This content is not available in your region

Sudáfrica muestra sus ambiciones de crecimiento en el Foro Económico de Davos

Por Jack Parrock  & Euronews
euronews_icons_loading
Sudáfrica muestra sus ambiciones de crecimiento en el Foro Económico de Davos
Derechos de autor  euronews

Países de todas partes del mundo se reunieron en el Foro Económico Mundial, la primera edición presencial en tres años. Mientras el mundo se enfrenta a retos sin precedentes con la guerra de Ucrania y las secuelas económicas de la covid-19, muchos países -entre ellos Sudáfrica- están saliendo de la depresión inducida por la pandemia con brillantes ambiciones para el futuro.

"Ha habido una percepción negativa sobre la política de crecimiento de Sudáfrica. Mucha incertidumbre y factores negativos. Lo que estamos haciendo aquí es tratar de presentar lo que está sucediendo sobre el terreno. Esta gran transformación: la política gubernamental en torno a la energía, el enfoque en las energías renovables, la trayectoria de crecimiento tanto en relación con los mercados financieros como con las materias primas, y el renovado interés de los inversores extranjeros en Sudáfrica. En términos relativos, Sudáfrica se encuentra ahora mismo en una posición favorable con respecto a los países del BRICS", dijo Leila Fourie, directora general de la bolsa de Johannesburgo desde Davos.

Como la mayoría de los países, Sudáfrica no escapó a la pandemia, sufriendo la pérdida de vidas y medios de subsistencia. Sin embargo, el gobierno respondió con firmeza a la crisis en su país, y lideró una alianza internacional de vacunas para África.

"Como país, hemos sido capaces de no sólo valernos por nosotros mismos en términos de acceso a las vacunas, sino que también nos hemos convertido en la voz del continente, y ante la comunidad mundial dijimos 'no al acaparmiento de las vacunas'.Garanticemos la equidad para que todas las naciones puedan acceder a ellas y así operar con seguridad y recuperarse. Esto nos ha convertido en líderes en cuanto a la defensa de los más vulnerables", asegura Mmamoloko Kubayi, ministra de Asentamientos Humanos de Sudáfrica.

La economía sudafricana comenzó a recuperarse en 2021, con un crecimiento del 4,9%. Y la inversión extranjera también se disparó en 2021, hasta los 36 000 millones de euros.

Lanzada en la COP26, la Asociación para la Transición Energética Justa pretende apoyar a Sudáfrica en la descarbonización de su economía.

Se dispondrá de hasta 8 000 millones de euros en los próximos tres a cinco años, un apoyo esencial para que el país siga recuperándose.

"Es absolutamente crítico, nuestro sistema energético está literalmente colapsado, nuestro plan de recuperación económica no tiene ninguna posibilidad si el sistema energético no se arregla, por lo que hay un montón de cambios regulatorios necesarios para asegurarnos de que abordamos nuestros desafíos, pero necesitamos una importante inversión internacional y local en la transición energética... si lo hacemos bien, será realmente el futuro de Sudáfrica", explica Mark Swilling, presidente del consejo de administración del Banco de Desarrollo de África del Sur.

Como séptimo productor mundial de carbón, Sudáfrica tiene un gran número de puestos de trabajo en este sector y el Banco de Desarrollo quiere asegurarse de que los trabajadores de este sector no paguen el precio de la transición.

"Con nuestros socios internacionales tenemos que empezar a pensar cómo podemos hacer la transición de una manera responsable y que no perjudique a la economía. Necesitamos mejorar nuestra economía, porque somos una nación con un triple desafío: el desempleo, la desigualdad y la pobreza, así que si somos una nación con tantos desafíos, tenemos que decidir cómo migrar cuidadosamente y transformar nuestra economía de manera que genere más puestos de trabajo, que cree una economía mucho más inclusiva y que nos permita acceder a más inversores internacionales", explica Patrick Dlamini,  director general del Banco de Desarrollo de África del Sur.

No se trata sólo de invertir en las grandes empresas, las PYMES y las empresas sociales tienen un papel vital que desempeñar en la continua recuperación, y la clave para atraer inversiones. Para el innovador social René Parker, las empresas son una fuerza positiva.

"Cuando hacemos negocios, hacemos buenos negocios: para las empresas sociales esta es su filosofía y debería convertirse en la de las grandes empresas. Deberíamos hacer buenos negocios, deberíamos ser conscientes del entorno de la gente que nos rodea, de nuestras comunidades, es algo que debería ser natural a la hora de hacer negocios", dice por su parte René Parker, directora general de Rlabs.

Como ocurre con todas las conferencias internacionales, el éxito de la reunión sólo se verá en los años venideros, aunque el mensaje de Sudáfrica es que está abierta y es amigable para la inversión en un mundo pospandémico.

Periodista • Jack Parrock