EventsEventosPodcasts
Loader
Encuéntranos
PUBLICIDAD

Del unicum al aguardiente de nabo: dónde probar los licores locales únicos de Europa

Pruebe el aguardiente local en los Alpes austríacos.
Pruebe el aguardiente local en los Alpes austríacos. Derechos de autor Canva
Derechos de autor Canva
Por Angela Symons
Publicado
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Este artículo se publicó originalmente en inglés

Desde el coñac francés hasta el unicum húngaro, aquí encontrará las mejores destilerías de Europa.

PUBLICIDAD

Todo el mundo sabe que Francia rebosa de viñedos, que Portugal es el lugar donde probar el oporto y que Madeira es la cuna de su vino fortificado homónimo.

Pero la abundancia de bebidas espirituosas locales merece la misma atención. Desde el coñac francés a la absenta suiza, no hay escasez de licores emblemáticos que degustar, y el turismo de espirituosos está en alza.

Si busca una escapada diferente, aquí tiene algunas de las mejores destilerías del continente.

Beber ron en las Destilerías Arehucas, Gran Canaria

Puede que el ron tenga lazos más estrechos con islas caribeñas como Barbados y Jamaica, pero no hace falta viajar tan lejos para saborearlo en su origen.

Diríjase a Las Palmas, en las Islas Canarias, donde Destilerías Arehucas lleva cultivando su propia caña de azúcar desde 1884. Ahora, la destilería ofrece visitas guiadas y catas que le enseñarán cómo se elabora el aguardiente.

Deténgase un momento en la bodega de elaboración de ron más antigua de Europa para ver las firmas de famosos actores, cantantes y estrellas del deporte garabateadas en miles de barriles.

Las visitas duran unos 50 minutos y cuestan 7 euros.

Recorrer en bicicleta la ruta de la absenta en Suiza

Canva
Absenta suiza.Canva

Este amenazador licor verde a prueba de alcohol se ha extendido por toda Europa, pero no hay mejor lugar para probar la absenta que en su cuna: Suiza.

La Ruta de la Absenta está salpicada de destilerías, restaurantes y museos dedicados a esta bebida alcohólica a base de ajenjo. La mejor forma de recorrer esta ruta de 40 km es en tren desde Neuchâtel, o en bicicleta, si es usted un bebedor comedido.

El recorrdido pasa por Couvet, donde se originó la bebida espirituosa, que puede degustarse en la destilería Artemisia-Bugnon. A continuación, cruza la frontera hasta la histórica ciudad de Pontarlier (Francia), donde podrá visitar la destilería familiar Pierre Guy, entre otras muchas.

Notas de anís y semillas de hinojo salpicarán su ruta de intriga o náuseas, dependiendo de sus experiencias pasadas con la potente bebida.

Pruebe la "ginebra holandesa" en Holanda

Canva
La ginebra holandesa inspiró la ginebra británica.Canva

¿Le gusta la ginebra? Entonces le encantará la jenever, el aguardiente que inspiró la bebida británica a base de enebro.

También se basa en productos botánicos y bayas cítricas, pero añade malta a la mezcla para obtener unos resultados similares a los del whisky.

Encontrará destilerías de jenever por toda Holanda, donde se originó, así como en Bélgica y algunas partes de Alemania y Francia.

Pruébela en De Drie Fleschjes, que afirma ser la casa de degustación de ginebra más antigua de Ámsterdam, o diríjase a Dordrecht, en el oeste de Holanda, para visitar la destilería Rutte.

Deje el vino por el coñac en el oeste de Francia

Canva
La ciudad de Cognac es famosa por su aguardiente.Canva

Del armagnac al calvados, pasando por el pastis, Francia rebosa de bebidas alcohólicas emblemáticas que rivalizan con su renombrado panorama vinícola.

El coñac es una de las destilerías más populares. Tras visitar grandes nombres como Hennessy y Rémy Martin (visitas desde 25 euros), haga un recorrido histórico por el real Chateau de Cognac.

A continuación, salga de la comuna de Cognac y adéntrese en los ondulados viñedos de la región de Charente. Entre noviembre y marzo, podrá ver en acción destilerías como Cognac Frapin y Maison Boinaud.

PUBLICIDAD

Conozca la historia del licor de hierbas de Hungría

La bebida nacional húngara es omnipresente en los bares ruinosos de Budapest, donde también podrá profundizar en su historia en la Casa de Unicum.

Parte museo, parte destilería, cuenta la historia de la familia Zwack, que lleva elaborando la bebida desde 1790 con una fórmula secreta de 40 hierbas.

Tras contemplar fotografías familiares, carteles antiguos y recuerdos, eche un vistazo tras las cortinas de la destilería y la bodega. Aquí podrá degustar Unicum directamente del barril.

Tomada como aperitivo o digestivo, la bebida adquirió su nombre después de que el emperador del Sacro Imperio Romano Germánico José II la probara en 1790 y declarara: "Das ist ein Unikum" (esto es único, en alemán).

Las visitas guiadas con dos degustaciones duran aproximadamente una hora y cuestan 3.000 HUF (8 euros) por persona.

PUBLICIDAD

Disfrutar del aguardiente después de esquiar en los Alpes austriacos

Canva
Siga la ruta del aguardiente de la región austríaca del Tirol.Canva

Las montañas austríacas delTirol son conocidas sobre todo por el esquí, pero su aguardiente es una de las bebida preferidas. El Tirol produce variedades inusuales como el Meisterwurz, elaborado a partir de una planta herbácea conocida por sus propiedades curativas, y el Krautinger, a base de nabo, que sólo se destila en Wildschönau.

A lo largo de la ruta del aguardiente tirolés, también puede probar variedades más tradicionales como la ciruela en JP-Feindestillerie Kössler, en Stanz bei Landeck, o desde manzana hasta serbal en la destilería Rochelt, en Fritzens.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

La primera guía turística con Inteligencia Artificial está en una isla danesa

'Okupas' del portátil: Los cafés de Europa están hartos de nómadas digitales que acaparan espacio

Los hoteles de lujo más insólitos de Europa para sentirse como una estrella del rock