This content is not available in your region

El caucho es uno de los principales causantes de la deforestación, advierte una ONG

Access to the comments Comentarios
Por Méabh Mc Mahon
euronews_icons_loading
An unidentified man sits next to a felled tree at the Afi mountain forest reserve near Ikom, Nigeria
An unidentified man sits next to a felled tree at the Afi mountain forest reserve near Ikom, Nigeria   -   Derechos de autor  GEORGE OSODI/AP

Las plantaciones industriales de caucho financiadas por Europa están contribuyendo a la deforestación masiva en África Occidental y Central. Pero el caucho sigue estando ausente de los planes de la Unión Europea para atajar la deforestación, según una nueva investigación de la ONG Global Witness.

"Europa es claramente cómplice de todo esto. No son sólo las empresas y los fabricantes de neumáticos europeos, sino también los bancos europeos que apoyan la producción de caucho", ha explicado a Euronews Giulia Bondi, responsable de la campaña de bosques de Global Witness.

La UE afirma que lidera la lucha contra la deforestación, ya que los líderes mundiales acordaron acabar con la deforestación para 2030 en la reciente conferencia de la ONU sobre el clima celebrada en Glasgow. Pero Global Witness insiste en que, en realidad, las plantaciones de caucho se están expandiendo, obligando a los habitantes de las comunidades indígenas a abandonar sus tierras y aumentado su pobreza.

"El éxito de las presiones de la industria del neumático ha empujado a la Comisión Europea a sacar el caucho de la lista", dijo Bondi. La Asociación Europea de Fabricantes de Neumáticos y Caucho ha defendido, en un comunicado enviado a Euronews, que están comprometidos a "apoyar las iniciativas destinadas a detener la deforestación".

"Nuestra industria, junto con otros actores clave, ha sido activa en la elaboración de soluciones para la cadena de suministro sostenible de caucho natural y seguirá siéndolo". Además, ha añadido que la industria se ha "concentrado en abordar la deforestación marcando la diferencia sobre el terreno, comprometiéndose con las comunidades locales y los pequeños agricultores".

Las negociaciones sobre el plan de deforestación de la UE están en marcha y se espera una votación en otoño. Varios eurodiputados afirman que la Comisión Europea quiere adoptar un enfoque basado en la ciencia, pero luego toma decisiones por motivos políticos.

"No se trata de negociar qué industria debe quedar fuera de un reglamento. Se trata de que los europeos asumamos la responsabilidad de nuestra huella de deforestación global, por lo que creo que es importante que estudios como los de Global Witness nos muestren que tenemos una contribución en diferentes zonas del mundo", dijo la eurodiputada socialista alemana Delara Burkhardt.

Con tanto en juego para la industria, llegar a un acuerdo no será fácil, a pesar de la emergencia climática, por lo que las ambiciones ecológicas de Europa podrían tardar mucho más de lo esperado.

Vea nuestro reportaje en vídeo en el reproductor de arriba.