EventsEventos
Loader

Find Us

InstagramFlipboardLinkedin
Apple storeGoogle Play store
PUBLICIDAD

La Justicia belga deniega la libertad vigilada para Francesco Giorgi, pareja de Eva Kailí

El Parlamento Europeo, sumido en un importante caso de corrupción por parte de algunos de sus miembros
El Parlamento Europeo, sumido en un importante caso de corrupción por parte de algunos de sus miembros Derechos de autor Jean-Francois Badias/AP
Derechos de autor Jean-Francois Badias/AP
Por Euronews en español
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

Los otros dos eurodiputados presuntamente implicados, los también socialistas Marc Tarabella y Andrea Cozzolino, niegan todas las acusaciones.

PUBLICIDAD

Francesco Giorgi, una de las figuras clave del escándalo de corrupción en el Parlamento Europeo y pareja y socio de la exvicepresidenta de la Eurocámara Eva Kailí, permanecerá un mes más en prisión, tras comparecer este jueves ante un tribunal belga. Queda así por tanto denegada la libertad vigilada para el italiano, acusado de pertenencia a organización criminal, corrupción y blanqueo de dinero.

El abogado de Giorgi afirma que el acuerdo alcanzado por el exeurodiputado socialista Antonio Panzeri con las autoridades para revelar todos los elementos de la organización criminal, no cambiará en ningún caso la posición de su cliente. Panzeri es, presuntamente, el principal implicado en este escándalo de sobornos en el Parlamento Europeo para favorecer los intereses de Catar, Marruecos o Mauritania.

Al mismo tiempo, y supuestamente como parte de este acuerdo, la hija y la esposa de Panzeri fueron liberadas en Italia, después de que Bélgica retirara una petición de extradición.

Pascal Arimot, eurodiputado belga del grupo popular, recuerda cómo lo que toca es intentar restaurar la confianza en el Parlamento.

"Los casos estaban tan completamente fuera del alcance de la imaginación, con todo ese dinero en efectivo que se ha distribuido, que pareciera que formáramos parte de una mala película", explica Arimont. "Y no participamos porque la mayoría de las personas que trabajan aquí no estaban implicadas en esto. Esas cosas tienen que saberse y tienen que ser castigadas severamente, porque hay que restablecer toda la confianza que la gente podía tener en esa institución".

Otros dos eurodiputados presuntamente implicados, los también socialistas Marc Tarabella y Andrea Cozzolino, que niegan todas las acusaciones, podrían ser despojados de su inmunidad parlamentaria próximamente, mediante una votación final de los eurodiputados prevista para la próxima semana o para finales de febrero.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Semana Europea: Escándalo en el Parlamento Europeo

Zelenski: "Solo los locos como Putin son capaces de matar y aterrorizar gente de esta manera"

El ministro de Asuntos Exteriores polaco acusa a Rusia de intentar influir en las elecciones de la UE