Politica de la UE. La Eurocámara y los Estados miembros cierran un acuerdo sobre contaminación atmosférica

Vista del horizonte de Milán, Italia, martes 20 de febrero de 2024.
Vista del horizonte de Milán, Italia, martes 20 de febrero de 2024. Derechos de autor Luca Bruno/Copyright 2024 The AP. All rights reserved
Derechos de autor Luca Bruno/Copyright 2024 The AP. All rights reserved
Por Marta Pacheco
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Este artículo se publicó originalmente en inglés

Los límites más estrictos de contaminación atmosférica y el acceso de los ciudadanos a la justicia son aspectos clave del acuerdo.

PUBLICIDAD

Durante las negociaciones interinstitucionales celebradas en Bruselas, los legisladores alcanzaron un acuerdo para reducir aún más la contaminación atmosférica en toda la UE y alinear las normas de calidad del aire con las de la Organización Mundial de la Salud (OMS), en un intento por alcanzar la contaminación cero en 2050.

El acuerdo alcanzado el martes 20 de febrero por la tarde sobre la Directiva de Calidad del Aire se produjo tras varias rondas de reuniones técnicas entre el Parlamento Europeo y el Consejo, ya que este último buscaba más flexibilidad para los países de la UE que quisieran retrasar la aplicación de las normas de calidad del aire.

El Consejo quería una pausa de 10 años en la aplicación, hasta 2040, frente a la propuesta de la Comisión Europea, que fijaba el plazo para reducir la contaminación atmosférica en 2030. El acuerdo ofrece exenciones para regiones con determinadas condiciones geográficas o en las que la reducción de la contaminación atmosférica sólo sería posible con un "impacto significativo en los sistemas de calefacción doméstica existentes".

Pero las condiciones exigidas por el Parlamento, como exigir a los países de la UE que incluyan proyecciones sobre la calidad del aire en sus planes y hojas de ruta para 2028, obligarán a los gobiernos nacionales a hacer un seguimiento de los avances y a demostrar que las infracciones de los límites de contaminación se reducen al mínimo. En el caso de las partículas y el dióxido de nitrógeno, los dos contaminantes más nocivos para la salud humana, los valores límite anuales se reducirán a la mitad en virtud del acuerdo.

La Comisión se encargará de revisar las normas de calidad del aire antes de diciembre de 2030 y, posteriormente, al menos cada cinco años.

En virtud del acuerdo, los ciudadanos y las ONG podrán impugnar la aplicación de las normas en los Estados miembros. Los colegisladores acordaron que los ciudadanos con síntomas asociados a la contaminación atmosférica tendrán un mejor acceso a la justicia. Además, tendrán derecho a una compensación si pueden demostrar que su salud se ha visto perjudicada por el incumplimiento de las nuevas normas nacionales.

El ponente del PE, Javi López (España/S&D), que dirigió las negociaciones parlamentarias, calificó el acuerdo de "gran paso" hacia adelante.

Alain Maron, ministro del Gobierno de Bruselas responsable de Medio Ambiente y en nombre de la Presidencia belga de la UE, afirmó que las nuevas normas "mejorarán drásticamente" la calidad del aire y atajarán la contaminación atmosférica.

Anne Stauffer, directora adjunta de la ONG Alianza para la Salud y el Medio Ambiente (HEAL), afirmó que el paquete tiene un "enorme potencial" para mejorar la vida de las personas, prevenir enfermedades y lograr ahorros económicos, a pesar de no ajustarse plenamente a las recomendaciones científicas.

Para Milka Sokolovic, directora general de la Alianza Europea por la Salud Pública, "disponer de aire limpio a través de una ambiciosa Directiva sobre la calidad del aire ambiente es un componente crucial para hacer frente a las desigualdades en materia de salud en toda Europa: una legislación que garantice que todos los europeos, especialmente los que viven en comunidades vulnerables y marginadas, respiren aire limpio".

El acuerdo aún debe ser adoptado por el Parlamento y el Consejo antes de entrar en vigor, momento en que los países de la UE dispondrán de dos años para transponerlo a su legislación nacional.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

La polución del aire sigue demasiado alta en la Unión Europea

Reducir la contaminación atmosférica para acabar con el cambio climático

Barcelona quiere combatir la sequía con una desalinizadora flotante