This content is not available in your region

¿Cómo es la nueva propuesta europea para los satélites espaciales?

Access to the comments Comentarios
Por Christopher Pitchers
¿Cómo es la nueva propuesta europea para los satélites espaciales?
Derechos de autor  Pierre Carril/ESA-Pierre Carril

La Comisión Europea ha presentado este martes nuevas propuestas para la tercera gran red de satélites que complementar los sistemas ya existentes. Se trata de Galileo, un sistema de navegación global, y Copernicus, utilizado para la observación del plantea.

Esta nueva constelación de satélites garantizará la independencia de la UE en lo que respecta a la seguridad de sus sistemas de comunicación, que dependen en gran medida de satélites no europeos que orbitan alrededor de la Tierra.

Básicamente, su objetivo es hacer que las conexiones sean más seguras y fiables para los sistemas europeos, desde la gestión del tráfico aéreo y por carretera hasta las operaciones de búsqueda y rescate en el mar, pasando por la vigilancia militar y de zonas fronterizas.

¿Porque es importante?

En un mundo cada vez más digital, la protección de las redes de comunicación de la UE es vital para garantizar que la información no caiga en las manos equivocadas.

El eurodiputado alemán Niklas Nienass ha explicado a Euronews que esto puede significar, por ejemplo, que “Macron y Scholz puedan comunicarse sin tener miedo de que Putin les escuche”.

También es crucial para la resiliencia cibernética del propio bloque y ayudará a prevener ataques cibernéticos en los sistemas anteriores. 

La propuesta también tiene como objetivo aumentar la conectividad en áreas de importancia estratégica como África y el Ártico, donde hay grandes puntos negros sin conectividad. 

Además, Bruselas quiere lidiar con un problema creciente:  los desechos espaciales que dejan otros satélites.

Ha bautizado la propuesta comoun enfoque para la gestión del tráfico espacial. Pero los tratados europeos no dan competencias a la Comisión Europea para poder actuar en esta área. Por ello, por ahora evaluará los requisitos para llegar a acuerdos con los Estados miembros y las partes interesadas para ver qué se puede hacer de forma conjunta.

¿Qué impacto tendrá en nuestras vidas?

Quizá pienses ¿por qué me importa todo esto? ¿Cómo afectará mi vida? Bueno, los satélites son mucho más importantes para la vida diaria de lo que se cre.

Como parte del plan de Bruselas, la expansión de la conectividad más allá de los sistemas gubernamentales y operativos de la UE es clave. Por ahora, es solo una idea, pero la Comisión quiere extender la disponibilidad de banda ancha de alta velocidad y conectividad ininterrumpida en todo el continente, eliminando las zonas muertas.

De esa manera, todos los ciudadanos europeos tendrán acceso a Internet en cualquier parte de todos los Estados miembros. 

La nueva constelación de satélites también proporcionará apoyo a los sistemas Galileo y Copernicus en caso de que se caigan, lo que según Josef Aschbacher, director general de la Agencia Espacial Europea (ESA), tendría graves consecuencias en la Tierra.

"Imagínese que los satélites se apagarían por un día. Eso sería un desastre. El pronóstico del tiempo sería muy malo... está bien... uno puede decir que podemos vivir con lluvia y sol, pero tiene una gran implicación en la economía", dijo Aschbacher a Euronews**."El pronóstico del tiempo desde el espacio aporta 61 000 millones de euros en beneficios económicos a la economía europea",** revela Aschbacher.

“Navegación: si apaga los satélites de navegación, por supuesto, la navegación ya no funciona”, agregó. Telecomunicaciones, bolsas de valores: todo depende de los satélites en la actualidad. Entonces, sí, ya somos absolutamente dependientes y esta dependencia aumentará en el futuro".

¿Qué pasa con el coste? ¿De dónde viene el dinero?

El coste total estimado actualmente es de 6 000 millones de euros, con 2 400 millones de euros provenientes del presupuesto de la UE, de los Estados miembros y contribuciones de la ESA. La Comisión espera obtener la cantidad restante de inversiones del sector privado.

Pero como ocurre con la mayoría de los proyectos de la UE, las estimaciones iniciales normalmente se superan, así que, ¿realmente valdrá la pena el proyecto?

El eurodiputado Nienass dice 'sí', siempre que no se exceda demasiado del presupuesto.

“Actualmente estamos hablando de un precio de 6 000 millones de euros. Esto podría aumentar dependiendo de los servicios que agregues, pero 6 mil millones de euros para 440 millones de personas que viven en Europa, son 13 euros para garantizar que todos tengan una conexión a Internet decente… Creo que la mayoría de la gente está dispuesta a pagar eso”, dijo el eurodiputado verde.

¿Cuándo estará listo?

Nienass ha explicado a Euronews que si Bruselas se pone de acuerdo, el nuevo sistema de satélites podría estar operativo para 2025.

El cronograma actual proporcionado por la Comisión prevé un  tiempo similar para el servicio inicial, pero el servicio completo no será hasta mediados de 2027 como muy pronto.

La propuesta también debe navegar por el Parlamento Europeo y luego las negociaciones con los estados miembros, lo que puede llevar algún tiempo.