Elon Musk afirma que el chip cerebro-ordenador de Neuralink puede curar la ceguera

El consejero delegado de Tesla, Elon Musk, abandona la Gigafábrica de Tesla para coches eléctricos tras una visita en Gruenheide, cerca de Berlín, Alemania, el miércoles 13 de marzo de 2024.
El consejero delegado de Tesla, Elon Musk, abandona la Gigafábrica de Tesla para coches eléctricos tras una visita en Gruenheide, cerca de Berlín, Alemania, el miércoles 13 de marzo de 2024. Derechos de autor Ebrahim Noroozi/Copyright 2024 The AP.
Derechos de autor Ebrahim Noroozi/Copyright 2024 The AP.
Por Pascale Davies
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Este artículo se publicó originalmente en inglés

"La resolución será baja al principio, como los primeros gráficos de Nintendo, pero en última instancia puede superar la visión humana normal", asegura Musk.

PUBLICIDAD

Elon Musk ha afirmado que su empresa Neuralink puede devolver la vista a los monos. En esta plataforma X (antes Twitter), el jefe de Tesla y SpaceX dijo que su compañía había permitido ver a monos ciegos con su tecnología de chip cerebral. "El implante Blindsight ya funciona en monos", ha señalado este jueves.

El multimillonario también dijo que este producto de Neuralink se llamaría Blindsight, y añadió que la resolución sería baja al principio, como "los primeros gráficos de Nintendo", pero que podría superar la visión humana normal en el futuro. Musk añadió que "¡ningún mono ha muerto o ha resultado gravemente herido por un dispositivo Neuralink!".

El nuevo producto sigue a la Telepatía de Neuralink, que permite a los usuarios controlar ordenadores con la mente. En enero, Musk anunció que un paciente se estaba recuperando bien tras implantarle un chip en el cerebro y más tarde dijo que el paciente podía mover el cursor de un ratón de ordenador con la mente.

El jueves, Neuralink publicó un vídeo del paciente, tetrapléjico, jugando al ajedrez utilizando únicamente el control mental. La Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) aprobó el primer ensayo de la empresa en mayo del año pasado.

El procedimiento consiste en insertar 64 hilos flexibles en una parte del cerebro que controla la intención de movimiento. Los hilos son tan finos que tiene que implantarlos un robot. Los hilos permiten al implante grabar y transmitir señales cerebrales a una aplicación, que descodifica cómo decide moverse una persona. El implante funciona con una batería que puede cargarse de forma inalámbrica.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

EE.UU. realiza el primer trasplante de riñón de cerdo genéticamente modificado a un paciente vivo

El virus B: Esto es lo que sabemos del 'virus del mono' tras el contagio de un hombre en Hong Kong

¿Qué pasará tras el escándalo del azúcar que golpea a Nestlé?