This content is not available in your region

Los franceses eligen entre dos visiones opuestas de la Unión Europea

Access to the comments Comentarios
Por Gregoire Lory
euronews_icons_loading
Emmanuel Macron y Marine Le Pen
Emmanuel Macron y Marine Le Pen   -   Derechos de autor  LUDOVIC MARIN/AFP or licensors

Dos visiones diametralmente opuestas de la Unión Europea se enfrentan en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales francesas.

Este miércoles por la noche tuvo lugar el debate principal, donde destacó la visión proeuropea defendida por el actual presidente Emmanuel Macron y, por otro lado, el proyecto soberanista defendido por Marine Le Pen.

La candidata de extrema derecha acusó a su oponente de querer buscar la integración entre los 27 a costa de los intereses franceses. Pero la profesora de la Universidad Libre de Bruselas, Nathalie Brack, no lo ve así.  "Intentó defender lo que había empezado a hacer a nivel europeo, es decir, avanzar en todo lo que es la Europa de las vacunas, la Europa de la solidaridad y, por tanto, tener una mutualización de las deudas. Ha prometido ciertas reformas, pero está avanzando hacia una mayor integración, donde tiene sentido, sobre todo en materia de ecología", explica la profesora.

Marine Le Pen ha dejado atrás las demandas de abandonar la UE y el euro. Sin embargo, quiere reintroducir los controles fronterizos dentro del espacio Schengen, quiere dar marcha atrás en la libre circulación de trabajadores y favorecer a ciudadanos nacionales para el acceso a las prestaciones.

Además, Marine Le Pen quiere establecer la primacía del derecho nacional sobre el europeo algo contrario a los tratados de la UE. Para Emmanuel Macron y para esta investigadora, el programa de Le Pen equivale a la exclusión de Francia de la UE. "Es en sí mismo un Frexit que no se atreve a nombrar, ya que una serie de propuestas de su programa exigen o bien salir de la Unión Europea o bien una revisión completa de los tratados europeos y, por tanto, no es compatible con la Unión Europea tal y como la conocemos hoy. Así que, de facto, aunque no se atreva a decirlo, lo que propone es, si quiere poner en marcha su programa, una salida de la Unión Europea tal y como es hoy", lamenta Brack. 

Todas las capitales europeas estarán atentas a las elecciones francesas plantean de facto un referéndum sobre el papel de Francia en la Unión Europea.