EventsEventosPodcasts
Loader
Encuéntranos
PUBLICIDAD

Esta empresa holandesa se propone hacer nacer bebés en el espacio

Con la vista puesta en el "Planeta B", el empresario holandés Egbert Edelbroek y su empresa, Spaceborn United, son pioneros en la investigación del sexo en el espacio.
Con la vista puesta en el "Planeta B", el empresario holandés Egbert Edelbroek y su empresa, Spaceborn United, son pioneros en la investigación del sexo en el espacio. Derechos de autor Justine GERARDY, Julie CAPELLE / AFPTV / Spaceborn United / AFP
Derechos de autor Justine GERARDY, Julie CAPELLE / AFPTV / Spaceborn United / AFP
Por Euronews con AFP
Publicado
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Este artículo se publicó originalmente en inglés

SpaceBorn tiene la intención de lograr la primera concepción y nacimiento fuera de La Tierra.

PUBLICIDAD

¿Necesita la humanidad un plan B?

Pues bien, por si la respuesta a esta pregunta es afirmativa, un empresario holandés ha decidido explorar la capacidad de reproducirse en el espacio.

Egbert Edelbroek dirige la empresa pionera SpaceBorn United, centrada en la reproducción y los posibles nacimientos en el entorno de gravedad parcial de Marte.

Es un proceso que conlleva enormes desafíos.

Aunque la perspectiva de los primeros encuentros sexuales en el espacio pueda parecer utópica, este ambicioso holandés confía en ser testigo de la concepción y el nacimiento de un ser humano en el espacio a lo largo de su vida.

"Si quieres colonias humanas (...) más allá de la Tierra, y si realmente quieres que sean independientes, también tienes que abordar el reto de la reproducción", afirma Edelbroek.

La humanidad debe, por tanto, "convertirse en una especie multiplanetaria", declaró a la AFP.

Frente a los colosales retos que plantean los posibles encuentros sexuales en el espacio, cuyo principal obstáculo es la falta de gravedad que separaría a las parejas, SpaceBorn United aspira sobre todo a lograr concebir un embrión en el espacio.

Por razones éticas, la empresa está trabajando inicialmente en la reproducción de ratones antes de plantearse enviar esperma y óvulos humanos lejos de la Tierra. Para facilitarlo, han desarrollado un disco que mezcla las células.

"Es como una estación espacial para tus células", explica Aqeel Shamsul, director general de la empresa británica Frontier Space Technologies, que colabora en el proyecto.

Preocupaciones éticas

A continuación, el embrión se congelará criogénicamente para detener su desarrollo y garantizar un retorno seguro en condiciones difíciles, como vibraciones y fuerzas gravitatorias.

El lanzamiento con células de ratón está previsto para finales del año que viene, y se espera que el primer lanzamiento para producir un embrión humano lleve "cinco o seis años", según Edelbroek.

Sin embargo, esto no es más que un pequeño paso, y se requiere un salto de gigante a nivel ético antes de que dicho embrión pueda implantarse en una mujer, dando lugar al nacimiento del primer niño concebido en el espacio.

"Es un tema delicado. En última instancia, se expone a células humanas vulnerables, embriones humanos, a los peligros del espacio (...) para los que los embriones nunca fueron diseñados", afirmó Edelbroek.

La sensibilidad de estas cuestiones es una de las razones por las que la investigación sobre reproducción espacial se ha confiado generalmente a empresas privadas y no a la NASA, explicó.

PUBLICIDAD

Edelbroek, que cree que su empresa es la única que intenta desarrollar un embrión humano en el espacio, espera que algún día se logre el nacimiento natural en el espacio, aunque admite que el camino es "largo".

Los fluidos corporales, atraídos hacia abajo en la Tierra, serían atraídos hacia arriba en un entorno de baja gravedad, lo que plantearía varios retos.

Mientras que los cuerpos de los adultos pueden soportar ciertas diferencias, un feto en crecimiento es "más vulnerable": "Así que primero hay que crear el entorno perfecto", dijo.

"Salvajemente ambicioso"

El desarrollo actual del turismo espacial también es un factor a tener en cuenta: un nuevo tipo de viajero podría querer ser el primero en concebir en el espacio, dijo el empresario que sensibiliza al sector sobre los riesgos.

PUBLICIDAD

Según él, la investigación de Spaceborn, que reproduce el proceso de fecundación in vitro en el espacio, también ayuda a las personas a concebir en la Tierra.

Al principio esperaba poder concebir un bebé en el espacio dentro de unos años, pero la magnitud de los retos le obligó a moderar sus ambiciones.

"Pasamos de ser tremendamente ambiciosos a ser sólo muy ambiciosos", afirma.

Sin embargo, este hombre de 48 años sigue convencido de que nacerá un bebé en el espacio durante su vida.

PUBLICIDAD

"Espero llegar al menos a los 100 años. Eso debería darnos suficientes décadas para lograrlo".

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Una mujer con un insólito útero doble da a luz a dos niñas en Alabama

Tirón de orejas de la Justicia a TikTok: el Tribunal de la UE le pide cumplir la Ley de Mercados

Intento de asesinato de Trump: cómo la desinformación a ambos lados de las elecciones en EE.UU. está avivando el fuego