This content is not available in your region

Presidenciales Francia 2022: Macron confía en que el Frente Republicano frene a Le Pen

Access to the comments Comentarios
Por Cyril Fourneris
euronews_icons_loading
Los candidatos de la segunda vuelta de las elecciones presidenciales francesas, Emmanuel Macron y Marine Le Pen.
Los candidatos de la segunda vuelta de las elecciones presidenciales francesas, Emmanuel Macron y Marine Le Pen.   -   Derechos de autor  Charly TRIBALLEAU / AFP

A tres días de la segunda vuelta de las presidenciales francesas, Emmanuel Macron multiplica los llamamientos para "frenar" a su rival, Marine Le Pen.

El llamado 'Frente Republicano contra la extrema derecha' ha sido una tradición en Francia en las últimas décadas. Pero muchos franceses ahora se niegan a elegir, especialmente algunos votantes de izquierda.

"Votaré en blanco. Es mi primera presidencial y no quiero obligarme a votar por Macron", dice un joven.

"No ha hecho un gran trabajo en los últimos cinco años para unirnos, así que no veo por qué eso cambiaría", señala una electora.

"No hay uno mejor que el otro. Cuando escucho que no debes dar tu voto a la extrema derecha, no veo a quién debes dárselo", afirma una joven.

Afortunadamente para el partido de Macron, La République en Marche (LREM), muchos franceses todavía tienen la intención de votar en contra de Le Pen. El objetivo de estos últimos días de campaña: convencer a los indecisos de ir a votar.

"Votar en blanco es votar a Marine Le Pen. Significa permitirle llegar al poder. Ya no se trata de estar de acuerdo o en desacuerdo con Macron, sino de estar de acuerdo con el Estado de derecho, la República, Europa, valores que son la base de nuestra sociedad", asegura Barbara Granatelli, activista LREM.

La mayoría de la clase política francesa ha instado a votar por Macron, que sigue siendo el favorito. Pero según el politólogo Marcial Foucault, director del CEVIPOF, el equilibrio de poder no es el mismo que hace cinco años:

"El frente republicano no puede bastar para movilizar a los electorados de Jean-Luc Mélenchon y, más ampliamente, a los electorados de izquierda: los Verdes, el Partido Socialista, el Partido Comunista... Existe un riesgo de construir una estrategia de segunda vuelta únicamente en torno al frente republicano... Tendrán que hacer más para evitar la abstención en la segunda vuelta".

Hacer más es lo que intenta Macron: dar un paso atrás en la edad de jubilación y un paso al frente en la "planificación ecológica" defendida por Mélenchon.

"En 2002, cuando el padre de Marine Le Pen llegó a la segunda vuelta, el Frente Republicano era casi total en Francia. Veinte años después, hay muchas reticencias y habrá que esperar al domingo para ver qué queda de él", Cyril Fourneris, Euronews.