This content is not available in your region

Cuarentenas, pases sanitarios, mascarillas... vuelven las restricciones a Europa

euronews_icons_loading
Cuarentenas, pases sanitarios, mascarillas... vuelven las restricciones a Europa
Derechos de autor  Riccardo De Luca/Copyright 2021 The Associated Press. All rights reserved
Por Euronews en español
Tamaño de texto Aa Aa

La variante Delta del coronavirus ha forzado a varios países europeos a volver a imponer restricciones a los viajes al extranjero. Alemania ha puesto el foco de atención en los veraneantes que regresan a casa tras las vacaciones. Quienes hayan estado en países considerados de alto riesgo, como España o los Países bajos, deberán pasar 10 días en cuarentena. Aunque esta medida no se aplicará a quienes estén completa mente vacunados o hayan superado la enfermedad. La cuarentena se puede acortar si se hace una prueba del coronavirus a los 5 días de su inicio y da un resultado negativo. Todos los ciudadanos deben presentar un test negativo del coronavirus a su regreso a Alemania:

- "Lo único que hay que hacer es mostrar la prueba Corona y el pasaporte, nada más", explicaba una turista nada más aterrizar.

- "También hemos recibido un mensaje de texto en el que se nos indica que debemos respetar las normas de cuarentena y otras regulaciones", añadía otra.

- "Un control un poco más estricto no tiene por qué ser ser algo malo. No, no tiene porque serlo", añadía un tercer veraneante a su regreso a Alemania.

Francia ha vuelto a imponer el uso obligatorio de mascarillas en espacios abiertos en algunas regiones, sobre todo las más frecuentadas por el turismo. Los vaivenes del Gobierno desconciertan a muchos ciudadanos:

- "Nos decimos que el Gobierno nos ha dejado libres durante el verano, para que la economía se ponga en marcha, lo que es bueno en sí mismo, sobre todo para hosteleros y el turismo en general. Y que después, en septiembre, nos reconfinarán y nos dirán que nos hemos portado mal", se quejaba una vecina de la turística isla de Córcega.

En Italia, prosiguen las protestas contra el llamado "pase verde". Esta tarjeta sanitaria certifica que se está vacunado o se ha pasado la enfermedad, y sin ella será prácticamente imposible hacer una vida normal a partir del próximo 6 de agosto.