Azerbaiyán | Vinos cargados de historia que perduran en Göygöl

Azerbaiyán | Vinos cargados de historia que perduran en Göygöl
Derechos de autor  euronews   -  
This content is not available in your region
Por Monica Pinna

¿Sabía que la producción vinícola de Azerbaiyán se remonta a 4.000 años atrás? Desde la capital, Bakú, viajamos a Göygöl, la cuna de la industria vinícola del país.

En los viñedos de Göygöl se encuentra la más antigua bodega de Azerbaiyán. La viticultura contemporánea comenzó aquí en 1860, de la mano de inmigrantes alemanes. Ha crecido constantemente y no hay mejor momento para una visita que durante la vendimia.

Göygöl, la cuna del vino de Azerbaiyán

En la planta vinícola de Göygöl hay más de 500 hectáreas de viñedos. Es una de las fincas más destacadas de Azerbaiyán. Uno de los agrónomos de la bodega me explica la historia de algunas de las vides que encontramos aquí:

"Antes de la era soviética, en los siglos XVIII y XIX crecían en Azerbaiyán más de 200 variedades de uva. Durante el periodo soviético, la viticultura fue totalmente destruida en el marco de la lucha contra el alcoholismo. Sólo sobrevivieron 38 variedades", explica Faiq Huseynov, agrónomo de la bodega Xan.

En la actualidad, la bodega cultiva quince variedades de uva, la mayoría procedentes del Cáucaso y de Europa. Ésta, por ejemplo, es una Cabernet Sauvignon francesa. Entre estas hileras de vides también hay dos de las variedades locales que aún sobreviven.

La variedad Bayan Shira es ideal para vinos secos y espumosos

"Son Madrasa y Bayan Shira, y de ellas salen grandes vinos. La variedad Bayan Shira es estupenda para producir vinos espumosos y secos", destaca Faiq Huseynov, agrónomo de la bodega Xan.

Euronews
Faiq Huseynov, agrónomo de las bodegas XanEuronews

Una vez recogidas a mano, las uvas se trasladan a la planta principal para su procesamiento. Rasim comprueba meticulosamente la calidad de la cosecha. Lleva 32 años trabajando aquí como enólogo jefe.

La cosecha de este año es de 4.500 toneladas entre uvas rojas y blancas. Se convertirán en una amplia gama de vinos para el consumo local e internacional.

Bodegas llenas de magia

Es en los oscuros sótanos de la bodega donde se produce la magia de la transformación.

"En esta bodega tenemos 152 barricas pequeñas de roble francés que se utilizan para envejecer el vino. Producimos vodka, brandy, vino tinto, blanco, y vino espumoso", cuenta Rasim Omarov, jefe de producción de los vinos de la bodega Xan.

Euronews
Rasim Omarov, jefe de producción de los vinos de la bodega XanEuronews

La empresa fue fundada por colonos alemanes, por los hermanos Fohrer y Hummel. Estos enormes barriles se conservan ahora como recuerdo de aquellos tiempos, como piezas de museo.

"Cada una de las 19 barricas de roble que ven aquí puede contener 8 mil litros. Se utilizaban para envejecer y preparar el vino para el embotellado", señala Rasim Omarov, jefe de producción de los vinos de la bodega Xan.

Unos vinos llenos de historia

Los inmigrantes alemanes no sólo dejaron una cultura del vino en la región, sino que incluso fundaron la ciudad de Göygöl, donde se encuentra la bodega. Su huella es evidente, especialmente en la arquitectura del centro de la ciudad.

"Los alemanes llegaron aquí desde Colonia en 1817. Se instalaron en cinco calles y fundaron la ciudad un año después. En aquella época la llamaron Helenendorf", nos cuenta Rita Ibrahimova, directora del Museo de la Historia de Göygöl.

Euronews
Rita Ibrahimova, directora del Museo de la Historia de GöygölEuronews

Los alemanes permanecieron en Azerbaiyán hasta 1941. Tras el ataque nazi a la Unión Soviética, Moscú emitió un decreto de expulsión de los alemanes del Cáucaso. Visitamos la casa del último residente alemán en la ciudad.

La victoria de un pequeño viticultor

¡Bienvenidos a la casa de Viktor Klein! Viktor Klein consiguió evitar la expulsión y vivió aquí toda su vida, como explica Rita Ibrahimova, directora del Museo de la Historia de Göygöl:

"Viktor Klein vivió en esta casa desde 1935 hasta 2008. Como todos los alemanes que vivían aquí, Viktor Klein era un amante del vino".

Euronews
Imagen en la casa de Viktor Klein, viticultor alemánEuronews

Como era de esperar, en la casa encontramos una bodega, una prensa de vino y herramientas que son testimonio de una larga tradición familiar.

"Esta máquina la heredó Viktor de su abuelo, que la trajo de Tiflis", nos muestra Rita Ibrahimova, directora del Museo de la Historia de Göygöl.

Una herencia que perdura en las bodegas de Göygöl

La comunidad alemana desempeñó un papel importante en la vida económica, social y cultural de la región. Una herencia que perdura en las bodegas de Göygöl.

No podríamos apreciar plenamente el auténtico sabor de Azerbaiyán sin un viaje por algunos de sus viñedos. Y aún hay más por descubrir en próximas ediciones de Explore Azerbaiyán.