EventsEventos
Loader

Find Us

InstagramFlipboardLinkedin
Apple storeGoogle Play store
PUBLICIDAD

Tregua en la guerra comercial transatlántica

Tregua en la guerra comercial transatlántica
Derechos de autor REUTERS/Joshua Roberts
Derechos de autor REUTERS/Joshua Roberts
Por Stefan GrobeAna Lazaro
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, evita la imposición de aranceles al sector del automóvil

PUBLICIDAD

Europa respira con alivio, tras la tregua alcanzada en la guerra comercial entre Estados Unidos y la Unión Europea.

Los presidentes de Estados Unidos y de la Comisión Europea, Donald Trump y Jean-Claude Juncker, se han puesto de acuerdo para crear un grupo de trabajo y aparcar los temidos aranceles a los automóviles.

La reunión en la Casa Blanca duró dos horas y tan sólo se conocen las grandes líneas del acuerdo. Probablemente es lo único que se ha establecido. Pero implica un cambio de tono muy significativo.

"Es la primera vez que esta administración y este presidente dicen que el comercio entre Estados Unidos y la Unión Europea puede beneficiar a todos", explica Peter Rashish, de la Universidad Johns Hopkins de Washington. "Anteriormente tendía a presentar a Estados Unidos como una víctima. Y esto es muy positivo."

La Unión Europea se ha comprometido por su parte a comprar más gas natural licuado y más soja. Lo que ha llevado a Donald Trump a ensalzar, casi de inmediato, los beneficios que reportará a los agricultores estadounidenses. "La Unión Europea comenzará, rápidamente, a comprar mucha soja", ha dicho en declaraciones a la prensa.

Pero también rápidamente, el ministro de finanzas francés, Bruno LeMaire, le ha respondido con un tuit en el que puede leerse: "La agricultura debe mantenerse al margen de las conversaciones. Europa no transigirá con las normas".

Alemania parece satisfecha, por el momento su industria automovilística escapa a los aranceles.

Pero, ¿cómo ha logrado el presidente de la Comisión Europea un acuerdo que parecía casi imposible?

En opinión de Pascal Lamy, exdirector de la Organización Mundial del Comercio, Juncker no llegó a Washington haciendo concesiones, sino con el resultado de las conversaciones entre China y la Unión Europea. "Así es como hay que entenderlo: se alía con EE.UU. para presionar a China y se alía con China para presionar a EE.UU. "

Pero dada la imprevisibilidad de Trump, nadie es capaz de vaticinar cuánto durará la tregua.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Polémica después de que el Parlamento serbio impulse un equivalente de la 'ley rusa'

Visita sorpresa de Annalena Baerbock, ministra de Exteriores alemana, a Ucrania: "Necesitan ayuda"

Los diputados eslovacos piden respeto y destierran la propagación del odio en la política