This content is not available in your region

La AIE considera que el mundo puede soportar la renuncia al petróleo ruso

La AIE da un giro y considera que el mundo puede soportar la renuncia al petróleo ruso
La AIE da un giro y considera que el mundo puede soportar la renuncia al petróleo ruso   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022
Por Reuters

(Corrige título, primer y segundo párrafo nota enviada el jueves para aclarar que la AIE dijo en abril que disminuyó riesgo a fuerte déficit en mercados globales del crudo)

Por Noah Browning

LONDRES -El mundo no se quedará sin petróleo, a pesar de las sanciones internacionales que reducen la producción de Rusia, afirmó el jueves la Agencia Internacional de la Energía (AIE), después de que redujo sus predicciones sobre las pérdidas de bombeo en el segundo mayor exportador del mundo por segundo mes consecutivo.

La AIE proyecta ahora que en abril se perdieron 1 millón de barriles por día (bpd) en producción, lo que se compara con los 1,5 millones de bpd que estimó el mes pasado y los 3 millones de bpd que anticipó en marzo, debido a que algunas refinerías en Europa evitaron el petróleo ruso de cara a una futura prohibición a las importaciones.

El aumento de la producción en otros lugares y el menor crecimiento de la demanda debido a los confinamientos en China evitarán un gran déficit, según la AIE, con sede en París.

“Se espera que, con el tiempo, el aumento constante de los volúmenes de la OPEP+ de Oriente Medio y de Estados Unidos, junto con la ralentización del crecimiento de la demanda, eviten un grave déficit de suministro en medio de un empeoramiento de la interrupción del suministro ruso”, señaló la AIE en su informe mensual sobre el petróleo.

La evaluación de la agencia, con sede en París, sugiere que el impacto económico de las nuevas sanciones a la energía rusa, que la Unión Europea está considerando, podría ser limitado.

“Se espera que la subida de los precios de los combustibles y la ralentización del crecimiento económico frenen de forma significativa la recuperación de la demanda en lo que queda de año y hasta 2023″, dijo la AIE, añadiendo que las restricciones destinadas a contener el COVID-19 en China estaban provocando una desaceleración económica prolongada en ese país.

Como reflejo de la ralentización de las exportaciones de productos y de la caída de la demanda interna, el mes pasado hubo un recorte de alrededor de un millón de barriles diarios (bpd) de petróleo ruso, aproximadamente medio millón de bpd menos de lo previsto por la agencia el mes pasado.

La AIE prevé que esa cifra aumente a 1,6 millones de bpd en mayo, a 2 millones en junio y a casi 3 millones a partir de julio si las sanciones disuaden de seguir comprando o se amplían.

Estados Unidos y otros miembros de la AIE se comprometieron a liberar 240 millones de barriles de petróleo en su segunda toma de reservas de emergencia de este año, después que la AIE se abstuviera de una liberación liderada por Estados Unidos en noviembre porque no veía ninguna interrupción importante del suministro en ese momento.

Según la AIE, las exportaciones rusas repuntaron en abril en 620.000 bpd con respecto al mes anterior, hasta los 8,1 millones de bpd, volviendo a su promedio de enero-febrero, ya que el suministro se desvió de Estados Unidos y Europa, principalmente hacia India.

Mientras trabaja en la prohibición del petróleo ruso, la Unión Europea siguió siendo el principal mercado para las exportaciones rusas de petróleo el mes pasado, según la AIE, con un descenso de sólo 535.000 bpd desde principios de año.

El bloque representa ahora el 43% de las exportaciones de petróleo ruso, frente al 50% de entonces.