This content is not available in your region

La actividad empresarial de EEUU se desacelera moderadamente a mediados de noviembre

La actividad empresarial de EEUU se desacelera moderadamente a mediados de noviembre
La actividad empresarial de EEUU se desacelera moderadamente a mediados de noviembre   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Por Reuters

WASHINGTON, 23 nov – La actividad empresarial estadounidense se desaceleró moderadamente en noviembre por la escasez de mano de obra y los retrasos de materiales, lo que contribuyó a que los precios siguieran subiendo a mitad del cuarto trimestre.

La empresa de datos IHS Markit dijo el martes que su índice de producción PMI compuesto de Estados Unidos, que sigue a los sectores manufacturero y de servicios, cayó a 56,5 a mediados de noviembre desde los 57,6 de octubre. Una lectura superior a 50 indica crecimiento en el sector privado.

La tasa de crecimiento se mantiene por encima del promedio de antes de la pandemia y es coherente con una economía que está recuperando el impulso tras una breve pausa en el verano boreal.

El sector de los servicios fue el responsable del retroceso de la actividad, ya que IHS Market observó “cierta resistencia a la subida de los precios”.

Aunque muchas empresas informaron de que el negocio era fuerte debido al aumento de los viajes, tanto nacionales como internacionales, así como a la mayor relajación de las restricciones por el COVID-19, el ritmo de crecimiento se redujo en relación con los meses anteriores.

“La economía estadounidense sigue funcionando bien”, dijo Chris Williamson, economista jefe de negocios de IHS Markit. “Sin embargo, la desaceleración subraya cómo la economía está luchando para hacer frente a las continuas restricciones de la oferta”.

La medida de la encuesta sobre los precios pagados por las empresas por los insumos saltó a 78,1. Se trata de la más alta desde el inicio de la serie en 2009 y sigue al 74,1 de octubre. Los precios más altos se están trasladando a los consumidores, lo que indica que la inflación podría seguir siendo incómodamente alta un tiempo.

Los precios al consumo aumentaron en octubre, registrando su mayor incremento anual en 31 años.

Una medida del empleo en las empresas apenas varió en la primera mitad de este mes. A finales de septiembre había 10,4 millones de puestos de trabajo vacantes.

Millones de estadounidenses permanecen en sus casas a pesar de que los generosos subsidios de desempleo financiados por el gobierno federal terminaron a principios de septiembre, de que más personas se han vacunado contra el COVID-19 y de que las empresas están aumentando los salarios.

La pandemia también ha provocado jubilaciones anticipadas y cambios de carrera.

El índice PMI del sector de los servicios cayó a 57,0 a principios de mes desde 58,7 de octubre.

Los economistas encuestados por Reuters habían previsto una lectura de 59 a mediados de noviembre para el sector de servicios, que representa más de dos tercios de la actividad económica estadounidense.

El trabajo inacabado en las empresas del sector de los servicios se acumuló al segundo ritmo más rápido registrado, dijo IHS Markit.

A pesar de las limitaciones de la oferta, la actividad manufacturera se recuperó, en medio de una afluencia de nuevos pedidos. El PMI manufacturero preliminar de la encuesta aumentó a 59,1 desde 58,4 en octubre. Los economistas habían previsto que el índice del sector, que representa el 12% de la economía, subiera a 59.

Según IHS Markit, las dificultades para conseguir insumos y encontrar un transporte asequible para las mercancías hicieron que la carga de los costos aumentara a un ritmo récord a mediados de noviembre.

El informe señala que las empresas aumentaron sus precios de venta al segundo ritmo más alto en más de 14 años y medio.