EventsEventos
Loader

Find Us

InstagramFlipboardLinkedin
Apple storeGoogle Play store
PUBLICIDAD

La sonda rusa Luna-25 se estrella contra la luna al asumir una órbita no prevista

La sonda rusa Luna-25 partió el 11 de agosto desde el cosmódromo Vostochni
La sonda rusa Luna-25 partió el 11 de agosto desde el cosmódromo Vostochni Derechos de autor AP/Roscosmos State Space Corporation
Derechos de autor AP/Roscosmos State Space Corporation
Por euronews con EFE
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

La fallida misión de Luna-25 era ser la primera nave en alunizar en el Polo Sur del Satélite terrestre

PUBLICIDAD

Los sueños rusos de volver a alcanzar la luna, se estrellan sobre la superficie lunar.

La sonda rusa Luna-25, cuya misión era ser la primera nave espacial en alunizar en el Polo Sur del satélite terrestre, se ha estrellado contra la superficie lunar, según informó este domingo la agencia espacial rusa, Roscosmos.

"La Luna-25 asumió una órbita no prevista y dejó de existir como resultado de la colisión contra la superficie lunar", señala un comunicado oficial.

Según los resultados del análisis preliminar, el motivo del accidente fue "la desviación de los parámetros reales de impulso" calculados con anterioridad.

Roscosmos reconoció que había perdido contacto con la nave el sábado y los intentos de reanudar las comunicaciones habían fracasado.

La agencia, que el sábado informó sobre "una situación de emergencia" cuando los motores impulsaron a la Luna-25 hacia la órbita previa al alunizaje, adelantó que creará una comisión especial para esclarecer las causas del siniestro.

La sonda rusa debía posarse en la superficie de la Luna el 21 de agosto, es decir, dos días antes que la sonda india, que fue lanzada el 14 de julio.

La sonda rusa, que partió el 11 de agosto desde el cosmódromo Vostochni, en el Lejano Oriente ruso, había entrado en órbita este miércoles, tras cinco días y casi diez horas de travesía.

En todo momento Roscosmos informó de que los sistemas de la nave funcionaban con normalidad y, de hecho, envió a la Tierra imágenes de la superficie lunar y detectó el impacto de un micrometeorito, entre otros fenómenos.

La Luna-25, heredera de la soviética Luna-24, la tercera nave espacial en recabar muestras de la superficie lunar en agosto de 1976, esperaba encontrar en el satélite terrestre agua en forma de hielo.

Una nave soviética, la Luna-2, ya fue la primera en posarse sobre dicho satélite en 1959, proeza que EEUU emuló años después con su programa Ranger.

.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Japón lanza con éxito un cohete con un satélite de investigación y un módulo de aterrizaje lunar

China lanza al espacio la primera misión tripulada por un civil para estrenar su estación espacial

Este sistema sin pedales permite conducir utilizando sólo las manos