Las empresas alemanas estudian deslocalizar mientras los precios de la energía se disparan

Las empresas alemanas estudian deslocalizar mientras los precios de la energía se disparan
Las empresas alemanas estudian deslocalizar mientras los precios de la energía se disparan Derechos de autor Thomson Reuters 2022
Por Reuters
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button

Por Riham Alkousaa, John O'Donnell y Patricia Weiss

BERLÍN, 10 oct - El paquete de ayudas a la energía de 200.000 millones de euros (197.000 millones de dólares) de Alemania supondrá un alivio limitado para las empresas y es poco probable que disuada a las compañías que ya están buscando trasladarse a bases de fabricación más baratas en el extranjero.

El Gobierno alemán presentó el mes pasado su paquete de ayudas energéticas, que incluye un freno al precio del gas y una reducción del impuesto sobre las ventas del combustible para ayudar a los hogares y a las pequeñas y medianas empresas (PYMES) a hacer frente a la subida de los precios.

"El paquete de medidas de alivio energético propuesto no cambiará nada de la agenda por el momento. Todavía tenemos que encontrar alternativas", dijo a Reuters Mads Ryder, director general del fabricante de porcelana Rosenthal, con sede en Baviera.

La empresa, establecida en Alemania hace 143 años, ha estado estudiando la posibilidad de deslocalizar parte de su producción fuera de Alemania para reducir costes y Ryder dijo que el plan de freno de gas era todavía demasiado indefinido para convencer a Rosenthal de que reconsiderara sus planes.

Esta semana, el Gobierno alemán tiene previsto desvelar los detalles del freno al precio del gas y otros aspectos del paquete de ayudas, que estará vigente hasta la primavera de 2024.

Los elevados costes laborales y de otro tipo en Alemania han llevado a muchas empresas a deslocalizar parte o la totalidad de su actividad a lugares más baratos en economías europeas emergentes y otros lugares, o a pensar en hacerlo.

Lars Feld, asesor económico del ministro alemán de Economía, Christian Lindner, dijo que la crisis energética —que ha visto cómo se disparaban los precios del gas tras el desplome del suministro de gas ruso a Europa desde la invasión de Rusia a Ucrania— estaba llevando este tipo de decisiones a un punto crítico.

"La industria, que está pensando en mudarse, va a esperar ahora a ver cómo funciona el freno al precio de la energía. Es un impulso psicológico importante. Pero no podremos volver a los precios de la energía como antes de la guerra (de Ucrania)", dijo Feld.

Mientras los fabricantes alemanes se enfrentan a facturas energéticas hasta 10 veces superiores a las que pagaban hace dos años, una de cada cinco empresas de ingeniería consideraba el riesgo de trasladar al menos parte de su negocio al extranjero, según mostró el mes pasado una encuesta del sindicato alemán IG Metall.

Los elevados precios de la energía contribuyeron a aumentar la inflación al consumo en Alemania hasta el 10,9% en septiembre, el nivel más alto en más de un cuarto de siglo, lo que a su vez está presionando al alza los salarios, aumentando los costes laborales.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

OpenAI afirma que The New York Times "pirateó" ChatGPT para reunir pruebas de una demanda judicial

Famosos como Dolph Lundgren y Lindsay Lohan "reclutados sin saberlo" para una campaña de desinformación contra la presidenta de Moldavia

MWC 2024: Microsoft abrirá el acceso a sus modelos de IA para que los países construyan sus propias economías de IA