaturas oceánicas hacen que la temporada de huracanes - que dura entre junio y noviembre - haya sido mortal este año. La NOAA pronosticó un 60% de una temporada de huracanes "por encima de lo normal".

"La NOAA insta a todos los habitantes de zonas vulnerables a que tengan un plan bien pensado para los huracanes", ha declarado la agencia oceanográfica estadounidense.

PUBLICIDAD
Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

NoComment| El huracán Norma toca tierra en Baja California, México

¿Nevará más este invierno en Europa? Así podría afectar El Niño a nuestro clima

Estado de emergencia por la sequía en Sicilia: ¿Escasez de agua o mala gestión?