Ayudas más flexibles e inversiones más ágiles en el nuevo plan industrial europeo

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen.
La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen. Derechos de autor Virginia Mayo/Copyright 2023 The AP. All rights reserved
Por Aida Sanchez Alonso
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

Bruselas ha presentado este miércoles una propuesta con la que pretende combatir los subsidios verdes de Estados Unidos.

PUBLICIDAD

Bruselas desvela su propuesta para reforzar a la industria europea tras un año particularmente complicado y competir contra los subsidios verdes de Estados Unidos y China. Una batería de ideas entre las que destacan planes para facilitar las ayudas, especialmente aquellas dedicadas a las energías renovables o a las industrias verdes o nueva legislación para reducir la dependencia europea de materiales críticos o promover la fabricación industrial con emisiones cero. 

La propuesta, que se ha bautizado como Plan Industrial del Pacto Verde, ha sido presentada por la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, este miércoles.

Entre las medidas que la Comisión Europea quiere poner sobre la mesa destaca una flexibilización de las normas europeas para conceder ayudas estatales con el objetivo de hacer "cálculos más sencillos, procedimientos más simples y aprobaciones rápidas". Por ejemplo, habrá una simplificación tanto a las  ayudas a la implantación de energías renovables como a la descarbonización de los procesos industriales. Además, Bruselas prevé mejorar las ayudas a la inversión en tecnologías clave "incluso con beneficios fiscales".

El nuevo paquete legislativo contará con una nueva ley industrial de "emisiones cero" con el que Bruselas quiere dar un empujón a proyectos estratégicos gracias a la "agilización de los permisos y el desarrollo de normas europeas". También se centrará en uno de los principales objetivos de la Unión Europea en estos últimos años: reducir su dependencia de terceros. Para ello, pondrá sobre la mesa una Ley de Materias Primas Críticas, habitualmente elementos clave en la producción de nuevas tecnologías.

Bruselas también avanzará en su reforma del mercado eléctrico, que está prevista que se desvele en primavera. Tras la volatilidad de los precios de la energía que ha sufrido el bloque desde hace más de un año, y que se incrementó con el inicio de la guerra, el Ejecutivo comunitario busca asegurar tanto el suministro como un precio asequible.

Un nuevo Fondo Europeo de Soberanía

A medio plazo los planes de Bruselas pasan por crear un nuevo Fondo Europeo de Soberanía para dar una respuesta "estructural" al problema. Von der Leyen no ha querido desvelar su alcance económico aunque aspira a que sea una realidad este verano. El objetivo es que los líderes europeos debatan tanto sus necesidades como las posibles opciones de financiación en la cumbre que tendrá lugar los próximos 9 y 10 de febrero en Bruselas.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

La indústria automovilística pide a Bruselas una política industrial ambiciosa

La lenta muerte de la industria pesquera irlandesa tras el Brexit

Las tierras raras, la nueva batalla industrial de la UE