EventsEventosPodcasts
Loader

Encuéntranos

PUBLICIDAD

La pobreza menstrual sigue siendo un problema en la UE, a pesar de la reducción del IVA

Mujer con productos menstruales.
Mujer con productos menstruales. Derechos de autor Allison Lee Isley/Allison Lee Isley
Derechos de autor Allison Lee Isley/Allison Lee Isley
Por Aida Sanchez Alonso
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

Bruselas permite que los países eliminen el IVA de los productos menstruales, pero sólo Irlanda lo hace.

PUBLICIDAD

Aproximadamente la mitad de la UE menstrúa o lo hará en algún momento de su vida, pero eso no significa que el acceso a los productos menstruales esté garantizado. Tampoco es sencillo medir cuantas mujeres sufren este tipo de pobreza ya que Eurostat, la oficina estadística de la Unión Europea, no tiene datos oficiales sobre ello.

Pero para la ONG belga Bruzelle, el problema es grave: creen que una de cada quince personas en Bélgica no puede comprar los productos de su elección. "En algún momento, tienes que elegir entre una necesidad básica y comprar productos menstruales", lamenta su fundadora, Verónica Martínez. Elegir entre "comer o comprar un producto menstrual" aboca a las mujeres a "una situación de inseguridad menstrual". 

Su organización distribuye productos menstruales gratuitos a mujeres que los necesitan, unos 700.000 al año, y organiza talleres para coser compresas reutilizables. A veces, hay problemas que se sman a la poca disponibilidad. "Hay otros dos factores que empeoran aún más la situación, que son la falta de información menstrual y la falta de lugares seguros y bien adaptados para cambiarse con total seguridad", detalla Martínez.

Desde 2022 la UE permite a los Estados miembros vender productos menstruales sin IVA. Por ahora, Irlanda es el único que lo hace. La mayoría ha reducido los impuestos entre un 5 y un 10%. Por ejemplo, en el caso de España el IVA disminuyó del 10% al 4% para los productos menstruales.Pero otros mantienen un IVA alto. Como Hungría, con un 27%, o Suecia y Dinamarca, ambos con un 25%.

Cataluña, una de las pioneras en distribuir productos reutilizables

Una de las opciones para paliar el coste de los productos menstruales es usar otros que se puedan lavar y volver a usar.

Cataluña ha empezado recientemente a distribuir una copa menstrual, una compresa o un par de bragas menstruales para luchar contra la pobreza menstrual. "La menstruación sigue teniendo muchos tabúes, estigmas y silencios en la sociedad. Por eso se trata de una acción universal", explica la consejera de Feminismos e Igualdad de la Generalitat de Cataluña. Según Verge, la regla debe dejar de ser un "asunto privado" ya que estos "estos estigmas también tienen implicaciones en la salud y el bienestar de las mujeres"

Según la Generalitat de Cataluña, el 23% de las mujeres catalanas reutiliza productos de un solo uso y el 44% no puede permitirse los productos de primera elección.

Y aunque podría ayudar a la situación de muchas mujeres, Martínez cree que los productos reutilizables no son la panacea. Requieren mucho más esfuerzo logístico para las personas que menstruan, "en cuanto llegas a casa, tienes que aclararla, lavarla y ponerla a secar para asegurarte de que tienes suficiente para el día siguiente". Lo que incrementa carga mental para las mujeres.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Cataluña se convierte en el último lugar de Europa en ofrecer productos menstruales gratuitos y reutilizables

Día de la Higiene Menstrual | La pobreza menstrual aumenta por la pandemia

Escocia combate la pobreza menstrual