This content is not available in your region

Rendimientos bonos Alemania a 10 años tocan máximo de ocho semanas ante preocupación por la inflación

Rendimientos bonos Alemania a 10 años tocan máximo de ocho semanas ante preocupación por la inflación
Rendimientos bonos Alemania a 10 años tocan máximo de ocho semanas ante preocupación por la inflación   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022
Por Reuters

24 ago – El rendimiento de la deuda pública alemana a 10 años subía el miércoles a un máximo de ocho semanas, mientras los temores a la inflación reforzaron las expectativas de una agresiva senda de endurecimiento monetario del Banco Central Europeo (BCE).

* Los analistas esperan que el BCE suba las tasas de interés para controlar la inflación que, según sus previsiones, se mantendrá incómodamente alta a 2023, aunque cada vez sea más probable una recesión.

* El temor a la recesión en un contexto de aumento de los precios de la energía y las implicaciones de las tasas de interés también estuvieron detrás de un aumento de los rendimientos de la deuda pública británica a corto plazo, que alcanzó el miércoles máximos de 14 años.

* “Los rendimientos de la zona euro tienen margen para subir, ya que los bancos centrales tienen que ocuparse primero de la inflación, a pesar de los riesgos de recesión”, dijo Kaspar Hense, gestor de cartera senior de BlueBay Asset Management.

* “Esperamos que el rendimiento del Bund a 10 años alcance un máximo en torno al 1,5%, con una curva de rendimiento invertida y las tasas italianos en el 4%”, añadió.

* La rentabilidad de la deuda pública alemana a 10 años subía 6 puntos básicos (pb), al 1,382%, tras alcanzar su nivel más alto desde el 1 de julio al 1,390%.

* Los precios del gas al por mayor en Países Bajos, que son actualmente el principal motor de las expectativas de inflación, subían el miércoles un 11,15%, a 289,00 euros por megavatio-hora (MWh), tras haber caído el día anterior.

* Los inversores están ahora a la espera de la publicación de las actas de la última reunión del BCE y de los datos del Ifo alemán, que se publicarán el jueves.