¿Qué es Davos y por qué es importante? Su guía sobre la reunión anual del Foro Económico Mundial

Davos, la estación de esquí suiza que acoge la reunión anual del Foro Económico Mundial desde hace 50 años
Davos, la estación de esquí suiza que acoge la reunión anual del Foro Económico Mundial desde hace 50 años Derechos de autor Canva
Por David Walsh
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Este artículo se publicó originalmente en inglés

El Foro Económico Mundial celebra una reunión cada año desde su fundación en 1971. Pero, ¿por qué Davos, como se le conoce comúnmente, es tan importante?

PUBLICIDAD

En cualquier otra época del año, Davos no es más que una popular estación de esquí en lo alto de los Alpes suizos.

Pero durante una semana de enero, se convierte en el centro de atención del mundo, ya que las élites mundiales se reúnen en esta pequeña ciudad alpina con motivo de la reunión anual del Foro Económico Mundial (FEM). ¿Por qué? Para debatir el futuro de la vida en nuestro planeta y las cuestiones más acuciantes del momento.

¿Qué es el FEM, qué ocurre en Davos y por qué es importante?

¿Qué es el Foro Económico Mundial?

El FEM fue fundado en 1971 por Klaus Schwab, economista y profesor suizo-alemán, con el fin de fomentar la cooperación mundial en asuntos políticos, sociales y económicos.

El objetivo de esta organización internacional sin ánimo de lucro, cuya sede se encuentra cerca de Ginebra, era reunir a los sectores público y privado para buscar soluciones a estos problemas globales, algo que sigue siendo uno de sus principios fundacionales y habla de su declaración de principios: "Comprometidos a mejorar el estado del mundo".

La primera reunión del FEM, celebrada hace cinco décadas, tuvo lugar en Davos, y desde entonces ha sido el centro de su encuentro anual, cuyo nombre incluso se ha convertido en la abreviatura común del evento.

¿Quién asiste a Davos?

¿Qué tienen en común Donald Trump, Greta Thunberg y Elton John? Superficialmente, probablemente nada en absoluto, pero lo único que les une a todos ellos es que han asistido anteriormente a Davos.

Uno de los aspectos más singulares de Davos son sus asistentes. Aunque a menudo se le critica por ser una tertulia para el 1 % privilegiado del mundo, también es el lugar al que acude la gente para intentar presionar e influir en estas poderosas élites con el fin de lograr cambios a escala mundial.

Suelen asistir líderes mundiales -por lo general, el presidente en ejercicio de Estados Unidos, los dirigentes de la UE y la ONU, etc.-, pero también empresarios y emprendedores, destacados pensadores y académicos, responsables de ONG y del sector benéfico, innovadores, medios de comunicación, sociedad civil, activistas de todas las creencias e incluso algún que otro famoso.

Y todos ellos se reúnen de forma extraordinaria en un mismo lugar y al mismo tiempo, lo que supone para muchos un acceso sin precedentes a los responsables de la toma de decisiones a escala mundial.

La lista oficial de invitados suele ser muy exclusiva y se compone de unos 2000 a 3000 participantes y ponentes, pero la reunión en sí atrae a miles más a sus actos paralelos.

También es el lugar donde las empresas -e incluso países y regiones- instalan sus puestos para vender conceptos y servicios, o atraer inversiones.

A lo largo de la Promenade, la arteria principal de Davos, hay lo que se ha dado en llamar "casas", donde las empresas pueden alquilar espacios (a menudo locales comerciales que se alquilan durante la semana) para establecer embajadas o puestos avanzados para recibir a visitantes, celebrar reuniones, etc.

Más allá de los discursos de apertura y los paneles en el Centro de Congresos, eje principal de Davos, esto en sí mismo ha sido un sello destacado del evento anual.

¿Por qué ir a Davos?

Uno de los principios fundacionales del FEM era ser imparcial, independiente y carente de intereses particulares. Pero dejando a un lado estos sentimientos, la crítica nunca está lejos en Davos.

Dada la yuxtaposición de agendas contrapuestas y el solapamiento de las esferas política y empresarial, el FEM se encuentra a menudo en la línea de fuego de antagonistas que sostienen que es una fuerza maligna en el mundo.

El corresponsal de economía del New York Times, Peter Goodman, destacó en su libro "Davos Man" la contradicción de pedir a los multimillonarios y a las élites a las que los críticos acusan de causar los mayores problemas del mundo que encuentren formas de resolverlos.

Una de las principales críticas que se hacen cada año a los organizadores del evento es, por ejemplo, la hipocresía de incluir la crisis climática en la agenda de la reunión, mientras que uno de cada 10 participantes en 2022 viajó en jet privado para llegar hasta allí.

PUBLICIDAD

Aunque sea una tertulia para los ricos y poderosos del mundo, Davos es un foro sin parangón para la discusión y el debate a escala mundial, y cuenta con algunos logros significativos en su historial de 50 años.

En 1988, un acuerdo firmado en la reunión, conocido como la Declaración de Davos, ayudó a Turquía y Grecia a alejarse del borde de un conflicto armado.

En 1992, Nelson Mandela y el entonces presidente sudafricano FW de Klerk hicieron su primera aparición conjunta en la escena internacional de Davos, lo que supuso un paso importante hacia el fin del apartheid. Ambos ganaron el Premio Nobel de la Paz al año siguiente.

En 2000 se lanzó en Davos la Alianza Mundial para Vacunas e Inmunización (Gavi), que desde entonces ha mejorado el acceso a las vacunas de millones de personas. Desde su creación, ha contribuido a la vacunación de 760 millones de niños en todo el mundo.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Foro Económico Mundial | ¿Qué impresiones se llevan de Davos los asistentes al evento?

Líderes empresariales debaten en Davos sobre IA, metaverso y desinformación en períodos electorales

La ampliación de la UE, en la agenda de la jornada en el Foro Económico Mundial de Davos