El alcalde de Bruselas defiende la integración tras los disturbios por el Mundial

Access to the comments Comentarios
Por Méabh Mc Mahon
El alcalde de Bruselas, Philippe Close, durante la entrevista.
El alcalde de Bruselas, Philippe Close, durante la entrevista.   -   Derechos de autor  Euronews

Estaciones de metro dañadas, señales rotas... así quedaron las calles de Bruselas tras los disturbios de este domingo. Tras la derrota de Bélgica contra Marruecos en el Mundial de Futbol, varias personas han sido detenidas por destrozos.

El alcalde de Bruselas, Philippe Close, que vio el partido desde la comisaría, ha asegurado que no hay que estigmatizar a la numerosa comunidad marroquí y que los problemas han sido causados por un pequeño grupo. "Los más duros en la condena son la comunidad marroquí. Si miras las redes sociales, ellos son los más duros porque les robaron la alegría de una victoria. Pero repito, es una minoría extrema. Pero esta minoría debe ser parada, debe ser castigada", ha asegurado Close.

Un centenar de policías antidisturbios, muchos de ellos con cañones de agua, intervinieron al empezar las destrozas y muchos de los hinchas lanzaron objetos a la policia. Una docena de personas fueron detenidas, la mayoría muy jóvenes.

En Bélgica hay muchos jóvenes nacidos en el país pero con origen marroquí, ¿ha fallado Bélgica en su gestion de las minorías? "No, no lo creo. Creo que en Bruselas conseguimos convivir con las 184 nacionalidades, somos la segunda ciudad más cosmopolita del mundo. Hay muchas cosas que obviamente van bien. Pero hay, como en otras ciudades, problemas que resolver, problemas de seguridad. Pero, repito, están confinados en una zona muy pequeña y hemos intervenido inmediatamente. En dos horas se restableció el orden", ha defendido el alcalde.

Este jueves, Marruecos jugará contra Canadá. La ciudad de Bruselas ya se está preparando y movilizará a la policía preventivamente. "Sí, habrá mucha policía, por supuesto. En Bruselas somos una ciudad muy cosmopolita. Tenemos 184 nacionalidades. Así que cada día hay un equipo que gana y otro que pierde, pero un equipo que gana. Si se quiere hacer fiesta, no hay problema. Si quieres romper mobiliario, si quieres romper la ciudad, tendrás que lidiar con la policía de Bruselas", ha concluido.

Para Philippe Close, el gran problema es que muchos son menores de edad y pide a sus padres que los paren.