Extraen del oído una araña a una mujer que oía crujidos

No es raro que los médicos encuentren objetos extraños en los oídos de las personas.
No es raro que los médicos encuentren objetos extraños en los oídos de las personas. Derechos de autor Canva
Por Euronews
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Este artículo se publicó originalmente en inglés

Unos médicos de Taiwán utilizaron un tubo de succión dentro de un otoscopio para extraer una pequeña araña y su dura cáscara exterior mudada.

PUBLICIDAD

Durante cuatro días, una mujer de 64 años oyó ruidos extraños en el oído izquierdo, como golpes, chasquidos y crujidos.

Los incesantes sonidos le causaban problemas para dormir.

Acabó en una clínica especializada en otorrinolaringología, donde le encontraron una pequeña araña en el conducto auditivo izquierdo junto con su exoesqueleto mudado.

El hallazgo se publicó el miércoles en un breve informe de la revista New England Journal of Medicine.

Los médicos de Taiwán extrajeron la araña y el exoesqueleto con un tubo de succión colocado dentro de un otoscopio, un dispositivo médico que se utiliza para mirar dentro de los oídos.

Señalaron que, en el caso de los insectos más grandes, se recomienda utilizar alcohol o un anestésico local para matar primero al insecto y evitar que se desplace y dañe el oído, a menos que se haya perforado el tímpano.

El doctor Tengchin Wang, médico del Hospital Municipal de Tainan que atendió al paciente, declaró a Euronews Next que es frecuente encontrar insectos dentro del oído por tratarse de una región tropical.

En algunos casos, un insecto "puede dañar el tímpano y causar su perforación y algunas complicaciones. Pero en mi caso, el animal era muy pequeño, así que no dañó el tímpano de mi paciente", afirma.

A menudo se dan casos anecdóticos de hormigas y cucarachas en los conductos auditivos.

Livia Chan, otorrinolaringóloga auxiliar del Centro Médico Tufts de Estados Unidos, declaró a Euronews Next que no es muy frecuente ver a personas con insectos en los oídos. Donde ella trabaja, ocurre menos de una vez al año.

Es mucho más frecuente encontrar objetos extraños, como fibras de algodón de un bastoncillo que alguien se ha metido en los oídos.

"Lo que ocurre es que cuando se utilizan bastoncillos de algodón para limpiarse los oídos, la cabeza puede romperse o pueden quedar pequeñas fibras de algodón atascadas en los oídos, así que eso es lo más habitual", explica, y advierte a la gente de que no debe utilizar bastoncillos de algodón dentro de los oídos.

Un estudio de investigadores de la Universidad de Cincinnati descubrió que, aunque la mayoría de los casos de insectos en el conducto auditivo son benignos, "un pequeño subgrupo de pacientes puede desarrollar complicaciones, como infección, pérdida de audición y molestias vestibulares relacionadas con el cuerpo extraño".

Los expertos recomiendan no intentar extraer ningún insecto del oído con los dedos o bastoncillos de algodón. Según la Clínica Mayo de EE.UU., se puede verter alcohol o aceite en el oído si no hay agujero en el tímpano para que el insecto salga flotando.

No obstante, Chan afirma que "si tiene la sensación de que hay un objeto extraño o un insecto en el oído, debe buscar ayuda profesional. Intentarlo uno mismo puede causar mucho más daño".

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Acusan a un toxicólogo estadounidense de envenenar mortalmente a su mujer con un fármaco contra la gota

Diseñan un nuevo fármaco que imita todos los beneficios del ejercicio físico

Alemania legaliza el consumo de cannabis