EventsEventosPodcasts
Loader
Encuéntranos
PUBLICIDAD

Una auditoría denuncia la deficiente supervisión del gasto en cohesión por parte de la Comisión y los Estados miembros

Zahara de la Sierra, España
Zahara de la Sierra, España Derechos de autor Yves Logghe/AP
Derechos de autor Yves Logghe/AP
Por Paula Soler
Publicado Ultima actualización
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Este artículo se publicó originalmente en inglés

El objetivo de los fondos de cohesión de la UE es reducir las disparidades sociales y económicas entre las regiones más ricas y las más pobres, pero tanto la Comisión como los Estados miembros no supervisan adecuadamente su gasto, según un nuevo informe del Tribunal de Cuentas Europeo (TCE).

PUBLICIDAD

Según un informe publicado el 8 de julio por auditores luxemburgueses, el sistema de control de la UE sobre más de un tercio de su presupuesto no ha logrado en los últimos años frenar significativamente los errores en el gasto, lo que significa que el dinero de la cohesión no se gasta de acuerdo con las normas comunitarias y nacionales.

"Vemos que los sistemas de control de la Comisión y de los Estados miembros no son lo suficientemente sólidos", declaró a 'Euronews' Helga Berger, auditora principal. En el ciclo presupuestario 2014-2020, la tasa global de error en el gasto de cohesión bajó del 6% al 4,8%, una mejora, pero aún muy por encima del umbral del 2%.

"El sistema debe evitar los errores, pero si se producen, el sistema debe ayudar a detectarlos y corregirlos", señaló Berger, indicando un margen de mejora sustancial en la política de cohesión.

Hay tres niveles de control de los fondos de cohesión de la UE. En primer lugar, el gasto en cohesión es controlado por las autoridades nacionales de gestión, a continuación por las autoridades de auditoría de los Estados miembros y, en tercer lugar, por la Comisión, responsable última de la ejecución del presupuesto de la UE.

A pesar de estos niveles de supervisión, los auditores externos del TCE detectaron 171 casos adicionales de errores, 170 de los cuales podrían haber sido evitados por las autoridades de auditoría. España, Alemania y Portugal presentaban un número desproporcionado de errores en relación con los fondos recibidos.

"Consideramos que estos tres Estados miembros en particular necesitan reforzar la capacidad de detección de sus autoridades de auditoría, con el apoyo de la Comisión", afirmaba el informe.

Los auditores de la UE identificaron tres causas fundamentales de las irregularidades en el gasto de cohesión: gestión inadecuada por parte de los Estados miembros, negligencia o sospecha de incumplimiento deliberado por parte de los beneficiarios y problemas de interpretación de las normas.

"Las autoridades de gestión son muy decisivas aquí", subrayó Berger. Si estas autoridades no detectan los problemas, los controles posteriores dependen de la eficacia de los anteriores.

Los auditores calculan que las autoridades de gestión nacionales podrían haber evitado más de un tercio de los errores detectados entre 2017 y 2022.

La Comisión Europea tiene trabajo por hacer, según los auditores

Durante su campaña para un segundo mandato, la presidenta de la Comisión, Ursula von der Leyen, prometió simplificar el presupuesto de la UE, eliminar redundancias y aumentar la eficiencia. Incluso insinuó la posibilidad de vincular los cientos de miles de millones de los fondos de cohesión a reformas económicas.

Sin embargo, los auditores de la UE advirtieron que la Comisión debe mejorar sus herramientas de detección, prevención y corrección de errores en el gasto de cohesión (que actualmente asciende a 392.000 millones de euros) para que estos fondos sean más eficaces.

Por ejemplo, los auditores recomiendan ofrecer orientaciones más claras a los Estados miembros, simplificar las normas y realizar más controles de conformidad.

"La Comisión se centra actualmente en muchas auditorías documentales", dijo Berger, señalando que éstas son insuficientes para detectar gastos erróneos.

Berger hizo hincapié en la necesidad de realizar más auditorías de cumplimiento, ya que ofrecen un mayor valor pero actualmente su número es limitado.

Tanto la Comisión como los Estados miembros deben trabajar codo con codo con todos los agentes sobre el terreno para mejorar el sistema
Helga Berger
Auditora principal del TCE

El ejecutivo de la UE no tiene que dar una respuesta oficial a la revisión, como hace con sus informes de auditoría, pero los auditores afirman que, a pesar de algunos desacuerdos sobre la solidez del sistema de control, la Comisión está de acuerdo en que la tasa de error está por encima del umbral del 2%.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Bruselas sanciona a Francia e Italia por el déficit presupuestario y excluye a España

Los candidatos a presidir la Comisión Europea discrepan de la financiación de la UE

Josep Borrell en Letonia: Un paso hacia el fortalecimiento de la política exterior de la UE