EventsEventosPodcasts
Loader
Encuéntranos
PUBLICIDAD

¿Puede la taurina ralentizar el envejecimiento?

Scientists think the key to anti-ageing might lie in taurine
Scientists think the key to anti-ageing might lie in taurine Derechos de autor Unsplash
Derechos de autor Unsplash
Por Sarah Palmer
Publicado
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button

Estudios científicos apuntan a que la taurina, ingrediente de las bebidas energéticas, podría ser el secreto para ralentizar el envejecimiento.

PUBLICIDAD

El último descubrimiento científico en la carrera contra el envejecimiento es un popular ingrediente de las bebidas energéticas con cafeína.

Los científicos reclaman un gran ensayo clínico sobre la taurina después de que se haya demostrado que ralentiza el proceso de envejecimiento y alarga la vida de los ratones hasta un 10%.

Este micronutriente se encuentra de forma natural en la carne, el pescado y los productos lácteos, pero también se utiliza sobre todo en las bebidas energéticas con cafeína.

Tras comprobar los resultados del uso de taurina en ratones, los investigadores quieren avanzar en sus hallazgos en humanos.

¿Qué es la taurina?

La taurina es una sustancia química que pertenece al grupo de los aminoácidos. Se encuentra de forma natural en alimentos con proteínas, como los productos animales. Es uno de los micronutrientes que contribuyen a la función celular y, en especial, a la producción de energía.

Lo hace favoreciendo la salud de las mitocondrias de las células, que son las responsables de cargarlas de energía.

¿Cómo creen los científicos que afecta la taurina al envejecimiento?

En el experimento, científicos de la Universidad de Columbia de Nueva York (EE.UU.) administraron una dosis diaria de taurina a ratones.

Los resultados se publicaron en la revista Journal of Science y mostraron que la esperanza de vida de los ratones macho aumentaba un 10% al tomar el suplemento, mientras que la de las hembras lo hacía en aproximadamente un 12%.

**Esta mejora de la esperanza de vida también se produjo en monos y gusanos.
**

Como parte del proyecto, los investigadores analizaron a 12.000 personas y descubrieron que las que tenían más taurina en la sangre estaban, en general, más sanas.

Pero, ¿qué tiene la taurina que hace pensar a los científicos que es "un elixir de vida"?

La taurina es algo que se produce de forma natural en el cuerpo humano, pero a medida que envejecemos, sus niveles disminuyen de forma natural.

"La abundancia de taurina disminuye con la edad y la inversión de este descenso hace que los animales vivan más tiempo y más sanos", afirma el Dr. Vijay Yadav, que dirigió el equipo de investigación en el Centro Médico Irving de Columbia.

"Al fin y al cabo, estos hallazgos deberían ser relevantes para los humanos", explicaba el doctor.

Yadav y su equipo se fijaron por primera vez en la taurina como posible catalizador del envejecimiento hace más de una década, cuando descubrieron que una persona de 60 años presenta unos niveles de taurina que apenas alcanzan un tercio de los de un niño de 5 años.

Sin embargo, aún queda mucho trabajo por hacer para comprender cómo puede influir la taurina en el envejecimiento.

Es importante señalar que, aunque aún no han comenzado las pruebas en humanos, los investigadores de la Universidad de Columbia desaconsejan aumentar proactivamente el consumo de taurina para combatir el envejecimiento hasta que sepamos más.

Se necesita un ensayo más amplio para determinar los pros y los contras de un consumo elevado de taurina.

En una entrevista con la BBC, Yadav se negó a revelar si él mismo toma suplementos de taurina, afirmando: "Esperemos a que se completen los ensayos clínicos antes de recomendar a la población en general que vaya a la estantería de un supermercado y compre taurina".

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Un transbordador eléctrico autónomo hace su viaje inaugural en Estocolmo

Mo Gawdat, experto en inteligencia artificial: "No tengas hijos si aún no eres padre"

Casi una cuarta parte de la población de la UE sigue fumando, según un nuevo estudio